La inflación de la primera quincena de mayo terminó con una sorpresa, y Milei festeja

ECONOMÍA 18/05/2024 Claudio Zlotnik*
574065

La semana pasada registró la menor inflación de los últimos tiempos, de apenas el 0,1%. De esta manera, la suba de los precios de la primera quincena de mayo fue de tan sólo el 1,1% en el rubro de los alimentos y las bebidas, según la medición de la consultora LCG.

Para las últimas cuatro semanas, la consultora midió una inflación promedio del 1,8% en los alimentos. La más baja de los últimos años.

La novedad es una buena noticia para Javier Milei: da cuenta de un proceso de desaceleración inflacionaria muy potente.

El Gobierno necesita de esta tendencia para salir del debate del atraso cambiario, que en las últimas jornadas fue observado por distintos economistas que son referentes para la Casa Rosada: desde Domingo Cavallo a Emilio Ocampo y Miguel Angel Broda.

El Presidente viene rechazando esa posibilidad, incluso haciendo imitaciones en sus últimas presentaciones en público.

Luis Caputo está enfocado en una baja de la inflación tal, que le permita afirmar que el crawling peg del 2% mensual es suficiente para evitar el atraso del tipo de cambio.

Qué pasa con los precios

Como viene sucediendo en los últimos meses, el único rubro que se despega y marca un alza superior es el de los lácteos: la semana pasada se incrementaron 2,5% en promedio.

En el sentido contrario, hubo deflación en productos clave de la mesa familiar: desde las carnes a las verduras, aceites y frutas.

Junto con los lácteos, el rubro que sigue en el ranking de los incrementos es el de los panificados, con el 1,4%.

El objetivo de Milei

Para tener una idea del contexto de hoy: la inflación, del 8,8% en abril, podría cerrar en torno al 5% este mes, de acuerdo a las expectativas del propio Gobierno.

La clave para que este esquema funcione y, efectivamente, Milei pueda confirmar que se puede vivir con una moneda cada vez más revaluada, depende de que el Gobierno logre una desaceleración inflacionaria contundente que habilite una mejora real de los ingresos de los trabajadores.

La semana pasada registró la menor inflación de los últimos tiempos, según el monitoreo de algunas consultoras
De otra forma, si la inflación no baja fuerte, la percepción será que el atraso cambiario llegó para quedarse. Y ya se sabe cómo terminan esas burbujas en la Argentina. Explotando más temprano que tarde.

Para lograr esa baja sensible de la inflación, la mayor posibilidad es que el precio de las tarifas vuelva a congelarse. Que no haya actualización de las boletas en los próximos meses. Sólo así podría caer la inflación "núcleo", que es la mejor manera en que la sociedad perciba la desaceleración de los precios.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE