En Rafaela una campaña chata y sin propuestas

EDITORIAL Por
Con Castellano recostado en números alentadores, Viotti con un irritante miedo a perder un voto, sólo Muriel intenta darle contenido a una campaña anodina
ideas

Faltan sólo 10 días para que la veda electoral comience a regir y que los candidatos puedan decir formalmente que no pueden hablar para no infringir la ley.

Sin embargo pareciera que la veda comenzó mucho antes o bien que estuvimos en veda desde el mismísimo 28 de Abril cuando culminaron las PASO.

Lo cierto es que estamos asistiendo a una campaña "chata"y sin propuestas, lo que no nos permite vislumbrar si existen ideas, la falta de estas sería ya muy grave y estaríamos en problemas.

El actual Intendente Luis Castellano se recuesta en números que por ahora lo dejan tranquilo y que le estarían asegurando un triunfo seguro y por ende su continuidad como Lord mayor de la ciudad.

La actitud mezquina del Intendente se puede entender en estas épocas de campañas marketineras en dónde priman los consejos de los gurús de turno en desmedro de las ideas.

Castellano sabe que va primero y no le interesa polemizar, no quiere sobresaltos, en el fondo le teme al debate y las propuestas originan debates. 

Lo que resulta difícil de entender es la "chatura" de, quién pretende arrebatarle el puesto a Castellano, Leonardo Viotti: Una campaña basada en la imágen, sin propuestas concretas, sin proyectos reales para una ciudad que reclama un cambio de hombres y de ideas, absolutamente pobre en su contenido, quizá eficaz, pero demasiado elemental, al borde de la subestimación de la inteligencia de los votantes.

Quién logra medianamente destacarse en esta maraña de fotografías vacías de contenido es Fernando Muriel, que con una propuesta simple busca despertar al aletargado electorado ya casi acostumbrado a lo insignificante y banal.

La ciudad se merece otra campaña, los problemas reales no se solucionan con una linda foto o aclarándose el cabello ni dejándose la rala barba para parecer tener más experiencia. 

HACEN FALTA IDEAS Y PROYECTOS, quizá en estos tiempos sea mucho pedir, pero es lo que nos va a permitir saber elegir y no lamentarnos después.

Faltan diez días para el comienzo de la veda electoral, pareciera que ya estamos, ojalá no transitemos la etapa de la veda de ideas.

Te puede interesar