El Gobierno negocia con las empresas para que no suban los precios de los productos esenciales

ECONOMÍA Por
Las autoridades de Comercio quieren mantener el compromiso con los consumidores y que no suban los 64 artículos básicos hasta fin de octubre. Se apoyan en la eliminación del IVA en la etapa final. Preocupan los efectos de la devaluación y el mayor costo financiero
Precios-Esenciales-Coto-10

La quita del 21% de la alícuota del IVA al precio final de un grupo de productos de la canasta básica rápidamente comenzó a reflejarse en las cadenas de supermercados. Sin embargo, los Productos Esenciales mantienen los valores pactados en abril, mientras que las empresas de consumo masivo negocian con la Secretaría de Comercio aumentos tras la devaluación del 20% de la semana pasada.

Según fuentes oficiales y privadas, el secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, comenzó a negociar en los últimos días con las pocas empresas que participan del programa oficial, pero aún no fueron acordados nuevos valores. "Seguimos vendiendo a precio viejo", dijeron en una importante alimenticia. De todas maneras, el objetivo del Gobierno es cerrar en breve un nuevo acuerdo que, tras la quita del IVA, permitiría que los 64 productos esenciales mantuvieran su precio hasta fines de octubre.

¿Qué sucedió? A fines de abril, el Gobierno acordó con algunas empresas de consumo masivo mantener congelados los precios de 64 productos básicos por seis meses. Se los llamó Productos Esenciales y se ubican por debajo del promedio de cada categoría.

Tras la devaluación y el fuerte aumento de los costos de los componentes importados, como la mayor carga financiera, las compañías comenzaron a pedirle a la Secretaría de Comercio incrementar esos precios, al igual que lo estaban haciendo con el resto de los artículos que no se encuentran en el programa oficial. De hecho, enviaron listas a las cadenas con subas del 15% promedio.

El impacto sobre los costos de producción

Durante la primera semana tras la estampida del dólar, el Gobierno les pidió calma y les postergó la negociación. El objetivo era analizar en qué valor se estabilizaba la divisa y cómo ello impactaría en los precios. Pero lo que siempre Comercio Interior tuvo claro es que el compromiso con los consumidores no debería tocarse: los precios de los 64 ítems tenían que mantenerse al mismo precio que cuando fueron acordados.

Y mientras que las empresas seguían presionando por lograr una recomposición de los precios, llegó la eliminación del IVA a varias categorías de la canasta básica. Y fue esta quita impositiva lo que le permitirá al Gobierno mantener su compromiso.

"Se está negociando con cada una de las empresas cuánto les incidió la devaluación en los costos de sus productos para autorizar aumentos", dijeron fuentes oficiales. Lo mismo pudo recabar Infobae de varias empresas alimenticias que participan del programa. Todavía no están cerradas estas negociaciones, pero en algunos casos se les podría permitir un aumento equivalente a la quita del IVA y en otros, de menos, lo que podría terminar incidiendo en una baja del precio final al consumidor, reconocieron las fuentes. También hay casos de productos que requerirían una suba superior al 20% producto de la devaluación, pero en Comercio aseguran que no avalarán que los Esenciales suban de precio en la góndola.

La lógica es la siguiente: con la quita del IVA a varias categorías de productos básicos, los 64 artículos esenciales deberían bajar de precio en un 17%. Pero eso no sucederá, ya que la eliminación del impuesto sólo se otorgó en el eslabón final de la cadena, por lo que el resto sigue tributando IVA sumado a los mayores costos devenidos por la devaluación y la suba de las tasas de interés.

Análisis caso por caso

En la discusión con las empresas, el Gobierno toma en cuenta el posicionamiento del producto esencial dentro de cada categoría. Como el resto de los productos subieron, o lo harán en breve, Comercio está haciendo un análisis fino para que esos artículos se mantengan en similar posición respecto del precio anterior a la devaluación. "Si el producto nos queda muy abajo en su categoría, tampoco sirve porque provocaría desabastecimiento. Tiene que ser una decisión racional", dijeron las fuentes.

Los productos alcanzados por la quita del IVA hasta el 31 de diciembre son pan, leche, aceite de girasol y mezcla, pastas secas, arroz, harina de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba mate, mate cocido y té, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogures y azúcar. Y los 64 productos esenciales integran estas categorías.

La medida del IVA fue implementada en los supermercados a las 48 horas de haberse publicado en el Boletín Oficial, y fue tan rápida que, ese primer día, las cadenas cambiaron los precios a la baja también de los Esenciales. Pero este recorte duró poco. Comercio les comunicó rápidamente cuál era la negociación que estaba llevando a cabo con las empresas y los precios volvieron a ser los de antes.

 

 

Con información de www.infobae.com sobre una nota de Natalia Donato

Te puede interesar