“Haber conseguido firmar el protocolo sanitario con China nos abre un mercado que no tiene límite”

ECONOMÍA Por
Luis Miguel Etchevehere, ministro de Agricultura, explicó cuál es el alcance del nuevo acuerdo comercial firmado.
LUIS MIGUEL ETCHEVEHERE

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, estuvo en el programa radial ‘Cada Mañana’ y brindó detalles del nuevo convenio que firmó el Gobierno nacional con China. “El acuerdo para la venta de harina de soja a China es una gran noticia para la industria argentina. Argentina es el principal exportador mundial de harina de soja”, declaró entusiasmado.

 “Haber conseguido firmar el protocolo sanitario con China nos abre un mercado que no tiene límite”, remarcó el funcionario oficialista. En este sentido, explicó que “el polo de la harina y el aceite de soja en nuestro país emplea a 345 mil personas. Es el 16 por ciento del empleo que tiene la agroindustria en Argentina”. La apertura de este mercado le significará al país una mayor apertura al mundo y el crecimiento de empleo de calidad.

Etchevehere no dejó pasar la oportunidad de comparar la gestión actual con la del kirchnerismo. Puntualmente, se refirió al aspecto económico y a las relaciones internacionales. “Esto habla de lo que significa la reinserción inteligente que viene haciendo el presidente Macri durante su mandato que generó la confianza suficiente para que comparado con el gobierno anterior que se firmaban uno o dos protocolos sanitarios por año, en estos dos años hemos firmado doce”, manifestó.

De acuerdo con el ministro, cuando se firma un protocolo sanitario, se abre una puerta hacia esa actividad. “También la oportunidad gracias a la tecnología que tiene su industria molinera se nos abre por este conflicto –EEUU vs China– que China debe estar diversificando su fuente de abastecimiento y Argentina está a la altura de cumplir con ese requerimiento”, analizó.

La guerra comercial entre el presidente norteamericano y el mandatario chino ha generado mucha repercusión en la economía mundial, es por ello que Argentina, en algún aspecto, podría verse beneficiada. “Este año vamos a cerrar con el 87 por ciento de la soja que se cosechó en Argentina va a salir procesada. Argentina permite la importación de soja de otros países para procesarla”, detalló.

En este punto, intervino el columnista de economía, Willy Kohan, quien advirtió que los molinos argumentaban que las retenciones de la soja son iguales a las de la exportación de harina y eso significaría una distorsión importante en el mercado. A lo que contestó Etchevehere: “Eso nos jugaba en contra respecto al acceso a mercados. Al cambiar esa situación logramos el acceso al mercado europeo del biodiesel y estamos encaminados para volver a EEUU con el biodiesel. Estamos trabajando en la posibilidad de reintegros, poder devolver impuestos internos para hacer más competitivo el agregado de valor en Argentina”.

En plena campaña electoral, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca firmó un protocolo sanitario con China, que le abre las puertas al país a un nuevo mercado, la exportación de harina hacia tierras asiáticas. Uno de los factores que favoreció este convenio es la guerra comercial internacional que tiene como protagonistas a dos grandes potencias.

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar