Betiana Hischier está fuera de peligro

LOCALES Por
Afortunadamente la joven mujer se encuentran fuera de peligro y recuperó la conciencia. Por la fiscal que interviene en la investigación, Mirna Segré, no sería un caso de violencia de género
IMG-20190919-WA0000
IMG-20190919-WA0000

En relación a la mujer rafaelina de 38 años, que se encuentra internada en el Hospital “Jaime Ferré” de esta ciudad, luego de haber ingresado en estado de coma después de que alguien le propinase un fuerte golpe en la cabeza con un objeto contundente, y que es motivo de arduas investigaciones, felizmente se puede informar que la paciente recuperó la conciencia y se encuentra estable.
De acuerdo a información altamente calificada a la que se accedió, la joven mujer  Betiana Hischier y que trabaja en una clínica de ojos del barrio 9 de Julio, “recuperó la conciencia (había ingresado en coma) y sigue internada en la Unidad de Terapia Intensiva”.

Asimismo se pudo saber que Betiana “evoluciona bien, incorpora líquidos, y su estado general es estable”, nos dijeron; agregando que “por supuesto que con un shock emocional por la situación vivida”, se apuntó.
De todas maneras lo importante es que está estable, evoluciona bien y ya no hay riesgo por su vida.
Otro punto importante es que ayer distintas versiones indicaban que la mujer había perdido masa encefálica, lo cual fue desmentido por nuestra fuente: “No hubo pérdida de masa encefálica. Tuvo fractura de cráneo con hundimiento”.

EL HECHO
Alrededor de las 9 de la mañana del jueves, uniformados pertenecientes a la Comisaría 13ª debieron acudir ante un llamado que pedía ayuda por una mujer gravemente herida de un golpe en la cabeza, en un domicilio particular de calle Emiliano Cerdán al 1700, barrio Güemes de esta ciudad.
Ya en el lugar del hecho, los policías verificaron que en la vivienda se encontraba presente una mujer con graves lesiones en la cabeza, que emanaban gran cantidad de sangre.
Por ello se llamó con urgencia a un servicio de emergencias médicas, y la mujer fue trasladada hasta un centro médico para su atención.
Desde un primer momento, y debido a los indicios, se creyó estar ante un presunto caso de violencia de género, ya que la mujer podría haber sido golpeada en la cabeza por algún sujeto conocido de ella, pero aunque se intentó en la víspera fue imposible tomar contacto con la fiscal del caso la Dra. Mirna Segré, debido al hermetismo reinante en torno a este hecho.

Fuente: La Opinión

Te puede interesar