Ni olvido ni perdón: en la CGT aún hay bronca por las históricas críticas que recibieron desde la CTA

POLÍTICA Por
Entre los cegetistas sobrevive el enojo porque desde la central K los trataron de “ladrones” y “corruptos”. “Deberían retractarse”, reclaman en la central peronista.
CGT

En una reunión de prácticamente todos los sectores sindicales que integran la CGT y que se hizo en la tarde de este miércoles en la sede de UPCN se terminó de definir que la eventual unidad con la CTA kirchnerista vienepara largo, muy largo. Es más: entre los capos cegetistas hay mucha bronca acumulada con sus pares ceteistas.

​"Antes de venir a plantear la unidad con nosotros deberían tratar de unirse entre ellos", bramó un dirigente cegetista en la reunión de UPCN en referencia a que actualmente co existen dos CTA.

También se planteó que antes de buscar la unificación los dirigentes ceteistas deberían "retractarse públicamente" de todas las críticas que hicieron a sus pares de la CGT en los últimos 20 años. "Nos trataron de ladrones y corruptos", se escuchó en el encuentro.

"También deberán retirar las denuncias por falta de libertad sindical en la Argentina que hicieron en todos estos años en la OIT", apuntó otro integrante de la conducción cegetista en el encuentro de este miércoles.

Tan fría viene la posible unidad con la CTA que un esquema que barajan en la CGT es que la central sindical peronista elija a sus nuevas autoridades en su congreso el 22 de agosto de 2020 y que recién ahí se apruebe la incorporación de los gremios ceteístas.

En otras palabras: esos sindicatos no tendrían incidencia en la elección de las futuras autoridades cegetistas.

En su congreso de la semana pasada, la CTA kirchnerista aprobó la moción de buscar la unidad con la CGT.

Tras la reunión, el cosecretario general cegetista Héctor Daer dijo a la agencia estatal Télam: "Se analizó la marcha del proceso de unidad de la CGT, que lógicamente implicará discusiones y tiempo". Y aclaró que "los gremios que deseen reinsertarse deberán renunciar primero a la CTA".​

Con sus palabras, Daer volvió a rechazar de plano una eventual unificación de las dos centrales, al estilo uruguayo de PIT-CNT.

En la CGT solo permitirán que la CTA se disuelva y que entonces sus dos gremios con personería gremial (CTERA y APA) ​regresen a la entidad madre.

En declaraciones a El Destape Radio, este jueves el titular de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia, lo explicó así: "Se analizó el regreso de la CTA a la CGT. Los estatutos de la CGT son claros. Si los sindicatos de la CTA toman la decisión de volver tendrán que hacer su pedido individual para ingresar a la CGT. No viene toda la CTA sino que cada sindicato tiene que pedir su incorporación”.

Y redondeó: "La CGT siempre fue abierta y nunca ha dejado afuera ningún sindicato. El que se fue lo hizo por su cuenta. Vamos a analizar cada pedido de los sindicatos que pidan sumarse".

De la reunión participaron los cosecretarios generales cegetistas Héctor Daer y Carlos Acuña, Gerardo Martínez (UOCRA), el ferroviario Sergio Sasia, el estatal Andrés Rodríguez, el metalúrgico Antonio Caló, el colectivero Roberto Fernández y el taxista Omar Viviani, entre otros.

Hubo representantes de todos los sectores gremiales, salvo dos que explícitamente no fueron invitados: el moyanismo y la Corriente Federal que lidera el bancario Sergio Palazzo.

Es que la intención de la reunión era contarle a los demás el encuentro que la mesa chica cegetista había mantenido la semana pasada justamente con Hugo Moyano y Palazzo.

Del jefe camionero se sabe que entre otros gremios genera resistencia su intención de colocar a alguien propio en la Secretaría de Transporte en un eventual gobierno de Alberto Fernández.

El colectivero Fernández y el maquinista Omar Maturano -cayó enfermo y estuvo ausente en UPCN- son dos a los que las intenciones de Moyano más inquietan.

Moyano y Palazzo también fueron mencionados en la reunión a raíz de un encuentro que Gerardo Martínez informó a sus pares cegetistas mantuvo hace días con el piloto Pablo Biró.

"No tengo jefe", le habría expresado Biró a Martínez para evitar que se lo asocie con el camionero o con el bancario.

Según transmitió el líder de la UOCRA, Biró le planteó que quiere participar de las reuniones para el rearmado de la CGT y que junto a él están los gremios de los farmacéuticos y los molineros.

Aunque aún es temprano, algunos dirigentes cegetistas ya vislumbran que el único esquema que podrá prosperar para la unidad es que la conducción recaiga otra vez en un triunviro y no en un unicato.

 

 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Carlos Galván

Te puede interesar