El tiempo - Tutiempo.net
Últimas publicaciones

Las islas Santiago y Paulino con kayak, playa y viñedo

TURISMO 06/02/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
D6XJ26IQIRCPLFYO2HPOFKMVRQ

Para quienes viven en la zona de la Ciudad de Buenos Aires y alrededores, es bueno saber que no todas las islas están en el Delta, o sea la zona norte del Gran Buenos Aires. En la zona sur del GBA también hay territorios separados del continente y en particular hay dos islas enfrentadas que ofrecen encantos visuales, gastronómicos y deportivos como para hacer una escapada.


Se trata de las islas Santiago y Paulino, que están a 20 minutos de lancha y en las que es posible disfrutar de palear sobre un kayak, para los amantes del canotaje, como se hacer un rato de espaciosas playas del Río de la Plata y hasta de una caminata que puede llevar al visitante a un viñedo.

Isla Santiago: muelles de pesca, senderos y mucha vegetación
La isla Santiago se encuentra a solo diez kilómetros de Ensenada y a unos 60 de la Ciudad de Buenos Aires. A simple vista se destacan sus muelles en donde la pesca es la actividad principal, pero también hay muchos senderos rodeado de una potente vegetación entre la que se pueden observar las casas de chapa y madera recostadas en la costa del río Santiago.

El acceso es a través de un puente levadizo, que une al continente con la isla y que es posible de hacer para quienes vayan en auto o bicicleta Incluso, en transporte público, porque el colectivo 275 llega hasta Santiago. Aunque hay un detalle con este servicio de transporte: no entra a la isla los fines de semana

Los caminos de la isla son angostos y con ligustrinas para delimitar los diferentes lotes en los que se levantan las casas, todas de madera y chapa, construidas sobre pilotes de madera o, en algunos casos, de hormigón para eludir las posibles consecuencias de las crecidas del Río de la Plata.

El verano o los fines de semana largo son los momentos pico de visitas a una isla en la que viven menos de 300 personas y en la que funciona un camping municipal, además de un puesto de Prefectura Naval. El lugar, además, tiene una gran ventaja: cuenta con energía eléctrica y agua potable.

La mayor movida turística puede encontrarse en el camino que recorre el canal de acceso al Puerto de La Plata, en el que es posible, además de caminatas, hacer paseos en bicicletas o, incluso, en rollers o monopatines. Ahí se encontrará también un almacén y un kiosco-bar que funcionan como una suerte de proveeduría tanto para artículos de pesca como para otro tipo de abastecimientos gastronómicos al paso.

Isla Paulino: del otro lado del canal, un lugar óptimo para el descanso y el deporte
Cuando en 1890 se construyó el Puerto La Plata de Ensenada, se abrió un canal que dividió la isla Santiago tal como era antiguamente y dio nacimiento a dos islas: la nueva (y actual) isla Santiago -naturalmente más chica de lo que era antes- y la isla Paulino, que se denominó así en honor al inmigrante italiano Paulino Pagani, quien fuera uno de sus principales habitantes.

Con el tiempo, sus balnearios pasaron a ser de los más visitados de la costa de La Plata. En este caso, el acceso es desde el muelle que se encuentra en el municipio de Berisso y que da al canal que desemboca en el río Santiago. Hay un servicio de lanchas que lleva y trae a los residentes y a los visitantes.

Todo lo acuático es lo más destacado de la isla Paulino. Y además de disfrutar de las amplias playas de arena fina que dan al Río de la Plata y del avistaje de diferentes especies de aves, como biguás, gaviotas o garzas mora, se pueden practicar deportes de agua, como el kayak o la pesca.

Y, para los que no quieren hacer tanta playa ni actividades de agua, pueden caminar por los senderos que conducen a la famosa Quinta de Miguel. Un lugar que además de decenas de árboles frutales tiene una particularidad única en la zona de La Plata, Berisso y Ensenada: en la quina funciona el único viñedo de la zona.

Con informacion de Todo Noticias.

Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE