El tiempo - Tutiempo.net

Paula Chaves: "Con Pedro estuvimos un mes y medio separados dentro de la misma casa"

ESPECTÁCULO 12/05/2024 G24N G24N
descarga (1)


"Es actriz, conductora, modelo. Es mamá y esposa", fueron las palabras que eligió Priscila Crivocapich para presentar a Paula Chaves en esta nueva edición de Protagonistas. "Dios! Estuvimos poniéndonos al día un poquito. En todo este tiempo tantas cosas pasaron y tantos años, Pau porque ¿te acordás: la primera vez que nos vimos fue hace 20 años literal?. Y Paula le respondió: "Sí, ¿dónde fue? En un scouting de Pancho Dotto? ¡Todas las cosas que pasan en 20 años!".

 La tapa
Paula comentó: "Y siempre me preguntan con qué soñabas o qué aspiraba... Yo desde el día número uno quise ser mamá, siempre tuve eso de querer maternar, estar embarazada y tener bebés y hoy tengo tres... Todo lo que se fue dando en el laburo, con la moda, con el Bailando que fue en el 2010, hace catorce años, fue todo como muy rápido".

 
Y prosiguió: "Todos los ciclos fueron pasando de un escalón al otro sin planearlo, me fueron sorprendiendo, se dio todo tan rápido, tan maravilloso, tan mágico y pasó. Y hoy por hoy me encuentro en un momento de mi vida, que me encanta, que miro para atrás y digo "guau, todo lo que hice, todo lo que me queda por hacer y estas tres personas que salieron de adentro mío, que yo las cociné y las tuve acá adentro y ahí los veo siendo tres niños y no lo puedo creer. El paso del tiempo es un flash".

 
"Se dio todo tan rápido, tan maravilloso, tan mágico y pasó. Y hoy por hoy me encuentro en un momento de mi vida, que me encanta, que miro para atrás y digo "guau, todo lo que hice, todo lo que me queda por hacer y estas tres personas que salieron de adentro mío..."
Priscila: ¿ Y estás enamorada de la maternidad?

Paula: Sí, estoy enamorada de la maternidad, pero no hay que romantizar la maternidad. Me parece que nos falta un poco más hablar de ese lado B en el que todo también es súper difícil. Siendo mamá te encontrás con las peores sombras y las peores cosas que puedas tener ocultas. Si la maternidad te atraviesa, un hijo viene a a destapar y a sacarte todas las capas de la cebolla para que digas "bueno, rompete y nacé de nuevo junto con tu hijo". Y eso fue que siento lo que me pasó a mí con cada bebé.

 "Estas tres personas que salieron de adentro mío, que yo las cociné y las tuve acá adentro y ahí los veo siendo tres niños y no lo puedo creer. El paso del tiempo es un flash".
Priscila: ¿Me hablás de los miedos?

Paula: Por ejemplo, de los miedos y cosas propias también. Muchas veces me encuentro en situaciones en donde me doy cuenta que no son mis hijos, sino que es algo que tengo que laburar yo. Entonces es el espejo todo el tiempo...

Priscila: ¿Es ese temor a que le pase algo?

Paula: Miedos vas a tener desde el día que nacen hasta... Es el miedo eterno porque al principio tenía miedo de la cuna, de que se me ahogue con el reflujo, de que el huevito, que si le pasa algo... Cuando sea más grande es si vuelve del boliche, dónde está, quién está manejando, si tomo...

Priscila: Y no te falta tanto para la primera en boliche...

Paula: No, ya estoy con Oli que va a cumplir 11 años y encima viene todo como muy rápido. Yo empiezo a ver como signos de preadolescencia que digo yo las tenía capaz que los 15 y mi mamá como que me espera así, en el sillón, con una copa de vino mirándome como diciéndome "ah, llegaste, a ver así te quería encontrar a vos", le veo como una cosa ahí todo lo que me quiere decir pero bueno, nada, está buenísimo.

Paula Chaves y sus hijos
Priscila: ¿Y la diferencia entre la primera, Oli, y la tercera, vos como mamá?

Paula: Filipa que es la tercera va a cumplir cuatro años, me agarró un poco más relajada pero al mismo tiempo ella también es otra, cada uno tiene una personalidad muy distinta.

Priscila: ¿El más parecido a vos?

Paula: Balthazar, el del medio... Dicen que con el hijo con el que más chocás (en el buen sentido), con el que más ahí rispideces tenés, es el que más se parece a vos. Y muchas veces me encuentro diciéndole cosas a él y en realidad me las tengo que estar diciendo yo. Son un espejo nuestro los hijos.

 "Miedos vas a tener desde el día que nacen hasta... Es el miedo eterno porque al principio tenía miedo de la cuna, de que se me ahogue con el reflujo, de que el huevito, que si le pasa algo..."
Priscila: ¿Y el más parecido a Pedro?

Paula: Todos tienen un poco de los dos. O sea, en personalidad Oli puede ser más parecida a mí, Balthazar -en personalidad- puede ser un poco más parecido a Pedro pero tiene mucho de mí también. Es como que vas encontrando un poco y van cambiando mucho también, como que van mutando. Y esto de criar... Es una responsabilidad enorme tener que criar tres seres humanos e inculcarles buenos valores y cosas lindas.

La vez pasada estábamos estudiando con Balta y con Oli en la misma mesa, y Oli hablaba y hablaba, no paraba un segundo... Le dije "¿te podés callar un segundo?". Y me respondió: "Le estás explicando mal". Le contesté: "No le estoy explicando mal, le explico como puedo"... Me advirtió: "Todo el colegio va a saber que le estás explicando mal a Balthazar". Le digo: "Sabés que a mí no me importa lo que diga todo el colegio. Yo me fijo mucho en mí, la mirada no me importa"... Quedó eso ahí. A las 2 horas me dice "mamá, ¿por qué no viniste a leer el libro de inglés del colegio?". Le digo: "bueno, porque mi inglés no es tan fluido y van otras mamás que tienen un inglés más fluido, la verdad que me daba como un poco de cosa". Y me dice "No es que no te importaba la mirada ajena?". Decís "Dios! Claro", dar tanta información después también te vuelve un poco en contra... Como que registran todo y está buenísimo también que pase eso. Es duro criar, pero es lindo.

 "Dicen que con el hijo con el que más chocás (en el buen sentido), con el que más ahí rispideces tenés, es el que más se parece a vos".
Pedro Alfonso y las etapas del amor
Priscila: Ahí me hablaste de Paula como mamá, ahora pasemos a Paula como esposa. Hoy te googleo más allá de de haberte estudiado para la entrevista y más allá de conocerte, y está presente la crisis que tuvieron con Pedro, que los dos la aceptaron... Se los ve espectacular porque acaban de volver de viaje...

Paula: Crisis uno tiene todo el tiempo. No sé si le pondria el título de crisis. Siento que la pareja pasa por diferentes etapas y cuando tenés hijos también te desencontrás un montón.

 "Todos tienen un poco de los dos. O sea, en personalidad Oli puede ser más parecida a mí, Balthazar -en personalidad- puede ser un poco más parecido a Pedro pero tiene mucho de mí también. Es como que vas encontrando un poco y van cambiando mucho también"
Priscila: ¿Ya cuántos años van juntos?

Paula: Este año van diez de casados y trece, juntos. Es un montón. Y nosotros nos divertimos como si fuésemos novios. Cuando tenemos un rato para nosotros nos divertimos como si fuésemos novios, y tenemos nuestras peleas... Estuvimos prácticamente un mes y medio separados dentro de la misma casa, y después volvimos con más fuerza pero siento que no se le puede poner el título de crisis. Siento que crisis es otra cosa. Nosotros estamos aprendiendo juntos a maternar y a paternar a la par...

"Estuvimos prácticamente un mes y medio separados dentro de la misma casa, y después volvimos con más fuerza pero siento que no se le puede poner el título de crisis. Siento que crisis es otra cosa. Nosotros estamos aprendiendo juntos a maternar y a paternar a la par..."
Priscila: ¿Y cuál es el secreto entonces para contar la parte linda porque hoy la vida se trata de algo muy inmediato. Las parejas se juntan y terminan, de repente, en un año pasaron tres parejas... Salió con uno, con otro, nadie se compromete... Y ustedes realmente, que su pareja fue pública, es como que transitan algo hermoso, y mostrás la familia, el matrimonio, cómo se eligen... Trabajan juntos...

Paula: Nosotros estamos enamorados y somos como eternos novios. Nos admiramos mucho y nos divertimos mucho. que eso para mí también es clave. Lloramos de la risa juntos. Y Pedro me ayudó mucho en esto. De hecho antes era más peleadora y capaz que era un portazo y chau... Como que ahora no tengo opción porque no me puedo ir a ningún lado... Una vez me dijo "peleemos para construir, no para destruir". Yo soy muy calentona y él tal vez es más tranquilo y nos vamos complementando a veces, él es demasiado tranquilo y yo como que levanto la energía y somos como medio un complemento los dos. Obviamente que tenemos nuestras peleas, nuestros momentos, pero nos admiramos y nos divertimos. Para mí el divertirse es clave.

 "Nosotros nos divertimos como si fuésemos novios. Cuando tenemos un rato para nosotros nos divertimos como si fuésemos novios, y tenemos nuestras peleas..."
Yo soy la misma de siempre. Siento que para mí el ser auténtica es lo que a uno le ayuda. Porque sino es como que vas por la vida presentándote de una forma que después no podés sostener. Y lo mismo con mi laburo. También las veces que me tocó estar al frente de un programa de televisión o lo que sea yo decía, no puedo ponerme en un rol de conductor toda seria, porque yo no soy así.

O sea, a mí me pasa que me equivoco, me río de mí misma y me divierte mostrarme así y me acepto. Hoy me acepté. Tal vez de más chica tenía más luchas internas pero siempre con los pies bien sobre la tierra. Hoy me acepto así tal cual soy, pero eso es parte de las inseguridades que tiene cada uno con su crecimiento. Hoy lo veo a la distancia tal vez hablando con mi hermana más chica o con mi prima que me vienen con ciertas cuestiones y yo les digo "¡cómo me encantaría tener un problema de ésos!"... El otro día me encontraba diciéndole a Jose que es mi prima más chica, que tiene 25 años, que esto te tenía que pasar... O sea la vida es esto, es como una regla donde todas las cosas tienen que ir sucediendo. Esto ahora te tenía que pasar porque es parte de la vida.

Ser la hermana de Delfina Chaves
Priscila: Me la nombraste a Delfi (Delfina Chaves) que ahora está con un éxito... Se corona como reina. Hoy verla en el lugar donde está y verla haciendo el papel de Máxima, ¿qué te genera?

Paula: Todo... Orgullo, emoción, ver todo el camino que ella recorrió porque siempre fue súper estudiosa, siempre supo muy bien lo que quería. Cuando tenía 10 años le pidió a mi mamá que la lleve a las clases de teatro y tal vez no teníamos plata para pagar las clases de teatro, entonces se anotaba en el taller extra que daba a su colegio... Cuando tuvo 16 años, se juntó una platita y pidió ayuda y se fue a Los Ángeles a estudiar... Lo tenía en la sangre y tenía su propósito muy marcado y esto del estudio, -porque ella siempre fue de estudiar, un idioma, o clases de teatro, siempre curiosa, de querer un poco más-... Y no es por haber tenido una hermana famosa... Yo creo que si pudiera cambiarse el apellido, se lo cambia.

 "Hoy me acepto así tal cual soy, pero eso es parte de las inseguridades que tiene cada uno con su crecimiento".
Tenemos una relación divina, pero ahora soy la hermana de Delfina. Y me encanta eso. Me genera mucho orgullo. Es una grosa lo que logró. Pero para mi sigue siendo la Delfi chiquita. Ella nació cuando yo tenía 11 años... Esta cosa maternal, que la tengo desde siempre, hizo medio que yo la maternara, la crié... Era como era mi juguete y tenemos una relación así también como de madre e hija siendo hermana. Entonces todo el tiempo tenemos como que estar auto chequeando para corrernos de ese lado ambas. Pero la verdad me da mucho orgullo y estoy muy contenta por todo lo que le está pasando.

"Era como era mi juguete y tenemos una relación así también como de madre e hija siendo hermana. Entonces todo el tiempo tenemos como que estar auto chequeando para corrernos de ese lado ambas".
Priscila: ¿Te acordás el día que te lo contó?

Paula: Sí, encima me lo contó y no podía decir nada... Nunca pensé que iba a tomar semejante magnitud con todo lo que generó... Verla en todos los estrenos o en las alfombras rojas, o cuando gente de las redes sociales me mandan fotos, mensajes al estilo: "Estoy en Ámsterdam, mirá la foto de tu hermana" y ves un cartel gigante... Es una genia, la verdad es una grosa porque todo lo que se propuso lo logró... Mil veces le dijeron que no, me acuerdo de castings que volvía llorando... A mí se me estrujado el alma porque era su ilusión después de volverse.

 "Tenemos una relación divina, pero ahora soy la hermana de Delfina. Y me encanta eso. Me genera mucho orgullo. Es una grosa lo que logró. "
Priscila: Pero a vos también te pasó...

Paula: Sí, pero nunca con tanta pasión como la que ella vivió esto. Entonces ahí me agarraba esta cosa de decie: "ay, ojalá que no sufras nunca y quisiera que quedes para todo, pero bueno también es parte de la vida". Todos tuvimos no, y hay que pasarlos y entenderlos para aprender también a valorar lo que viene después.

Priscila: Y también la ves enamorada...

Paula: No sé si puedo hablar porque me tiene bajo amenaza... No conozco al novio todavía. Lo conozco por videollamada... Mi papá sí que viajó allá, a Holanda y hablamos por videollamada. Imagínate él intentando hablar con Pedro que no habla una palabra en inglés. O sea, cuando vinieron para acá, yo estaba en Carlos Paz... Ya va a darse un momento para juntarnos todos, pero parece un chico divino y ella está feliz. Y las fotos que manda se le ve bárbara y por lo que me cuenta es un amor, así que bienvenido.

 
De peleas, besos y reconciliarse en el escenario
Priscila: Justo ahí nombraste que estabas en Carlos Paz con Pedro y vuelvo un poquito a él: ¿Cómo les afectó o cómo llevan el tema de trabajar juntos?

Paula: Es como siempre decimos "nos conocemos y sabemos mucho trabajar juntos; sabemos más trabajar juntos que separados". O sea, estamos muy acostumbrados a trabajar juntos, a estar mucho tiempo juntos nunca. Yo tuve algún que otro proyecto donde me iba muchas horas de casa y él -tal vez en ese momento- no elegía trabajar para poder quedarse con los chicos en casa... Cuando yo hice Bake off, que grababa 13 horas por día... Cuando él tuvo mucho laburo haciendo películas o alguna serie, traté yo de quedarme en casa. Pero cuando hacemos lo del teatro, cuando viajamos -ahora que nos vamos a ir a Uruguay por el por el teatro- lo sabemos llevar.

 "Siento que crisis es otra cosa. Nosotros estamos aprendiendo juntos a maternar y a paternar a la par..."
Obvio que tenemos nuestros roces.. Él es el director y tiene que ponerse en un rol de tener que decirme cosas, y no es lo mismo decirle cosas a una persona que estás dirigiendo, a una compañera que a tu mujer... Yo ya sé que si se le infla un poquito la nariz me está diciendo en otro tono. Igual todos ya nos conocen y ya saben... Yo meto dos gritos y me voy, después vuelvo y no pasó nada, fingimos demencia y seguimos para adelante.

 
Somos compañeros de laburo y cada uno tiene su camarín. Nos pusieron uno en cada punta cosa que no nos tengamos que cruzar. A veces nos vemos en el escenario. Mil veces hemos estado recontra mil peleados, sin hablarnos y nos terminamos amigando en el escenario porque no nos queda otra, y nos terminamos dando un beso... Además yo también tengo mis momentos hormonales en donde estoy insoportable.

"Ojalá esto sea eterno, pero creo que los acuerdos van renovándose año tras año. Esto de poder eligiéndonos es hermoso".
Somos un buen equipo, somos re compañeros, yo le consulto todo a él, él me consulta a mí. Yo estoy con las negociaciones, él en la producción. Nos complementamos bien... Son acuerdos. Todos los acuerdos son válidos, o sea, si una pareja no quiere tener hijos, me parece buenísimo, ser consciente de decir no tengo ganas de de ser mamá o de ser papá, y así y todo tirar para el mismo lado... Ojalá esto sea eterno, pero creo que los acuerdos van renovándose año tras año. Esto de poder eligiéndonos es hermoso.

Maternar y acompañar a otras mujeres mientras gestan vidas
Priscila: ¿Y cómo te nació esto de ser doula?

Paula: Fue una formación que hice. Doula es una mujer que acompaña en los procesos de quedar embarazada, el proceso de gestación, el parto y el puerperio. Cuando me cruzo en el camino con alguna mujer que está atravesando un embarazo me sale esto de querer decirle: "Vas a vivir lo mejor que te pasó en la vida". Me desespera poder contar mi experiencia y acompañar a la mujeres.

Lamentablemente en nuestro país la tasa de cesáreas es muy alta, se hacen muchas que son totalmente innecesarias. Cuando las cesáreas salvan vidas está buenísimo que se apliquen, pero nosotros estamos en una tasa del 75% cuando deberíamos estar en un 15%. Nos metieron en la cabeza que las cesárea son la solución y muchas mujeres por miedo al dolor del parto, por pensar que les puede pasar algo, piden cesárea... Te muestran la cesárea como una solución a un proceso fisiológico y algo natural que necesitamos vivir. O sea ese bebé que nace por parto natural de forma fisiológica, tiene la oxitocina del amor que es la que le manda su mamá por la que están conectados. Tiene un montón de beneficios nacer por el canal de parto natural, por ejempo colonizar con un montón de bacterias.

 Priscila Crivocapich y Paula Chaves mano a mano
Hablemos de salud mental
Priscila: Algo fuerte que te pasó fue lo que viviste con tu mamá... Después se recuperó, pero ¿cómo lo viviste vos como hija, cómo te marcó en la vida?

Paula: Lo que compartí en aquel momento lo hice porque sentí que había que empezar a hablar un poco de salud mental en los medios. Mi mamá sufrió una depresión muy fuerte, con un poco de adicción al alcohol mezclado con las pastillas. Mucha gente me empezó a escribir como diciendo "estoy pasando por la misma". ¡Qué poco hablamos y qué vergüenza nos da hablar de la depresión!

Naturalizar un poco más, sería mucho más sencillo... No tener que vivirlo como un calvario y una tortura... Como familiares es muy difícil acompañar a una persona que tiene depresión o que tiene un tipo de adicción, y encima, tenemos que vivirlo tapándolo... A mí en un punto me hace bien hablarlo. Después en su momento, mi mamá me pidió por favor que no hablara más del tema porque ella también revivía todo. Aquel momento fue bastante que duro. Ella salió adelante por su fuerza de voluntad, porque ella tuvo la decisión de decir "listo, yo me quiero sanar, yo quiero estar bien"... Yo estaba embarazada de Balthazar y fue un proceso recontra mil doloroso...

"Mi mamá salió adelante por su fuerza de voluntad, porque ella tuvo la decisión de decir "listo, yo me quiero sanar, yo quiero estar bien"... Yo estaba embarazada de Balthazar y fue un proceso recontra mil doloroso..."
Al hablarlo y naturalizarlo siento que ayudó un montón, está re instalado no hablar de estos temas. Lo mismo cuando las mujeres pierden un embarazo: te dicen "no hay que contar hasta los 3 meses", pero ¿por qué? Te obliga a vos a tener que vivirlo sola: perdiste un embarazo que es re contra mil normal que muchas veces naturalmente se detenga, y si lo contás, después tenés un círculo de gente que te contiene. Antes todo se compartía en la comunidad, en la tribu, ahora estamos todos como muy cada uno en la suya y todo el tiempo intentando no compartir, no contar, no sacar, no decir, tapar todo.

Me pasa -y no soy anti pastilla ni mucho menos- pero veo publicidades que es todo para tapar el dolor, para sacar sacar y digo hay que amigarse con esto... Muchas veces cuando le decimos a nuestros hijos "no llores"... ¿Por qué no llores? O sea, está bien llorar y está bien sufrir y como que decíamos hace un rato es parte de la vida. Mucho no se cuenta y a veces uno no sabe dónde ir a buscar ayuda. También la Ley de Salud Mental de nuestro país es terrorífica... Siempre sacando y hablando uno pone las cosas sobre la mesa.

En un momento que mi papá se fundió en el año 2020, nos fuimos a vivir a Lobos, no teníamos un mango y empecé a laburar de modelo... Eso sí a la distancia te digo: la verdad que la pasamos pésimo. No había plata en mi casa, no había una heladera llena, no había un papá que estaba todo el tiempo con nosotros porque se tenía que ir a trabajar a Buenos Aires y nosotros nos quedamos viviendo en una casa prestada que se inundaba. Eso sí, mirándole la distancia, digo "menos mal que me pasó porque hizo que hoy yo sea quien soy, con los pies sobre la tierra, valorando lo que tengo, enseñándole a mis hijos a valorar cada cosa que tienen agradecer: tener salud, un techo, una cama calentita, un plato caliente todos los días para comer. Eso sí agradezco haberlo pasado; lo de mi mamá, lo podríamos haber evitado.

 "Naturalizar un poco más, sería mucho más sencillo... No tener que vivirlo como un calvario y una tortura... Como familiares es muy difícil acompañar a una persona que tiene depresión o que tiene un tipo de adicción"
Priscila: Le mandamos un beso a tu mamá que la conocí... Y de tu papá me acuerdo que era ultra buenmozo y debe seguir siéndolo.

Paula: Mi mamá también divina... Papá, en formol... Y ahora está mejor que antes. Te juro... Como que no envejece, le digo "ni una arruga, nada". Y me dice "porque tengo la piel gruesa"...

Priscila: Bueno, saqué tus genes, papá, decile...

Paula: Mhmhm... Balthazar es igual a mi papá. Idéntico. De cara es Miguelito. Papá le dije "Miguelito" y él se enoja.

Tips importantes para intimar con Pedro
Priscila: Volviendo a Pedro y a la pareja, ¿cómo hacen para no perderse en los hijos, para sostenerse en la familia y seguir teniendo la parte de la intimidad?

Paula: Bueno, se hace. ¿Cómo llegamos a tres hijos sino? A nosotros lo que nos pasó fue que la maternidad y la paternidad nos atravesó, y siempre le dimos a cada hijo que llegó a nuestra casa, su momento su exclusividad. Porque tener un hijo y hacer como si nada pasara me parece que es un poco egoísta para ese ser que estás trayendo el mundo. A nosotros nos revolucionó la familia, nos revolucionó las prioridades. Pero en casa a las siete se come, a las siete y media se sube, y a las 8 están todos dormidos en sus camas, después se empiezan a pasar... De 8 a 11 es nuestro momento para comer tranquilos, ver una serie y todo lo que hace la gente adulta.

"En casa a las siete se come, a las siete y media se sube, y a las 8 están todos dormidos en sus camas, después se empiezan a pasar... De 8 a 11 es nuestro momento para comer tranquilos, ver una serie y todo lo que hace la gente adulta".
Priscila: Y para todo lo que hace la gente adulta, te tengo que hacer la pregunta Para Ti: ¿cuál es tu básico o el de ambos para una noche de sexo?

Paula: Él muere por las bombachas blancas de algodón. Igual ya llega un momento que no hay tiempo para pedir nada... Apurate: están todos dormidos, vamos! Cuando vemos que están respirando profundo es ponerle llave al cuarto... Ese fue un gran tip que adquirí en la vida, y uno ya está más relajado. Entonces, llamar a un cerrajero y va... rapidito que se levanta, dale!

Fuente: Para Ti

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE