El tiempo - Tutiempo.net

Roberto Mirabella: "No se puede defender Santa Fe creando una bolsa de gatos"

POLÍTICA 06/06/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
mirabellapng

Para el diputado Roberto Mirabella, mano derecha del exgobernador Omar Perotti, el peronismo no pudo renovar en Santa Fe porerrores de “gestión” y “construcción política”. En diálogo con Letra P, el legislador admitió que apuesta a renovar su banca en 2025.

En la entrevista, que se realizó en el bar El Cairo de Rosario, Mirabella define como “bolsa de gatos” al frente Unidos para Cambiar Santa Fe que lidera el gobernador Maximiliano Pullaro, tilda de “mal educado y violento” al presidente Javier Milei y asegura: “La casta es el centralismo porteño, que es la que está siendo percha a la provincia”. ¿Su ausencia en el debate de la ley ómnibus? “Estuve en cama con fiebre, no podía abrir los ojos”.
 
-¿Cómo evalúa la situación del país, sobre todo en el vínculo del gobierno con el Congreso?
-Milei expresa el fracaso de la política argentina. Él les ganó a todos los partidos políticos y es un tipo que viene de afuera del sistema. Con lo cual hoy todo está en crisis, en discusión y repensándose para ver cómo reconfigurar todo esto. El Congreso tiene una atomización importante, nadie puede construir mayorías. De hecho, al presidente le ha costado construir mayorías, le llevó todavía casi la mitad del primer año de gobierno sacar media sanción de una ley, se ha manejado muy mal. Es un presidente, además, mal educado y violento, y eso estresa las relaciones en la política.


-¿Cómo se explica entonces que el presidente tenga un considerable nivel de adhesión todavía?
-Se explica porque la gente tiene una expectativa de que quiere estar mejor. La mitad de la sociedad está viendo que el presidente puede llevar adelante una mejora. No quiero evaluar su psiquiatría, evalúo los hechos políticos, y de todas las medidas que está tomando, ninguna beneficia a Santa Fe, no tienen impacto positivo. La mirada exclusivamente fiscal no tiene en cuenta lo que necesita el sistema productivo para avanzar. La inflación aminora a costa de la caída brutal de la actividad y del poder adquisitivo. En los cementerios tampoco hay inflación, porque nadie consume ahí. Entonces, nadie consume y nadie produce.

La ausencia de Roberto Mirabella en la votación de la ley bases
-Se ausentó el día que la ley ómnibus se aprobó en Diputados, ¿cuál fue el motivo?

-Estuve en cama con fiebre, no podía abrir los ojos. Pero estuve en enero, momento en que me expresé en el recinto y públicamente, y voté en contra. Es conocida mi posición. De todas maneras, perdimos 140, 110, no sé cuántos… mi voto no era decisivo para la votación. Más allá de eso, la ley ahora va a volver, veremos qué sucede, porque tampoco está claro cuáles son los cambios que están haciendo los senadores. No solo me preocupa la mirada fiscal del presidente, que no tiene en cuenta el interior productivo de la Argentina, sino las medidas centralistas.

-¿Por qué?

-Milei es el extremo del centralismo y el unitarismo argentino. Pocas veces un presidente ha tomado decisiones tan unitarias. Lo vemos, por ejemplo, en el caso del transporte, el 98% de las compensaciones han quedado en Capital y el AMBA, el 2% para el resto de Argentina. El gasto en seguridad… Santa Fe está último en el gasto por habitante. Este es el debate de fondo del federalismo argentino.

-¿Pensó en irse del bloque de Unión por la Patria?

-Sí. A ver… más que irme del bloque, ¿cuáles son los temas de Santa Fe que tengo que trabajar más allá del bloque al que pertenezco? Trabajo en varios temas que tienen que ver con la realidad de Santa Fe. Y no la realidad de mi bloque, que es una realidad mucho más heterogénea. Porque venimos de distintos lugares y espacios políticos. Mis decisiones no están atadas a lo que definan Milei, Macri, Cristina, Massa. No estoy atado a lo que defina Buenos Aires. Por ejemplo, presenté un proyecto junto con otros 15 o 20 legisladores de distintos espacios políticos para crear un régimen de incentivos para el desarrollo agroindustrial argentino. Lo hice con Atilio Benedetti, radical de Entre Ríos; con Miguel Pichetto, con Rodrigo de Loredo.

-¿Pero lo representa hoy Unión por la Patria?

-Ese espacio está en crisis como todos los espacios políticos, no solamente el peronismo. Porque tenemos distintas realidades, venimos de distintas historias, expresamos distintos territorios. El peronismo se conformó en Argentina con un peronismo que venía de tres lugares distintos.

-¿Cuáles tres?

-Un peronismo del sur, ligado a una economía extractivista; un peronismo del conurbano, semi industrialista, ligado a los movimientos sociales; y un peronismo de Capital Federal, ligado al progresismo, que no sabemos qué es. Ninguno de los tres lo tiene al campo como sujeto político. Y en Santa Fe, como pasa en otras provincias, es un actor político importante. Hablo del sector agroindustrial y agroalimentario que está ligado a la producción primaria. Hoy deberíamos tener la capacidad de tener una mirada más amplia y la capacidad de diálogo, tratando de encontrar acuerdos que van más allá de los bloques o las pertenencias partidarias.

La derrota del peronismo en Santa Fe
-¿Ensayó alguna autocrítica tras la derrota en Santa Fe el año pasado?

-Como en todos los procesos políticos hubo aciertos y errores. Hubo un contexto muy complicado por la pandemia de gestión y cuestiones no resueltas, como la seguridad y la política de seguridad; por errores propios, porque el gobierno nacional nos abandonó, porque tuvieron un…

-¿Alberto y Cristina abandonaron Santa Fe?

-A Cristina no la puedo hacer cargo porque no era parte, pero Aníbal Fernández y Alberto Fernández sí, que eran los responsables. De hecho, lo ves hoy, la actitud de la ministra de seguridad nacional (Patricia Bullrich) es totalmente otra. Eso no escapa a los errores propios. Tuvimos cuatro ministros, no le encontramos la vuelta. Pero después hubo aciertos importantes, la Billetera Santa Fe, que en un marco de restricción del consumo como hay, debería estar presente. Más si el gobernador dice que Perotti le dejó mucha plata porque quiere hacer el puente Santa Fe-Santo Tomé, que vale 100 millones de dólares, con recursos propios. A confesión de parte, relevo de prueba, Perotti le dejó mucha plata.

-¿Qué más?

-Ese tipo de políticas me parece que fueron un acierto importante, como el Boleto Educativo Gratuito. La administración ordenada tuvo un acierto, la política productiva fue un acierto. El nivel de fondeo que tuvo el sistema productivo en la crisis, en la sequía, en la pandemia, que no hayan cerrado y no se haya tenido la actividad. Hubo aciertos y errores.

-¿Y por qué no se pudo renovar?

-Porque los errores tienen que ver con la gestión y con la construcción política. Y además, considero que las elecciones las gana y pierde el oficialismo. Y alguien del otro lado lo aprovecha. En su momento las perdió el oficialismo y la aprovechamos nosotros, ahora la perdimos nosotros y la aprovechó Pullaro.

-¿Y en términos de construcción política qué pasó?

-Luego de participar del proceso electoral (en 2019), en el gobierno no tuvimos todos la capacidad de consolidar eso, y eso se terminó diluyendo. Con un agregado: Buenos Aires... ponele el nombre que quieras, Alberto Fernández, incentivó la única interna de la Argentina que hubo en 2021. Si Fernández le hubiera dicho a Fernando Espinoza: "¿Qué te parece que hagamos una interna en La Matanza?", le bombardean Plaza de Mayo. Bueno, la única interna de la Argentina, Fernández se la hizo a Perotti en Santa Fe, con Agustín Rossi, con todo lo que sabemos. Me hago cargo, soy autocrítico, hay cosas que que nos equivocamos. Nosotros, todos, nuestros aliados... el espacio que construimos para ganar no lo consolidamos para gobernar. Y hay un montón de otras cosas que no se discuten en la pública, que hay que discutirlas en una mesa.

El futuro del peronismo en Santa Fe
-¿Y en ese marco cuál es el futuro del PJ en Santa Fe?

-Estoy ocupado y preocupado en cómo ampliamos nuestra base de discusión sobre la defensa de Santa Fe, sobre la representatividad que tiene eso. Me alegro que el gobernador tome nuestra bandera de la defensa de Santa Fe. Lo que pasa es que él abreva en el espacio político de Milei, que nos oprime, en una alianza política donde (el diputado Gabriel) Chumpitaz hace referencia con Bullrich, Pullaro con Martín Lousteau, Gisela Scaglia con Rodríguez Larreta, el socialismo está con Schiaretti. Y ahora quieren sumar a La Libertad Avanza. No se puede defender Santa Fe creando una bolsa de gatos.

-¿Qué camino debe tomar el peronismo?

-Mi mirada está puesta en sumar dirigentes, sectores sociales y económicos, en una estrategia de consolidar un desarrollo para Santa Fe y la defensa de nuestra economía, nuestra producción, nuestros trabajadores.

-La alianza de parte del peronismo con Ciudad Futura, ¿ese es el camino?

-Cada uno trata de construir una estrategia de poder. La que menciona tiene que ver con una estrategia de poder para Rosario, que la respeto, pero no soy parte porque ninguno me llamó para charlar nada. Me llamaron en la campaña para que les dé una mano y lo hice, primero en la interna con Roberto Sukerman y después en la general, con Juan Monteverde como candidato, puse todo lo que estaba a mi alcance.

-¿Con quién se referencia en Rosario?

-Hablo con Lisandro Cavatorta, Julia Irigoitia, que son los concejales más cercanos a nuestro espacio, que lo compone una gran cantidad de actores sociales y económicos de la ciudad, por los problemas concretos que hay. La casta es el centralismo porteño, que es la que está haciendo percha a la provincia, y va a hacer percha todo el sistema productivo e institucional de Santa Fe. Ahí tenés el título.

-Cumple mandato el año que viene, ¿evalúa renovar?

-Sí, a ver… no evalúo la política a partir de mi candidatura sino de la construcción de un proyecto que tenga estos valores, y quiero ser parte de eso. No a partir de mi candidatura, que es una circunstancia, porque, además, en toda mi vida política no construí a partir de mi candidatura, y eso es sabido por todos. Pero hay un trabajo muy grande a nivel local. Va a haber un trabajo de vuelta, de abajo hacia arriba, fuerte e importante. Esta situación es inédita, la que estamos pasando, inédita no solamente para la política, para todos. Hay un cambio fuerte en la Argentina, cultural también, porque se expresa en la violencia, en la discusión, en la calle, en el deterioro institucional y de la dirigencia, en la calidad educativa, se expresa en muchas cosas. Me sorprende ver que temas que pensé que ya estaban cerrados, y ahora está todo en crisis, en debate.

CON INFORMACION DE LETRA P.

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE