Alertan sobre una crisis "sin precedentes" en el sector del turismo por el ajuste económico del Gobierno

ECONOMÍA 19/06/2024 Agencia de Noticias del Interior
turismo-argentinajpg

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la variación interanual en el último trimestre (Marzo-Abril-Mayo) de las pernoctaciones en hoteles cayó un 11,3% y la ocupación de huéspedes, un 14%. "Argentina enfrenta una crisis turística sin precedentes debido a la virulencia y ferocidad del ajuste económico que está aplicando el Gobierno Nacional", advierte un informe elaborado por el Frente Renovador.

Señalan que las medidas económicas recesivas impactan negativamente en el sector. "El aumento irracional de las tarifas de luz, gas, agua, entre otros servicios, sumado a la falta de incentivo al turismo por parte del Estado Nacional, está rompiendo el mercado interno generando, también, más desempleo y caída de Pymes, como ocurre con otros sectores", alertan.

En consecuencia, el trabajo apunta que el rumbo económico del Gobierno genera caídas en:

* Ocupación hotelera

* Gastronomía

*Destrucción del mercado interno

Y es que, según los datos que toman como referencia, las ciudades turísticas clave registran ocupaciones hoteleras por debajo del 20% y la gastronomía sufre una baja interanual del 12%. De hecho, apuntaron que la temporada de verano pasada registró un desplome del 18%.

La peor caída de la gastronomía en 10 años

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) reportó una pérdida del 12% en la industria gastronómica. Esta disminución es la peor de la última década, con el consumo en restaurantes desplomándose y los establecimientos luchando por sobrevivir.

Esto es producto de que al contexto económico, que incluye los tarifazos en los servicios, se suma la liberación del mercado de alquileres, que ha puesto aún más presión sobre los costos de mantenimiento.

El costo del servicio eléctrico subió un 402% en los últimos 6 meses. Esto impacta en los costos de operación de los servicios turísticos y gastronómicos que se ven reflejado en los precios de los servicios. A esto se le suma la licuación del poder adquisitivo de turistas dejando un techo muy bajo para el consumo.

Turismo: un fin de semana largo para el olvido

Tanto en la gastronomía como en el rubro hotelero, las consecuencias están siendo alarmantes y la caída de las plazas hoteleras se siente en cada rincón del país. Por ejemplo, mencionan que:

* Bariloche, un destino turístico emblemático, ha visto su ocupación hotelera desplomarse a menos del 20% en la presente temporada baja.

* En Pinamar, más del 50% de los comercios que abren todo el año, no lo hicieron este fin de semana largo.
Mar del Plata, en el fin de semana largo del 14/06 registró una ocupación del 35% y, para el siguiente, sólo el 65%.

* "Esta caída muestra una tendencia nacional donde la falta de turistas por la caída del poder adquisitivo está causando el desplome en la ocupación", según el trabajo del Frente Renovador. Y agrega que la Asociación de 

Hoteles de Turismo (AHT) alerta sobre una dramática disminución en la demanda debido al contexto de incertidumbre y recesión económica.

Asimismo, esto no se circunscribe a un fin de semana largo, dado que los datos reflejan que la reciente temporada baja está siendo la peor de la historia. "El incremento en costos fijos, como la calefacción, electricidad entre otros, está llevando a muchos negocios al borde del cierre", enfatiza el informe. Los datos demuestran el panorama desalentador.

Menos consumo promedio en destinos turísticos

La variación interanual un derrumbe del 10,8% en la ocupación promedio del último trimestre. "Esto se traduce en un menor gasto promedio en los destinos turísticos y pérdida de rentabilidad para el sector", indican los analistas.

En resumen, los números alertan pérdidas de rentabilidad y crisis en el sector turístico. "La ineficiencia del Estado para generar políticas de incentivo al turismo, sumado a la licuación de los salarios por el brutal aumento de servicios esenciales y la incertidumbre de los y las argentinas, dejan como saldo un sector turístico cayendo estrepitosamente", denuncia el trabajo.

Y advierte que esto genera otros impactos en la promoción de áreas menos desarrolladas, la pérdida de incentivo a inversiones extranjeras y el detrimento del orgullo nacional y la identidad cultural del país.

 

 

Con información de www.ambito.com

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE