Lousteau elogió el modelo Maximiliano Pullaro

POLÍTICA 01/07/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
grqpobhxeaayqgqjpeg

Martín Lousteau, presidente de la UCR, intenta controlar los coletazos internos que dejó la discusión por la ley ómnibus de Javier Milei y le quitó peso al malestar que mostraron cuatro de los cinco gobernadores del partido: “Hay roles distintos, el deber del largo plazo reside en el partido”, dijo en el Comité radical en Santa Fe, tierra de su aliado Maximiliano Pullaro, donde este sábado reunió al primer plenario de organizaciones rojiblancas a nivel nacional.

El mitin tenía fecha fija desde hacía varias semanas, pero los demorados tiempos legislativos marcaron que justo cayera en plena turbulencia. Al contexto incómodo, Lousteau le exprimió el jugo y aprovechó para intentar marcar conducción, reforzar la unidad del partido, abrir una agenda propia y hasta para augurar una próxima presidencia radical en el país.

“La crisis de identidad que transita la UCR no es exclusiva de ese partido”, sostuvo el senador y se ancló en el valor del despliegue territorial que tiene el espacio con los más de 500 intendentes en todo el país. "La UCR tiene regada la Argentina de intendentes y nos gobierna uno (por Milei) que no tiene nada y no recorre la Argentina”, se quejó de la burbuja presidencial.


Además, el titular boinablanca marcó que los dilemas en la vida pública que generan tensiones internas en la vida partidaria, no son exclusivos de la UCR y que también son producto del tipo de negociaciones que, con mucho pragmatismo, propone el libertario: “Las tensiones implican cambio y reacción que deben saldarse con debates. Como partido hay que dejar de ser una isla”.
Martín Lousteau vs. Javier Milei
Como era de esperar, le legislador cargó fuerte contra Milei: “Sólo quien nunca tuvo un problema puede ser tan indiferente ante el sufrimiento de los demás”, disparó. Con el traje de economista, dijo también que el ajuste libertario fue “abrupto” porque no dio tiempo a la sociedad a acomodarse y le reprochó también que es “desigual”.
“¿A dónde nos lleva este cambio?¿Cuál es la distribución de la carga?”, cuestionó. Y puso en eje la agenda central que propone para la UCR, una mirada activa sobre los sectores más castigados por la gestión nacional. ¿“Qué culpa tienen los derechos de la mujer de que haya déficit en Argentina? ¿Qué culpa tiene el colectivo LGTB+ de que otros derechos no se cumplan? ¿Qué culpa tienen los buenos gestores de que otros malgastan? Hay intendentes que gestionan muy bien y los fuerzan a tener problemas. A los que van a blanquear se les van a bajar Bienes Personales, pero los trabajadores tienen una inestabilidad extrema. Los jubilados no saben cuánto van a cobrar, pero el RIGI les garantiza a las grandes empresas estabilidad por 30 años”, ejemplificó.

Mensaje a los gobernadores
Para comenzar a suturar las heridas que dejó el largo debate por la ley ómnibus, en tono conciliador, Lousteau les dio la concesión a los gobernadores radicales con quienes está enfrentado, de las dificultades de su propia coyuntura de gestión y les dejó margen de libertad de acción para su relación con la Casa Rosada futura: "Cada provincia es un mundo político”, los entendió.

El mensaje no tuvo nombres propios, pero sí quedó muy claro que iba dirigido para Alfredo Cornejo (Mendoza), Leandro Zdero (Chaco), Gustavo Valdés (Corrientes) y Carlos Sadir (Jujuy). Palabras más, palabras menos, los instó a que atiendan sus problemas y negocien los recursos con Nación, que el partido -que él lidera- se encarga de la agenda para la construcción de futuro con proyección electoral.

En la capital provincial, Lousteau revalidó su sociedad con Pullaro y, entre los elogios al despliegue que logró la UCR en la provincia, sostuvo que el caso de Santa Fe tiene que ser un modelo a seguir para el radicalismo nacional.

El senador ya mira al 2025, cuando se le termina el mandato, e hizo hincapié en la hiperpolarización que genera Milei y en la construcción de una alternativa. “La sociedad dejó claro que no quiere volver al pasado, pero hay que debatir cuál es el futuro que quiere la sociedad argentina. Hay que transitar la incomodidad de construir algo diferente”.

Auguró, en esa línea, que el próximo presidente del país tiene que ser del radicalismo en medio de unas aclamaciones al santafesino que no pasaron desapercibidas. Los gestos, de todas maneras, fueron muy medidos entre ambos. La noche previa compartieron un asado y este sábado el gobernador inauguró el primer panel del encuentro, pero luego partió porque tenía en la agenda oficial visitas a varias localidades de la provincia.

CON INFORMACION DE LETRA P.

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE