El tiempo - Tutiempo.net

El aumento de la brecha cambiaria y la menor compra de reservas alejan la salida del cepo

ECONOMÍA 10/06/2024 Agustín MAZA
RT2A6SAZTOIWYI7F6JXH6OGWXI

“Con más reservas y menos pesos estamos cada día más cerca de salir del cepo”, es la frase que suelen utilizar en el equipo económico del Gobierno para resumir la hoja de ruta para desarmar definitivamente los controles de acceso al dólar. Sin embargo, la peor semana financiera desde el 10 de diciembre alejó uno de los principales objetivos que persigue el presidente Javier Milei.

El dólar contado con liquidación finalizó la semana en $1.314 frente a un tipo de cambio oficial mayoristas de $898,50, lo que implicó que la brecha cambiaria se ubicara en 46% cuando apenas unas semanas antes ese gap era prácticamente nulo. “Ese aumento aleja la posibilidad de salir del cepo porque le agrega incertidumbre a la medida”, reconocieron dos fuentes oficiales que siguen de cerca el mercado ante la consulta de Infobae.

 
Además de las tensiones en los dólares paralelos, los activos argentinos acumularon fuertes pérdidas en la última semana y el riesgo país finalizó cerca de los 1.600 cuando había comenzado la semana en 1.300 puntos. La visión oficial es que esos movimientos están asociados a la política y no a un cambio de percepción del mercado sobre los fundamentos del programa que llevan adelante el tridente conformado por el ministro de Economía, Luis Caputo; el secretario de Finanzas, Pablo Quirno, y el presidente del Banco Central, Santiago Bausili.

Las demoras en el tratamiento de la Ley Bases y el paquete fiscal, a lo que se suman los intentos de la oposición por una reforma de la movilidad jubilatoria, suman ruido sobre la viabilidad de los planes del Gobierno.

 
El oficialismo no pudo sancionar ninguna norma en el Congreso en estos primeros seis meses de mandato. Para confiar, los inversores y el FMI esperan que Milei sume apoyo político.

Los analistas alertan que la incertidumbre se explica por la visión de un segundo semestre complejo para el BCRA, con fuertes pagos de deuda, menor oferta estacional de divisas y una demanda importadora que comienza a reactivarse más por el esquema de cuotificación que por la reactivación de la economía. A eso se suma un vencimiento de casi USD 5.000 millones correspondientes al swap con China que la autoridad monetaria negocia y espera refinanciar.

En el Gobierno se defienden con dos argumentos. El primero es que todos los años hay un período en el que el BCRA deja de comprar reservas hasta diciembre. El segundo es que esa previsión está publicada en la última revisión con el FMI y ningún funcionario planteó un escenario alternativo.

El primer paso para levantar el cepo que tiene en mente el equipo económico, más allá de algunas medidas puntuales, son las operaciones para los dólares financieros, que aún no está en equilibrio. Aunque aseguran que con “licuadora” de los pasivos remunerados, la migración de Pases del BCRA al Tesoro y la colocación de Bopreal cada vez quedan menos pesos.

La parte más compleja es sumar reservas, ya que por el momento el Fondo no da señales de que puedan llegar fondos frescos a la Argentina, más allá del saldo del acuerdo vigente.

Para el director de Analytica, Claudio Caprarulo, el salto de la brecha es una complicación “porque el mercado está diciendo que el tipo de cambio debería ser más alto”. El economista plantea que la salida del cepo no sería este año, más si se contempla el aporte a la recaudación total del Impuesto PAIS.

“Si el dólar oficial continúa con un aumento del 2% mensual, va a terminar en un nivel parecido al de diciembre de 2015 con Cristina Fernández de Kirchner. El atraso hace que los exportadores tengan menos incentivos a liquidar”, añadió Caprarulo.

En paralelo, en el Gobierno niegan la posibilidad de extender más allá de junio la vigencia del dólar exportador por el cual se puede liquidar 80% al oficial y 20% al contado con liquidación. “Un nuevo dólar soja sería inmoral y un robo a la sociedad”, afirman ante la consulta de un posible incentivo enfocado en el sector sojero.

Para el presidente de Romano Group, Alfredo Romano, la salida de los controles cambiarios tampoco está cerca: “Las condiciones para salir del cepo no están dadas y no van a estar dadas hasta que el BCRA no acumule unos USD 20.000 millones y con un equilibrio fiscal sostenido. El salto de la brecha limita la posibilidad de la entidad de acumular dólares”.

Fuente: Infobae

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE