Nicolás Furtado habló de su transformación en “Goyo” y del desafío de interpretar a un personaje neuroatípico

ESPECTÁCULO 30/06/2024 G24N G24N
descarga (3)

Goyo es un hombre con Asperger, fanático de Van Gogh, que trabaja como guía en el Museo de Bellas Artes en la Ciudad de Buenos Aires. Su vida se rige por una estructurada rutina que se ve alterada cuando se enamora de Eva Montero, la nueva guardia de seguridad. Ella perdió la fe en el amor y en sí misma. Sin embargo, ese inesperado encuentro les hará descubrir otra forma de amar y ser amados...


Nicolás Furtado protagoniza Goyo, la nueva película de Netflix dirigida por Marcos Carnevale. Con esta interpretación, el actor compone a un personaje frágil, sensible y transparente, demostrando una vez más su asombrosa capacidad de transformación.


En diálogo con TN Show, Furtado y Carnevale hablaron del desafío de esta nueva apuesta que invita a redescubrir el amor y la belleza en las diferencias. Un trabajo que además cuenta con un elenco de grandes artistas: Nancy Dupláa como Eva Montero, Soledad Villamil, como Saula, la hermana sobreprotectora de Goyo, y Pablo Rago, como Matute, el hermano compinche.

Nicolás Furtado y Marcos Carnevale reflexionaron sobre el desafío de contar una historia diferente
Como en tantas películas, Marcos Carnevale aborda la temática del amor. Sin embargo, Goyo tiene una particularidad: sus protagonistas son una persona neuroatípica y otra neurotípica.

Consultado sobre los desafíos al contar esta historia, el director destacó: “Lo primero era lograr un personaje real, es decir, alcanzar desde el guion una construcción fiel de una persona del espectro y para eso conté con asesoramiento. Una vez que tenía la partitura escrita, tenía que encontrar al actor que pudiera interpretarla con mucha responsabilidad y respeto”.

Nicolás Furtado siempre busca desafíos profesionales y Goyo sin dudas representaba uno. “Cuando Marcos me contó la trama, antes de leer el guion, ya imaginé que era una gran oportunidad. Sentí que podía ir por un nuevo personaje con una importante caracterización, no solo física, sino emocional, psicológica, y todo lo que conlleva interpretar a alguien neuroatípico. Así que me sedujo desde el momento uno”, aseguró.

    
“Nico trabajó con una extrema responsabilidad, él es muy minucioso a la hora de construir sus personajes, muy económico a la hora de elegir las características y los colores y no se engolosina, sino que elige lo que el personaje pide”, aseguró el director que se mostró feliz con el resultado.

“Goyo”, la película que invita a redescubrir el amor y la belleza en las diferencias
Más allá de la condición de Goyo y de que Eva es una persona neurotípica, en la película también se muestra el amor de dos mundos porque los personajes tienen edades diferentes, viven en lugares diferentes, con situaciones y contextos familiares diferentes... Incluso, en la película se plantea que esa diferencia es lo que tienen en común.

    
Al respecto, Carnevale reflexionó: “La propuesta de Goyo, como de todas mis películas, es justamente romper con el juicio y con los prejuicios. La mirada de Goyo es una mirada totalmente desapegada de cualquier juicio a la condición social, a la edad, al nivel intelectual... Él se enamora de una mujer lisa y llanamente, no importa de qué barrio es, cuánto gana ni cuánto sabe. Yo creo, de una manera a lo mejor utópica, que la vida debiera ser así”.

En la misma sintonía, Furtado sostuvo: “La película justamente habla de esta posibilidad de amar y de vincularse más allá de cualquier diferencia social, económica, cultural y generacional. Justamente, una persona del espectro, como Goyo, no se fija en esas diferencias, ni juzga cosas que la gran mayoría de la sociedad sí”.

    
La película da cuenta de la inclusión en el cine no solo en la narrativa sino en la ejecución. Al respecto, el actor opinó: “Nosotros somos responsables de mostrar este tipo de cambios que están ocurriendo en la sociedad”. “Si bien hoy se está hablando de inclusión en muchos lados, nosotros al hacer arte con eso podemos mostrarlo desde otro lugar para que el público lo reciba de una manera distinta y, de esta manera, ayudar a generar conciencia”, indicó.

Por su parte, Carnevale señaló: “No es una bajada de línea dura, vos te estás sumergiendo en una ficción emocional y navegás ese contenido. Yo lo hago en todas mis películas, pero siempre evito el dedito acusador. Simplemente, muestro y doy cuenta de que lo que se está señalando, quizás es el mismo dedo que te señala vos, porque todos tenemos alguna carencia ahí dando vueltas, algo que no terminamos de completar del todo”.

Fuente: TN

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE