Santa Cruz. Parque Nacional Bosques Petrificados de Jaramillo

TURISMO 08/07/2024 G24N G24N
parque-nacional-bosques-petrificados-de-jaramillo-1024x684

Ubicado en la provincia de Santa Cruz, el Parque Nacional Bosques Petrificados de Jaramillo está situado en la ecorregión de la Estepa Patagónica, en el departamento Deseado, siendo las poblaciones más cercanas Jaramillo y fitz Roy a 140 km al norte del yacimiento paleontológico. La forma más sencilla de llegar es por carretera, desde Puerto Deseado o desde Las Heras, a través de la Ruta Provincial 43. Puede localizarse mediante las coordenadas: 47°40′00″S 68°10′00″O.

 

Historia y declaración como parque nacional
El parque fue creado en 1954 como Monumento Natural (Decreto N° 7.252/54) y ascendido a Parque Nacional el 27 de diciembre de 2012 (Ley N° 26.825/12) para proteger los restos fósiles de un antiguo bosque de hace 150 millones de años. En su establecimiento se amplió la superficie protegida a 63,543 hectáreas con el objetivo de conservar el patrimonio paleontológico y el ecosistema de la Patagonia, en donde existía un bosque diverso con araucarias, pinos, helechos, cicas y benetitales similares a palmeras (hoy extintas). En aquella época, el paisaje era muy diferente, sin la Cordillera de los Andes y con un clima más cálido y húmedo. Sin embargo, debido a cambios ambientales causados por vulcanismos, el bosque quedó sepultado bajo capas de ceniza y sedimentos, dando lugar a los impresionantes bosques petrificados que se encuentran en el parque en la actualidad.

Clima de Jaramillo
Jaramillo cuenta con un clima semiárido caracterizado por una escasa cantidad de precipitaciones. El promedio anual de temperatura en Jaramillo es de 15°C, mientras que la precipitación media anual alcanza los 283 mm. Durante aproximadamente 215 días al año no se registran lluvias, y la humedad promedio se sitúa en torno al 59%. El Índice UV en la zona es de 4, por lo que se recomienda tomar precauciones adecuadas para protegerse de la radiación solar.

Descripción del paisaje y características geológicas
Descripción general del paisaje
El Parque Nacional Bosques Petrificados de Jaramillo se caracteriza por su vasta estepa, interrumpida por imponentes formaciones rocosas y troncos de árboles fosilizados. Las texturas y colores del suelo parecen sacados de un lienzo abstracto, dominando el paisaje el cerro Madre e Hija que fue parte de un antiguo cono volcánico.

Características geológicas y origen de los bosques petrificados
Los bosques petrificados son el resultado de un proceso de permineralización que ocurrió hace millones de años. Las cenizas volcánicas cubrieron la vegetación, preservando su estructura mientras los minerales petrificaban los troncos. La erosión ha dejado al descubierto estas maravillas geológicas.

Atracciones principales y qué lugares visitar
 

Troncos petrificados
Algunos de los troncos fósiles de araucarias alcanzan alturas de hasta 30 metros y están orientados hacia el este. Se estima que fueron derribados por vientos extremadamente fuertes de más de 300 km/h, generados por eventos volcánicos explosivos provenientes del oeste.

Los troncos petrificados que encontramos en Jaramillo son un testamento de aquel pasado remoto. En la actualidad, el paisaje está dominado por la extensa estepa, donde los arbustos y los coirones son los protagonistas. Entre los arbustos, destacan el molle y el algarrobo patagónico, que se caracterizan por sus grandes espinas. También se pueden encontrar el mata laguna y el calafate, con su peculiar belleza. Otros arbustos comunes en la zona son el duraznillo, el tomillo, el neneo, la mata guanaco o mata amarilla, la lengua de fuego, el colapiche y la mata negra. Estas especies contribuyen a la riqueza y diversidad de la flora que se encuentra en el parque, añadiendo un toque de color y vida a la árida estepa patagónica.

Yacimientos prehistóricos
En la prehistoria, hace más de 10 milenios, el área que hoy comprende el Parque Nacional Bosques Petrificados de Jaramillo fue habitada por cazadores-recolectores. Los vestigios de su presencia se pueden encontrar en los diversos tipos de asentamientos descubiertos, que incluyen talleres o «picaderos», campamentos base, enterratorios y canteras para la extracción de materias primas. En particular, la madera fósil de las araucarias de este parque era seleccionada para la fabricación de instrumentos de piedra.

La diversidad de microambientes en el área, como vegas, lagunas temporarias, cañadones, mesetas y pastizales, proporcionaba a estas comunidades una variedad de recursos accesibles con desplazamientos cortos. Tenían acceso a agua durante todo el año en manantiales, refugio y leña, buena visibilidad, animales para la caza como el guanaco y el choique o ñandú petiso, y una abundancia de rocas para la fabricación de herramientas. Estos recursos disponibles en diferentes ambientes contribuyeron a la economía de estos grupos humanos prehistóricos.

Avistamiento de flora y fauna
El parque es un gran lugar para el avistamiento de fauna patagónica. En la región habitan guanacos, zorros e incluso pumas. Las aves rapaces son abundantes como el águila mora. Asimismo, también es el hábitat del choique, la loica y el imponente tucúquere, un búho de gran tamaño. En el área protegida también hay presencia del keú patagónico, una especie de ave emblemática de la región.

Entre los mamíferos se encuentra la comadrejita patagónica, un pequeño marsupial cuya biología aún se conoce poco, lo que la convierte en una especie de especial interés y valor. Además de los mencionados guanacos, piches y zorros grises, que completan la diversidad de la fauna presente en el área protegida.

La vegetación se compone principalmente de coirón y mata negra.

Fauna emblemática del parque
El guanaco, el camélido más grande de Sudamérica, es un emblema del Parque Nacional Bosques Petrificados de Jaramillo. Este animal está perfectamente adaptado al entorno en el que vive, con almohadillas en sus pezuñas que evitan la erosión del suelo mientras se desplaza. Sus largas patas le permiten correr a alta velocidad para escapar de su principal depredador, el puma. Además, su densa cobertura de pelo lo protege de las condiciones climáticas adversas.

Cerro Madre e Hija
El cerro Madre e Hija, un destacado en el paisaje del parque, son los restos de un volcán que se formó hace aproximadamente 18 millones de años. Su presencia añade un elemento distintivo al paisaje del Parque Nacional Bosques Petrificados de Jaramillo.

Senderos para caminatas y excursiones
El parque ofrece varios senderos de trekking que serpentean entre los bosques petrificados. Los senderos varían en dificultad, ofreciendo opciones tanto para novatos como para excursionistas experimentados. El sendero principal tiene una longitud de unos 2 km, permitiendo que pueda ser recorrido con calma para descubrir las araucarias petrificadas.

Áreas de interés geológico
Las áreas de interés geológico permiten a los visitantes admirar los fósiles de árboles y las impresionantes formaciones rocosas. Es imprescindible visitar la Cantera Santa Teresita, famosa por la concentración de troncos petrificados.

Actividades y experiencias recomendadas en el parque
Recorridos autoguiados y guiados
El parque ofrece recorridos autoguiados y guiados, que permiten a los visitantes aprender más sobre la geología, flora y fauna del parque. Los guías experimentados aportan una gran cantidad de información y perspectiva.

Fotografía de paisajes y vida silvestre
Con su hermosa mezcla de paisajes áridos y formaciones geológicas, el Parque Nacional Bosques Petrificados de Jaramillo es un paraíso para los fotógrafos. Las oportunidades para fotografiar la vida silvestre también son abundantes.

Experiencias educativas y de interpretación
El parque ofrece una serie de programas educativos e interpretativos que enseñan a los visitantes sobre la historia geológica de la zona, la flora y fauna nativa y la importancia de la conservación.

Consejos para visitantes y preparación para el viaje
Mejor época para visitar
La mejor época para visitar es durante los meses de verano, de diciembre a marzo, cuando las temperaturas son más suaves. Sin embargo, se recomienda a los visitantes estar preparados para las condiciones cambiantes del clima patagónico.

Reglas y regulaciones del parque
Para proteger este entorno único, se deben seguir las reglas y regulaciones del parque. Esto incluye mantenerse en los senderos designados, no molestar a los animales y no recolectar fósiles.

Equipamiento y preparación para excursiones
Es importante llevar el equipo adecuado para las excursiones, incluyendo buen calzado, ropa adecuada para el clima, protector solar, agua y comida. También es aconsejable llevar binoculares para observar la fauna.

Servicios e instalaciones del parque
Alojamiento y opciones de comida
No hay alojamiento ni opciones de comida dentro del parque, estando prohibido acampar, por lo que los visitantes deben planificar con antelación la visita y el lugar para dormir. Las ciudades cercanas de Jaramillo y Fitz Roy ofrecen alojamiento y restaurantes.

A unos 20 km está situado el camping privado, en donde es posible pernoctar.

Servicios para visitantes
El centro de visitantes que ofrece información sobre el parque, así como mapas y guías. También hay baños públicos disponibles para los visitantes.

Fuente: globalnationalparks.com

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE