La Inversión Extranjera Directa cayó un 40% en el primer semestre

ECONOMÍA Por Carlos Lamiral*
La pandemia de coronavirus afectó seriamente los flujos. En el caso argentino, se advierte que "la crisis de salud agravó una situación económica ya difícil". Colombia perdió el 34% y Perú el 72%.
0038130098

La Inversión Extranjera Directa (IED) registró una caída del 40% en la Argentina en la primera mitad de este año en comparación con igual período del 2019, afectada por una ola internacional provocada por la pandemia de coronavirus, según señala un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD)

“La caída de la IED es más drástica de lo que esperábamos, particularmente en las economías desarrolladas; las economías en desarrollo capearon la tormenta relativamente mejor durante la primera mitad del año”, afirmó el director de Inversiones y Empresas del organismo, James Zhan, en Ginebra al presentar el estudio. El funcionario dijo que “la perspectiva sigue siendo muy incierta”. A nivel mundial, las corrientes de IED bajaron 49%, indica el trabajo.

El Investment Trade Monitor, elaborado por la UNCTAD señala que “los flujos hacia Argentina, Colombia y Perú cayeron 40%, 34% y 72% respectivamente”. Al mencionar el caso argentino, el organismo internacional dice que “la crisis de salud agravó una situación económica ya difícil con un grave incumplimiento de la deuda en mayo”.

En América latina y el Caribe los flujos de IED cayeron 25% en la primera mitad de año hasta los u$s62.000 millones. Según indica el reporte los flujos hacia Brasil se redujeron casi a la mitad hasta los u$s18.000 millones, y que se espera que se recuperen en la segunda mitad de la mano del mercado inmobiliario. México y Chile quedaron al margen de las caídas. En el país trasandino los flujos de FDI crecieron 67% hasta los u$s9.500 millones, cifra que incluye la compra de la aerolínea Latam por parte de la norteamericana Delta.

Al respecto, el exdirector de la fundación Exportar y titular de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), Marcelo Elizondo, dijo a Ámbito que “la IED genuina este año debe haber sido muy escasa”. Para el economista, en rigor, lo que está figurando en las estadística de la UNCTAD debe estar compuesto en su mayoría por reinversión. Por otro lado, precisó que “los países que han tenido caídas importantes son aquellos que han tenido problemas de covid y cuarentenas duras”. No obstante aclaró que “este es un año en el que no se pueden hacer comparaciones con períodos anteriores porque es muy particular y muchas decisiones de inversiones se difirieron”. Además, sostuvo que en el caso argentino “cualquiera sea el indicador los datos le dan peor” y señaló que por caso Brasil este año va a tener una caída del PBI del 5 % mientras que en Argentina va a ser del 12%.

Según el informe de la UNCTAD, las economías desarrolladas experimentaron la mayor caída, con la IED que alcanzó un estimado de u$s98.000 millones en el período de seis meses, una disminución de 75% en comparación con 2019.

Los flujos de IED hacia América del Norte se redujeron 56% a u$s 68.000 millones. Los flujos disminuyeron sólo 12% en Asia, pero fueron 28% más bajos que en 2019 en África.

La disminución atravesó todas las formas principales de IED, muestra el informe: los valores de fusiones y adquisiciones transfronterizas alcanzaron los u$s319.000 millones en los primeros tres trimestres de 2020.

Los anuncios de proyectos de inversión totalmente nuevos, indicador de las tendencias futuras de la IED, totalizaron u$s358.000 millones en los primeros ocho meses de 2020.

Las perspectivas para todo el año se mantienen en consonancia con las proyecciones anteriores de la Unctad de una disminución de 30% a 40% en la IED, indica el Invested Trade Monitor.

El estudio considera que es probable que la tasa de declive en las economías desarrolladas se estabilice, ya que parte de la actividad inversora pareció recuperarse en el tercer trimestre, así como los flujos hacia las economías en desarrollo. También se señala que “los flujos dependerán de la duración de la crisis sanitaria y de la eficacia de las intervenciones políticas para mitigar los efectos económicos de la pandemia”.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar