El Presidente de la Rural no descartó una protesta del campo en rechazo a las nuevas medidas sobre la exportación

ECONOMÍA 27 de abril de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
Los dirigentes de la Mesa de Enlace siguen cuestionando que el Gobierno aplicó medidas que no fueron consultadas y consensuadas con el sector. “Todos estamos enojados, mientras los políticos solo miran las elecciones”, dijo Daniel Pelegrina. Las opiniones de otros representantes del sector agropecuario
KTYQMVAAWZDFHLHS7Z3JCWIVU4

Tras una semana cargada de tensión por las medidas que lanzó el gobierno con nuevos controles y requisitos para las exportaciones de carnes, lácteos y granos, los dirigentes del campo que forman parte de la Mesa de enlace evalúan las acciones a seguir, donde no se descarta la realización de una protesta, en medio del estado de alerta que anunciaron el pasado martes.

En ese sentido, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, aseguró que “habrá que buscar una manera de expresar nuestro malestar con una manera proactiva y empática con la sociedad, por la pandemia y lo económico y social. Los cambios se logran entre todos. En 2008 pudimos empatizar con la sociedad. Hoy tenemos que buscar eso. Nuestra gente está enojada. Todos estamos enojados. La pandemia nos trae incertidumbre por el recrudecimiento y una sociedad empobrecida, con la inflación comiéndose los ingresos. Hay que tener consideración de todo eso a la hora de plantear nuestras protestas”.

El dirigente dijo que una protesta en rechazo a las medidas oficiales es una de las posibilidades que se está analizando, contemplando las restricciones que impone el coronavirus, junto al resto de las entidades que conforman la Mesa de Enlace y sus correspondientes bases. “Seguiremos insistiendo en cuál es el camino correcto. Queremos insistir con las medidas correctas, estamos en contra de lo que está haciendo el gobierno”, señaló el titular de la SRA en declaraciones a CNN Radio.

Y agregó: “La Argentina tiene que encontrar un rumbo que le traiga normalidad. El complejo agroindustrial es uno de los motores de la economía argentina y tenemos que tratar de encontrar el rumbo correcto y consolidar acuerdos de políticas públicas, para que los sigan los distintos gobiernos. Además, tenemos que mantener el mensaje de que tomar políticas erradas perjudica a todo el país”.

“En líneas generales, el antídoto natural a los gobiernos populistas es una sociedad movilizada. El campo está movilizado, ya hicimos dos veces con un cese comercial. Las instituciones tenemos que fortalecerlas mediante propuesta, diálogo, consensos. Es lo que buscamos. También fomentamos la participación, involucrar más decisores políticos. Hay elecciones pronto, que haya candidatos que entiendan la situación de nuestra sector y llevar ideas”, comentó Pelegrina.

La relación con el Gobierno

En todo momento los representantes de los productores agropecuarios se mostraron dispuestos a dialogar con los integrantes del Gobierno de Alberto Fernández. Pero tras la reunión del último jueves con el ministro de Agricultura, Luis Basterra, Pelegrina dijo que “no vimos a un interlocutor empoderado. El diálogo ya estaba dañado, ha perdido calidad y efectividad”. A todo esto, ayer agregó: “Algunos funcionarios responden a los pedidos de audiencia con publicaciones en el Boletín Oficial”.

Las principales críticas que se escucharon de la dirigencia del campo al Gobierno fueron que las medidas recientemente implementadas no fueron consensuadas con el sector productivo y podrían tener un efecto contrario al buscado. En el campo temen que las medidas de control de las exportaciones sean cada vez más restrictivas, como sucedió en los tiempos del kirchnerismo.

“Hay gente dentro del gobierno que tiene propuestas contra el campo, por motivación ideológica. Hoy el kirchnerismo predomina. Y tenemos gobernadores y otra gente, del peronismo federal, que no piensan así, pero no están empoderados. Lo mismo con los legisladores. Por encima de esto, hoy la política está orientada a ganar elecciones y el Estado se conformó de manera tal que sigue la lógica de buscar el poder”, enfatizó Pelegrina.

Por último, el dirigente agropecuario sostuvo que “el deterioro de 70 y 80 años no se soluciona en un gobierno. Somos uno de los motores de la Argentina, hay otros. Se necesita estabilidad, trabajo, moneda. Tenemos oportunidades en el mundo que son auspiciosas para nuestro complejo industrial. Queremos que haya un compromiso de política integrada para darle competitividad a la economía. Les vamos a llevar este mensaje a quienes se nos pongan enfrente”.

Más opiniones sobre las medidas oficiales

En relación a las últimas medidas oficiales, el presidente de la Asociación Maíz y Sorgo (MAIZAR), Alberto Morelli, precisó que “es un momento difícil, después de una semana marcada por decisiones que significan volver a viejas recetas que fracasaron. Vamos a mantener el diálogo para tratar de convencer a las autoridades de cuál es el mejor camino. En la mente de quienes están en algunas áreas del Gobierno el sector agroindustrial es solo un generador de divisas. Pedimos que nos dejen las manos libres”.

Otro de los referentes de la cadena agroindustrial que opinó sobre las últimas medidas oficiales, fue Gustavo Oliverio, Asesor y Coordinador de la Fundación Producir Conservando, quien recordó que una parte de estrategia del Gobierno “apunta a garantizar que en el agro no haya unidad de criterios”. Y precisó: “Esta gente provoca la generación de problemas, no sé por qué motivo. Nos están llevando a un callejón sin salida, cuyas consecuencias serán graves. Son decisiones hasta de una forma un poco violenta, anunciadas con saña y amenazantes. Se ensañan con quienes son capaces de producir alimentos. Será difícil salir de esto, pero tenemos que dar un mensaje muy fuerte para crear consenso”.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar