Córdoba: de las restricciones de COVID a las expectativas de una temporada histórica

SALUD - CORONAVIRUS 02/01/2022 Por Santiago BERIOLI
GHTRL25DFNHWVG22Y32S7PBYF4

Por la suba de casos de COVID-19, el gobierno cordobés dispuso la suspensión de bailes, boliches y festivales hasta el 4 de enero; sin embargo la situación se normalizaría después de esta semana de restricciones. El nivel de reservas no ha caído y siguen llegando consultas sobre las condiciones para vacacionar en las sierras.

La llegada de la tercera ola de coronavirus en la Argentina, con Córdoba como uno de los epicentros de la escalada de casos y la expansión de la cepa Ómicron, generó incertidumbre acerca de lo que pudiera llegar a pasar en la que, hasta hace apenas dos semanas, se planteaba como una temporada histórica.

La primera alerta se encendió a comienzo de diciembre, cuando luego de una fiesta de egresados, la nueva variante proveniente de Sudáfrica, hasta el momento desconocida en el país, perforó la barrera sanitaria de la provincia y comenzó a expandirse rápidamente.

Una combinación de la Delta con Ómicron pudo comprobarse en el laboratorio central de la provincia, situación que llevó al Gobierno de Juan Schiaretti a tomar nuevas medidas de aislamiento, el pasado 28 de diciembre.

Con la temporada en el punto de largada y el ojo puesto en los más de 250 festivales que ofrece Córdoba en verano, la provincia decidió suspender por una semana bailes, recitales, festivales, boliches y cualquier evento de concurrencia superior a mil personas. Además, se limitó a los salones de fiestas a un máximo de 300 personas.

Se sostuvo la exigencia del pase sanitario, que comenzó a regir el primer día del nuevo año, para el ingreso a los festivales: cada persona mayor de 13 años necesitará mostrar que la aplicación de las dos vacunas o la tercera, si ya pasaron cinco meses de la de la segunda, también sigue vigente el aforo del 80 por ciento en las salas de teatro.

Con las reservas hoteleras ubicadas por encima del 80 a 90 por ciento para la primera semana de enero, las consultas comenzaron a arreciar.

“La caída de reservas ha sido insignificante. Hay mucha gente que pregunta qué cuestiones están flexibilizadas, cuáles son las necesidades para el ingreso a los festivales y a los teatros”, comentó Esteban Avilés, presidente de la agencia Córdoba Turismo.

 

Por los valles calchaquíes

Punilla, Calamuchita y Traslasierra son los tres valles turísticos que acaparan la mayor cantidad de turistas que llegan a Córdoba cada verano. En todas estas ciudades cordobesas coinciden que las “fuertes perspectivas de ocupación se sostienen a pesar del contexto sanitario impuesto por la tercera ola de la pandemia”.

Villa General Belgrano, por caso, es la ciudad más convocante del valle de Calamuchita, con sus pintorescas calles estilo alemán y su entorno serrano, se convirtió en uno de los destinos más convocantes de Córdoba. Gabriela Cachayú, secretaria de turismo de esa localidad sostiene que “estamos en un 90-95 por ciento de reservas en los hoteles más importantes y un número algo menor en los de menor categoría. Recibimos muchas llamadas, pero no para cancelar, sino para reprogramar las fechas por las situaciones de Covid-19 o de aislamiento. Creemos que las postergaciones o reprogramaciones van a dar lugar a otros que están consultando para venir ahora”.

En ese sentido, la funcionaria destacó el esfuerzo de la comuna para ofrecer una temporada segura: “Estamos haciendo una campaña de concientización para volver a foja cero en los cuidados de prevención personales; vamos a agregar un centro de testeo para poder aislar a los casos positivos y contactos estrechos. Además, estamos generando nuevas actividades al aire libre, como potenciar senderos y caminatas para que la gente pueda tener ese esparcimiento seguro”, contó Cachayú.

En Villa Carlos Paz, la ciudad referente de la provincia en cuanto a turismo, la situación es similar. “La gente llama preocupada para saber si lo que pasan en los noticieros es real; tratamos de transmitirle tranquilidad porque acá se está llevando una vida normal, cuidándonos como nos piden. Pero no es que hay gente encerrada en su casa ni nada por el estilo”, explica Leonardo González presidente de la Asociación Hotelera local, quien también se muestra optimista. “Tenemos los hoteles vendidos por encima del 50 por ciento para todo el verano, incluso hasta Carnaval, así que las expectativas son muy grandes”.

A Traslasierra también llega la preocupación de los turistas sobre las medidas restrictivas, aunque tampoco se trasladan a tomar la decisión de cancelar los viajes y las reservas: “No se han cancelado. La gente de otras provincias consulta sobre todo de Santa Fe y Buenos Aires, sobre cuáles serán las restricciones que van a a tener al ingreso”, explicó Ariel Panella, Secretario de Turismo de Mina Clavero.

 

La vuelta de los festivales

En 2020, los grandes festivales provinciales se quedaron quietos, a la espera de que la situación sanitaria mejore y las medidas de restricción sean más amables para poder funcionar con cierta normalidad. Y suplican que las medidas restrictivas de la provincia finalicen el 4 de enero.

El 6 de enero, por ejemplo, comienza la 56ª edición del Festival Nacional de Doma y Folklore de Jesús María, uno de los festivales más convocantes de la provincia, que contará este año con la presencia de Abel Pintos, Soledad, Jairo, el Chaqueño Palavecino, Luciano Pereyra, Jorge Rojas o Los Tekis, artistas que se darán el presenten durante las 12 noches que convocan en promedio a más de 15 mil personas por jornada.

Si bien las autoridades provinciales señalan que las nuevas disposiciones recién se conocerán el 3 de enero, desde el Festival aseguran que todo siguen en marcha, con lo que se descuenta que las funcionarios priorizarán la industria turística por sobre las restricciones sanitarias.

Todos los festivales deberán exigir a la gente el carnet sanitario para ingresar al predio. En el caso de Jesús María, ya señalaron que pedirán un PCR negativo a quienes participen del espectáculo, incluyendo artistas y personal de prensa de todo el país.

La Plaza Próspero Molina también se prepara para volver a brillar tras un año y medio de ausencia. El Festival Nacional de Folklore de Cosquín prepara las nueves lunas del 22 al 30 de enero, con la presencia de grandes artistas en lo que será su 62va edición. En tal sentido emitió un comunicado al día siguiente del anuncio de las restricciones. “La Comisión Municipal de Folklore de Cosquín informa que tanto el Certamen para nuevos valores ‘Pre Cosquín’ como el Festival Nacional de Folklore, no se suspenderán y se realizarán de acuerdo con lo previsto. Los 3 y 4 de enero, la tercera ronda del ‘Pre Cosquín’ se realizará sin público, según las disposiciones del gobierno de la provincia”, informaron.

El festival de Villa María es otro de los grandes convocantes. Consistirá en cinco noches entre en el 11 y el 15 de febrero, dentro de los cuáles se presentarán Nicky Nicole, María Becerra, Tini, el Duki, Abel Pintos, Ulises Bueno y Los Auténticos Decadentes. El festival sigue en pie con las mismas disposiciones que el resto.

Lo mismo hará el Cosquín Rock en su 20ª edición, en el aeródromo de Santa María de Punilla entre el 12 y el 13 de febrero. Con carnet sanitario en mano se podrá ver a Ciro y los Persas, Wos, Las pelotas, Divididos, Fito Páez, La Vela Puerca y Babasónicos, entre otros. El festival presenta, además, el beneficio del programa Pre Viaje.

 

El regreso de la temporada de Carlos Paz

A diferencia de lo que fue el 2021, con aforos muy acotados y pocas actividades nocturnas, la temporada teatral de Carlos Paz se vivirá casi como en la pre pandemia y con grandes apuestas.

Con aforos extendidos al 80 por ciento, los teatros de la villa tendrán como protagonistas a grandes del espectáculo, como Stravaganza 10 años, la obra de Flavio Mendoza, América Show, la despedida de Aníbal Pachano de los escenarios con Así vuelvo o algunas comedias como 39 escalones, Mi mujer se llama Mauricio y la comedia de Pedro Alfonso: “Una noche en el hotel”, puesta que suele ser una de las más convocantes de cada temporada.

Al tratarse de teatros con menos de mil butacas (el Luxor donde se presenta Stravaganza se redujo de 1200 a 900), no se requiere pase sanitario para el ingreso.

Este año serán más de 40 las apuestas teatrales que se presentarán en la temporada de Carlos Paz, siempre con una luz de emergencia encendida por las suspensiones o cancelaciones puedan aparecer por contagios de Covid dentro de los elencos, como ya pasó en el verano de 2021.

En una temporada “normal”, los teatros de Carlos Paz han llegado a sumar más de 300 mil espectadores, en lo que producto teatral y el dirigente de AADE Pablo Sitoni denomina como el Festival Teatral más importante del país que mueve más de 300 millones de pesos en recaudación, según las estimaciones para 2022.

 

Disposiciones sanitarias dinámicas

Con una fuerte apuesta en la actividad turística, la provincia de Córdoba espera llegar a igualar a los cuatro millones de turistas que visitaron la provincia en 2019 y la pusieron en el podio como uno de los destinos más elegidos en la pre pandemia.

Las autoridades esperan un balance justo entre las medidas sanitarias y las flexibilizaciones de las actividades necesarias para el desarrollo normal de excursiones, festivales y teatros.

Esteban Avilés, quien preside los destinos de la Agencia Córdoba Turismo, señaló que es “muy probable que haya dinamismo en algunas medidas puntuales, pero que la prioridad de la provincia está en el desarrollo de la temporada turística de la mejor manera posible”.

En ese sentido, la provincia hará un refuerzo con puestos sanitarios en los principales valles turísticos, tanto para testeo como para vacunación. Además, se encuentran funcionando los hospitales modulares de Punilla en el Hospital Funes de Santa María, el de Calamuchita en Santa Rosa y el de Traslasierra en Villa Dolores. Todos, tendrán atención prioritaria para casos de Covid 19.

Fuente: Infobae

Te puede interesar