Alerta en el mercado por los dólares financieros: ¿pueden bajar los precios o llegaron a un nuevo piso?

ECONOMÍA 18 de junio de 2022 Por Mirta Fernández*
518304

Los dólares paralelos vivieron una semana de alta tensión. El martes 14 de junio, el dólar blue alcanzó un nuevo récord, al saltar $8 y cerrar en $224, en medio de un escenario de stress de la deuda en pesos. La repentina suba se morigeró entre miércoles y jueves, con un retroceso de la cotización hasta los $216.

Por su parte, los dólares financieros que se negocian en el ámbito bursátil mediante la compraventa de bonos también treparon y se sostienen en valores altos. El Contado Con Liquidación (CCL) trepó este jueves $242,84, el máximo valor desde enero, y la brecha con el tipo de cambio mayorista se amplió a 97,5%, al tiempo que el dólar MEP o Bolsa finalizó la semana a $235.

Los dólares paralelos empezaron despertarse de la calma del último mes y medio a fin de la semana pasada, ante una fuerte caída de los bonos CER (que ajustan por inflación) impulsada por una ola de rescates de esos bonos en la industria de Fondos Comunes de Inversión (FCI), por un combo de causas. Entre ellas, el temor a un reperfilamiento de la deuda en pesos.

Aunque el Banco Central (BCRA) salió a comprar esos títulos CER para fijar un piso a los precios de esos bonos de cara a licitación de deuda del Tesoro que se concretó este martes, los dólares paralelos acentuaron las subas.

Los analistas atribuyen la escalada del blue y los dólares financieros a que los rescates de los FCI tardan 48 horas en acreditarse. Por eso, recién en estos días están cobrando esos pesos y parte se están yendo a la moneda estadounidense.

Se conoció, además, que la inflación de mayo fue de 5,1%, lo que propició que este jueves el Banco Central dictaminara una suba de la tasa de interés de plazos fijos y otros instrumentos, para tratar que los ahorristas se queden en pesos y no vayan al dólar.

Dólares financieros: ¿estos valores son el nuevo piso?

El analista financiero Christian Buteler dijo que parte los pesos rescatados de los FCI se fueron a los dólares paralelos porque "era un activo considerado barato, dado que se mantuvo estable frente una inflación del 5% o 6% mensual, y por eso vimos este salto".

Ante el salto de los dólares financieros, un funcionario del área económica razonó que "ya hubo otros momentos de tensión en que el subieron mucho, tuvieron un overshooting, y después volvieron a bajar. Y mucha gente perdió plata".

Al respecto, Fernando Baer, de Quantum Finanzas, discrepó con esa visión oficial y opinó a iProfesional que el CCL "tiene recorrido para largo".

De igual lectura, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, juzgó que "estos valores pueden ser un piso más que un techo", al analizar que "el contexto es distinto a las dos veces anteriores de tensión, que fueron en octubre de 2020 y fin de enero de este año". Y advirtió que "los dólares financieros no sabemos dónde pueden llegar a terminar si no logran calmar la deuda en pesos".

"En esos dos momentos de crisis la brecha llegó a estar en 130%, hoy se ubica en 97%, todavía hay resto para que suba el CCL, más teniendo en cuenta que en el segundo semestre habrá menos oferta de dólares porque ya finaliza la liquidación de la cosecha gruesa", alegó. Menescaldi argumentó también que la vez anterior ayudó a desinflar al CCL el anuncio del acuerdo con el FMI, pero remarcó que "esta vez ya estás en un programa con el organismo que se está despedazando por todos lados, con lo cual veo difícil que los dólares financieros bajen en las próximas semanas".

Dólar: ¿por qué seguiría subiendo?

Diego Martínez Burzaco coincidió que "son situaciones bastante distintas. En octubre 2020 se estaba en un contexto de pandemia, de cierre de la economía, con incertidumbre sobre qué iba a pasar con los bonistas y el FMI, con el tipo de cambio real multilateral excesivamente alto. Ahora, poco más de un año y medio después, hay una inflación acumulada gigante, un tipo de cambio financiero libre que se movió relativamente poco en relación a la inflación y un balance del BCRA mucho más limitado". "Por lo tanto, sería bastante cauto en decir que pueda verse un retroceso significativo. Por el momento, nada indica eso; por el contrario, hay bastante desconfianza con la deuda en pesos y, por eso, el inversor busca cobertura en el tipo de cambio", fundamentó.

Para Emiliano Anselmi, analista de PPI, el CCL aún "tiene recorrido alcista". Y proyectó: "De hecho, en octubre de 2020 el CCL tocó un techo nominal de $180 que equivale a $390 de hoy, y que ex post confirmamos que fue un overshooting. En ese momento, la evolución del CCL (desde diciembre de 2019) había sobrepasado la evolución de la cantidad de pesos (medida por M3 Privado). Hoy, estamos en la situación inversa: tomando desde el mismo punto de partida, al CCL le faltaría un 15% para que converjan las variables".

Además, en PPI subrayaron que el BCRA terminó el martes su participación en el mercado oficial de cambios (MULC) con ventas por u$s60 millones para atender pago de importación de energía por u$s150 millones. "De esta manera, se borró el magro saldo positivo de junio, quedando en negativo en u$s5 millones. Este es el peor acumulado mensual del año, muy por debajo de junio 2021 (u$s496 millones) mientras que el anual asciende a u$s907 millones", precisaron. Y advirtieron: "Aún la demanda por pagos de importación de energía no ha llegado a su pico, lo que no anticipa buenas noticias para el dólar en el segundo semestre".

A su vez, el analista Gustavo Ber aseguró que "en la medida que sigan los ruidos externos e internos, los dólares financieros continuarán sostenidos y reacomodándose al alza, especialmente hacia el balance cambiario y expectativa de emisión monetaria hacia el segundo semestre". Y enfatizó: "Tampoco podían seguir planchados por mucho más tiempo con una elevada inflación".

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar