Tras los rumores de llegada al Gabinete, Alberto Fernández visitará a Capitanich en Chaco por sexta vez

POLÍTICA 11 de agosto de 2022 Por Joaquín Mugica Díaz*
3AKYHOPVUBFP7KWLZRXOLSELGE

Alberto Fernández visitará a Chaco, la provincia que gobierna Jorge Capitanich, por sexta vez en lo que va de su gestión como Presidente. Será para entregar 100 viviendas en Villa Ángela y mostrar el avance de la obra pública en esta etapa del gobierno nacional, afectada por la crisis inflacionaria.

Junto al Presidente viajarán el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el de Hábitat, Jorge Ferraresi, y el de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. El acto está pautado para las 13:30 y, además de la entrega de vivienda, Fernández y sus ministros recorrerán obras de pavimentación y una cooperativa lechera.

En esta etapa, donde el ministro de Economía, Sergio Massa, ocupa el centro de la escena política con su desembarco en el súper ministerio, Fernández está completamente volcado a la gestión, cautivando un perfil moderado e intentando marcar la agenda, como lo hizo el día que convocó a empresarios y sindicalistas para discutir un acuerdo de precios.

Desde hace tiempo, en el seno del Ejecutivo entienden que la crisis interna del peronismo y la falta de ordenamiento político impidió que los anuncios de gestión resalten como logros del gobierno nacional. Es decir, hubo gestión, pero quedó opacada por el enfrentamiento entre el kirchnerismo y la Casa Rosada.

Será la sexta vez que el Presidente visite Chaco. Estuvo una vez en el 2020, tres en el 2021 y una más en el 2022, cuando presenció el acto de institucionalización del Frente de Todos Chaco, idea que nunca quiso plasmar a nivel nacional, ya que entiende que la toma de decisiones tiene carriles establecidos en la cúpula del poder y que no necesitaba de una mesa de decisión.

La presencia de Fernández en Chaco será la primera actividad que el Presidente comparta con el gobernador, luego de que Cristina Kirchner lo pidiera para ocupar la Jefatura de Gabinete, actualmente dominada por Juan Manzur, quien ya enfrentó varios rumores de salida, pero se mantuvo firme en su sillón.

El desembarco de “Coqui”, como se lo conoce en el peronismo, fue frenado por Fernández durante las negociaciones para ejecutar un cambio de Gabinete que permitiera relanzar el Gobierno. Desde que llegó a Balcarce 50, el jefe de Gabinete tucumano tiene la banca de los gobernadores del PJ, respaldo importante para mantenerse en su lugar pese a los constantes rumores.

“Alberto sabe que a Manzur lo consideramos uno nuestro. Se lo dijimos siempre”, aseguró un importante gobernador peronista. Cuando se reunieron con el jefe de Estado, antes del anuncio de los cambios en el Ejecutivo, los jefes provinciales no le exigieron nombres propios en la estructura ministerial, pero le pidieron reacción, cambios y un golpe de efecto.

Capitanich es uno de los mandatarios con más peso dentro de La Liga de los Gobernadores, que se formó hace poco tiempo para consolidar un espacio que los nuclee y los mantenga equidistantes de la Casa Rosada. El vínculo de Fernández con los gobernadores es bueno, aunque la mayoría le ha perdido la confianza a lo largo de los meses.

El gobernador chaqueño está replegado en el territorio preparando el camino a su reelección. Después de su fallido arribo al Poder Ejecutivo, se concentró en trabajar en el escenario provincial, lo que deja entrever también que es posible que concrete el adelantamiento de las elecciones provinciales, despegadas de la nacional, un camino que seguirían muchos gobernadores a lo largo del 2023.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar