El tiempo - Tutiempo.net

Por qué el mercado le dio crédito a las primeras medidas del Gobierno

ECONOMÍA 18/12/2023 Juan GASALLA
GM2RMEONW5DWDADW27GRLT6ST4

El flamante gobierno encabezado por el libertario Javier Milei atravesó una intensa primera semana de gestión, con un conjunto de medidas ortodoxas para lidiar con una grave crisis económica, que abarca un drástico recorte del gasto público, aumento de impuestos y un salto cambiario que superó 100 por ciento.

En el contexto de una inflación anual cercana a 180% y pobreza por encima del 40% de la población, el Gobierno anticipó que también recortará los subsidios al transporte y la energía y que reducirá drásticamente las obras públicas con el fin de eliminar el déficit fiscal.

En cuanto al nivel del precio dólar, la variable que más inquietud suscitó en los últimos meses, se definió un tipo de cambio oficial en $800, con lo que se reconoció el evidente atraso que arrastraba esta referencia, con un alza de 118,3% el miércoles 13, desde $366,55 previos en el canal mayorista informado por el Banco Central de la República Argentina.

En un mensaje grabado que se difundió el martes último, tras el cierre de las operaciones cambiarias, el ministro de Economía Luis Caputo reconoció que “vamos a estar durante unos meses peor que antes, particularmente en términos de inflación” y advirtió que si seguimos como estamos, no tengan dudas que vamos a una hiperinflación”.

 
Javier Milei, durante la campaña, prometió eliminar el férreo control de capitales, con diversos tipos de cambio, que se estableció para proteger las escasas reservas del Banco Central. La brecha entre el tipo de cambio oficial y el dólar del mercado informal, que llegó a tantear 200%, quedó más cerca del 20%, tras una suerte de convergencia con una fuerte devaluación oficial y retroceso de las cotizaciones paralelas.

Germán Fermo, estratega en mercados internacionales en el Grupo IEB (Invertir en Bolsa) ponderó la “buena reacción del mercado con esta enorme cantidad de medidas, que son solo eso por ahora. Con la acumulación de los días, de las semanas, se van a ir transformando probablemente en un plan. El mensaje que quiso dar el ‘Toto’ Caputo fue el de concentrase en la austeridad fiscal, en controlar el déficit: es en la dirección correcta. Obviamente ahora va a venir la pregunta del cómo, en el eccel está perfecto, ahora tenés que alienar a un Congreso que está acostumbrado a otra cosa y debe aprobar un paquete de reducción (del gasto público) de 5 puntos (del PBI). En ese caso empieza un gobierno con una fortaleza especial, a lo que hay que agregarle el otro achicamiento del 10% del PBI que generan las Leliq y los Pases” en el balance del BCRA.

“Las medidas anunciadas apuntan principalmente a eliminar el déficit fiscal y solucionar el atraso cambiario del dólar oficial, siendo dos de los principales problemas de la macro actual”, explicó Roberto Geretto, economista del banco CMF en Buenos Aires.

”Las medidas de hoy, si bien son un primer paso, aun faltan otros anuncios para poder hablar que hay un plan de estabilización”, agregó el economista en referencia a la falta de solución para los pasivos remunerados del Banco Central, las Leliq (Letras de Liquidez)”.

¿Qué pasó con el dólar?

1) Se equipararon las cotizaciones. Con el impactante salto del tipo de cambio oficial en $800 también e incrementaron las paridades relativas al comercio exterior. Las exportaciones se liquidarán en un esquema de 80-20, con la mayor parte a valor de la cotización oficial y el 20% restante al “contado con liquidación”, dando lugar a una paridad de $960. En el caso de las importaciones, el tipo de cambio tendrá un recargo del 17,5% por el incremento de la alícuota del del Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS, antes en 7,5%, lo que deja al dólar importador en unos $940. A la vez, las cotizaciones alternativas quedaron alineadas en torno a 1.000 pesos.

2) Fuerte recorte de la “brecha”. En sintonía con la convergencia del dólar en los distintos segmentos, la diferencia entre extremos se achicó a 20% por primera vez desde diciembre de 2019. Se considera un buen síntoma, porque a diferencia de las devaluaciones y aumentos de impuestos a las operaciones cambiarias aplicadas durante la presidencia de Alberto Fernández, esta vez no significó una suba en similar proporción para los dólares libres. A la vez, implica una cierta confianza de parte de los agentes del mercado en los primeros lineamientos de la política económica y una franca moderación en las expectativas de devaluación, a pesar del anunciado “crawling peg” mensual de 2% anunciado por el ministro Caputo.

3) Recuperación de reservas. A partir del miércoles último, el Banco Central recobró protagonismo en el mercado de cambios, para acaparar la mayor parte del volumen ofertado que, a la vez -y por impulso de la devaluación- regresó a considerables montos diarios próximos a USD 400 millones. Los activos internacionales propios de la entidad de libre disponibilidad, que empiezan a recuperarse después de tocar su nivel más bajo en 17 años, siguen en zona negativa por unos USD 10.000 millones cuando se les descuentan créditos y depósitos privados.

4) Siguieron sostenidas las valuaciones de acciones y bonos. Otro signo de respaldo a la comunicación de medidas oficiales vino del lado de la operatoria bursátil. Por ejemplo, el índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires alcanzó dos umbrales: batió un récord por encima de un millón de puntos medido en pesos, con una ganancia de cerca de 400% en 2023, mientras que en dólares tocó los 1.000 puntos en la semana, un nivel no visto desde antes de las PASO de 2019, según la paridad del “contado con liqui” en base a la evolución de los ADR en Wall Street.

En sintonía, los bonos Globales del canje -en dólares con ley extranjera- alcanzaron sus precios más altos del año en Nueva York. Los GD29 y GD30 superaron los USD 40 -habían tocado un piso de USD 18 en julio de 2022-, con una suba de sus precios de más de 50% en el año en curso. Asimismo, el riesgo país volvió a la zona de los 1.800 puntos, el nivel más bajo desde febrero, tras un pico de 2.700 puntos a comienzos de octubre.

La fuerte señal fiscal

El gobierno de Javier Milei se comprometió a reducir al mínimo las transferencias discrecionales de fondos nacionales a las provincias y anticipó que no va a licitar más obra pública nueva y cancelará las licitaciones aprobadas que no se hayan iniciado.

“La realidad es que no hay plata para pagar más obra pública”, expresó Luis Caputo en su discurso y destacó que el país registra un déficit fiscal de más de 5,5% del PBI -equivalente a más de 3 meses de los ingresos de la administración central-. A pesar de las medidas de ajuste, el ministro anunció que aumentará el gasto en programas de ayuda social para los sectores más vulnerables.

“La estrategia del Gobierno es la inversa de la de Macri en 2015. Se muestra la verdadera herencia, se opta por un shock fiscal que apunta a equilibrio, y por una estrategia gradual en lo monetario-cambiario -no se desmantela el ‘cepo’ y no flota el tipo de cambio-. También hay pragmatismo. La dolarización por ahora pasó al olvido, y las Leliq se van a ir achicando gradualmente y dejaron de ser el déficit del 10% del PBI -que con ajuste por inflación nunca existió-”, consideró Miguel Kiguel, director de Econviews.

“En nuestro escenario base para 2024, asistiríamos a un proceso de ajuste ‘clásico’ donde la estanflación en el corto plazo debería dar paso a una coyuntura con mejores fundamentals, mayor acceso al financiamiento externo y sostenida reducción de la nominalidad”, señaló en un reporte Delphos Investment.

Por otro lado, Caputo informó el reemplazo del sistema de aprobación de importaciones (SIRA) y modificó los impuestos a las exportaciones, en un intento por mejorar el flujo comercial ante la acuciante escasez de divisas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), con el que el país mantiene un programa de crédito por USD 45.000 millones que quedó paralizado por el desvío en el cumplimiento de las metas en la mayor parte de 2023, respaldó las medidas anunciadas. Las nuevas disposiciones contribuirán a “estabilizar la economía y a sentar las bases de un crecimiento más sostenible y liderado por el sector privado”, según un comunicado de prensa difundido por el organismo de crédito multilateral.


“Tras los graves reveces en política económica de los últimos meses, este nuevo paquete de medidas constituye una buena base para proseguir las discusiones encaminadas a reconducir el actual programa respaldado por el Fondo”, agregó la entidad que dirige Kristalina Georgieva.

Fuente: Infobae

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE