El tiempo - Tutiempo.net

Gisela Scaglia: "Si hablamos de crear Unidos a nivel nacional, lo pienso con La Libertad Avanza adentro"

POLÍTICA 04/06/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
scagliajpg

Gisela Scaglia le dedicó el 71 por ciento de su tiempo en el primer cuatrimestre a resolver la interna del PRO en Santa Fe. La vicegobernadora lo tiene cronometradogracias al programa de evaluación de gestión que Horacio Rodríguez Larreta le compartió al gobierno provincial. Flamante ganadora de la interna, va por un partido “abierto, con discusión interna”.

La presidenta del Senado recibió a Letra P en su despacho, en la sede Rosario de la Casa de Gobierno. En una entrevista a fondo, rechaza una fusión con La Libertad Avanza (LLA), pero avala una “alianza”. Se muestra a favor de armar Unidos para Cambiar Santa Fe en la arena nacional, pero en una sociedad política con el partido del presidente Javier Milei. ¿Maximiliano Pullaro?: “El político con más futuro de la Argentina”.
 
Su triunfo en la interna PRO en Santa Fe
-¿Por qué ganó la interna del PRO?
-Porque nos juntamos un montón, nos unimos los que creíamos que había que hacer un cambio. Y lo otro es que siempre fui una persona de diálogo, hubo un acuerdo en el cual primó lo que venía diciendo. La vicegobernadora, el cargo más alto que tiene el PRO en la provincia, tiene que conducir el proceso político del partido. Destaco siempre el rol de Miguel Weiss, intendente de Santo Tomé, porque fue la persona que pudo articular el diálogo cuando parecía que no había ninguna chance.


-¿Qué había que cambiar en el PRO?
-Tenemos que volver a ser un partido abierto, con mucha discusión interna, pero también un partido que vuelva a encontrar en el territorio su razón de ser. El PRO tiene un montón de referentes territoriales, concejales e intendentes que hay que volver a potenciar. Tenemos ahí un camino. Y después se tiene que terminar la cosa de si estás con uno o con el otro. Tenemos que construir una identidad santafesina del PRO, pero no la identidad macrista del PRO, la bullrichista del PRO, la larretista del PRO, la vidalista del PRO, ¿por qué siempre con un referente nacional?

-¿Macri intervino en algún momento?

-Nunca. Tal cual me lo había prometido. Me junté con él y me dijo: "No me vengas a pedir que intervenga". Y le dije, "Precisamente vengo a pedirte que no intervengas". Y no lo hizo, cumplió su palabra. Se paró, me dio la mano y me dijo: "Te agradezco que me vengas a pedir que no intervenga porque no lo voy a hacer". Y me dio la mano como un símbolo de 'te doy mi palabra'.

-¿Habló con Bullrich?

-Le mandé un mensajito el día que arreglamos la lista. Le agradecí porque me ayudó mucho en darme la seguridad de que era el camino que tenía que recorrer. En su momento me dijo: "Si ganaste una elección, tenés que conducir". Me dijo que seguía pensando lo mismo y que ella también había hecho su parte. A mí me duele la división que hay hoy arriba, porque para mí es innecesaria.

-¿Pero cómo hacen para convivir el PRO de Bullrich con el de Macri?

-Con diálogo. No hay que ir a vaciar un partido, a la guerra legislativa, a ese lugar de disputa que es casi una guerra, hay otra forma.

-¿Qué mensaje se da para afuera?

-De desorden. Por eso digo, tenemos que crear una identidad santafesina del PRO, porque si no termina apareciendo una pelea que no es nuestra y no es constructiva.

-¿Cómo hace el PRO para no diluirse ante el crecimiento de La Libertad Avanza?

-No nos vamos a diluir si tenemos dirigentes. ¿Por qué el PRO se va a diluir si tiene un gobernador como Rogelio Frigerio? ¿O un gobernador como Nacho Torres? A lo mejor el PRO empieza a mirarse menos en la Capital y empieza a mirar más lo que pasa en las provincias, que es muy importante. Macri no tuvo la cantidad de gobernadores y vicegobernadores que hay hoy. La fuerza del PRO como partido nacional está en los gobernadores, en los vicegobernadores que tiene, como Nacho, Rogelio, Jorge Macri, y después tiene una vicegobernadora en Mendoza, una vicejefa de Gobierno en la Ciudad de Buenos Aires y una vicegobernadora en Santa Fe.

-Infiero después de esto que no está de acuerdo con fusionarse con LLA.

-Nunca estuve de acuerdo. Nos llevó 20 años construir este partido. Si vos te fusionás, sos Recrear con el PRO.

-López Murphy.

-Sí, y se quedó sin partido. Se fusionó y desapareció.

-Si el PRO se fusiona con LLA, ¿desaparece?

-Claro.

-Hay actores PRO en la provincia, como Federico Angelini, funcionario del gobierno libertario, ¿no teme que su sector impulse una fusión en Santa Fe?

-Para eso necesitan la firma y yo soy la presidenta. ¿Con qué van a fusionar?

-Bueno, pero como sector pueden salir a vender…

-Bueno, como sector. Pero se fusiona un padrón de afiliados por ser un sector. O sea, la fusión es un poco más que un mensaje. Una fusión partidaria es que unimos nuestros padrones de afiliados. O sea, que tenemos una carta orgánica nueva, que nos regimos por un nuevo consejo directivo, que definimos nuevas autoridades. Eso es una fusión. Son cosas distintas. Después existe la alianza. La alianza es posible, indudablemente es posible, una alianza política, una alianza electoral.

-Eso es distinto a fusionarse.

-Fundar un nuevo espacio, como fue Cambiemos o Juntos por el Cambio, como alianza, sí, eso está todo por discutirse. Ahí sí tenemos un diálogo abierto. A lo que yo me niego es una fusión.

Unidos para Cambiar Santa Fe y La Libertad Avanza
-En ese marco, ya dijo que estaba a favor del ingreso de LLA a Unidos.

Sí. Para mí es un diálogo que hay que abrir. Pero no es una decisión mía, yo pongo mi opinión. Después hay once partidos políticos que tienen que opinar y tiene que existir una mayoría que acepte. Cualquiera que quiera ingresar a Unidos tiene que ser en un proceso de mucho diálogo.

-¿Y para qué?

-Lo primero es un mismo núcleo de coincidencias. La idea es que si estamos acá, pensamos lo mismo y representamos lo mismo, ¿por qué tenemos que estar en espacios separados? Y representamos lo mismo en términos de lo que queremos para la provincia, de esas coincidencias que existieron cuando firmamos Cayastá.

-Un marco general.

-Marcos santafesinos y generales. Legislativamente, hay procesos y hay leyes. Y si pensamos lo mismo, ¿por qué tenemos que estar separados en la Cámara de Diputados? Si quieren un Estado que no gaste de más, que resuelva el tema de la seguridad, que los chicos aprendan más. No sé en qué difiere lo que estamos haciendo con Maxi, con lo que propone hoy La Libertad Avanza.

-El socialismo quiere armar Unidos a nivel nacional, ¿está de acuerdo?

-Difícil. Ojalá la Nación tenga más santafesinidad, porque lo que existe en Santa Fe no existe en ningún lado del país. Eso primero. ¿Pero cuánta fuerza electoral tiene eso realmente a nivel nacional? Tenemos que leer lo que pasa en la calle, y la calle lo apoya, y apoya las medidas de Javier Milei. Entonces, ese espacio que vos quieras construir a nivel nacional, similar a Unidos, ¿para qué? ¿Para ir a cuestionarle a Milei lo que la gente a Milei le respalda?

-No rechaza la idea, pero le hace ruido.

-No, no, no, leo lo que pasa hoy. No lo rechazo si me dijeran que hay que construir otra alternativa porque lo de Milei no funcionó. Entonces tenemos una responsabilidad institucional. Ahora, esa idea hoy, a nivel nacional, la pienso con LLA adentro. No en contra de LLA, no en contra del presidente que la gente apoya.

-Y que una gran interna se enfrenten LLA, el socialismo, el PRO, el radicalismo.

-Sí, claro, pero crearla para ir en contra de Milei... yo entiendo que la gente acompaña al presidente, hoy.

-¿Hay que armar Unidos a nivel nacional, pero en alianza con LLA entonces?.

-Claro. Pero pará. Si hubiera existido Unidos, hoy Milei no solo tendría ley de Bases, tendría Pacto de Mayo, baja de imputabilidad, extinción de dominio, baja de retenciones. El gobierno nacional tiene que mirarnos y decir: "Che, esto es lo que tenemos que hacer". Señor presidente, usted tiene que mirar a Santa Fe, porque cuando Nación no pudo sacar todavía una sola ley, Santa Fe sacó 25.

-En términos de estrategia 2025 en la provincia, ¿las elecciones deberían ser desdobladas?

-Obvio, se juegan cosas distintas. En la elección local se refrenda una gestión... ni siquiera del gobierno provincial, sino del intendente, concejal. No necesariamente esa elección se cruza con lo que se quiere refrendar o castigar a nivel nacional.

Gisela Scaglia y la reforma constitucional
-¿Está a favor de una reforma constitucional que se pueda tratar a la brevedad?

-Siempre estuve a favor de la reforma, porque es necesaria. Lo que uno tiene que evaluar es cuándo es el tiempo para hacerlo. La reforma tiene dos caras. Por un lado, una reforma del sistema político, cuánto dura un mandato para todos, para un presidente comunal, un intendente, un concejal, un diputado, un senador y un gobernador. Pero digo, no pueden no tener el mismo criterio para todos. Y otra cosa, no podemos llevar a la provincia cada dos años a una elección. Las dos cámaras más importantes de la provincia se renuevan en partes completas y el resto de las cámaras locales (Concejos municipales) al 50% cada dos años.

-¿Elecciones cada cuatro años?

-Tiene que haber una elección. La gente no quiere ir a votar cada dos años, menos para ir a votar al presidente comunal que empezó ayer.

-¿Cuál es la otra cara?

-La reforma tiene una parte que tiene que ver con derechos y obligaciones que no está adaptada a la Constitución de 1994. Si fuéramos inteligentes y trabajadores en serio, podríamos pensar en una Constitución muy de futuro también, con temas que ni siquiera la de 1994 los tiene en cuenta, que tienen que ver con la protección de datos. El futuro está en el dato y no hay nadie que te proteja.

-¿Y Pullaro merece una reelección?

-Obvio. Sí creo en la reelección de los gobernadores porque me parece que se necesita tiempo para llevar adelante un proceso de obra pública, sobre todo. Pero Maxi también es una persona que todo el tiempo ha dicho que él no piensa en él. No pensaría en reformar una Constitución para darle a algo a Maxi. Hay que hacerlo por la provincia y si hay que tener gestos de grandeza para que esto salga hay que ponerlo sobre la mesa también.

-¿Qué horizonte le ve a Pullaro como dirigente?

-Está para todo lo que él quiera hacer. Es hoy para mí el político con más futuro de la Argentina. Es un valiente, que no juega medias tintas, se mete en los temas difíciles y no llegó al poder para estar en el discurso. Eso lo pone en un lugar de mucho respeto con la sociedad.

-Habló de Milei y la calle, ¿que tenga el apoyo que tiene significa que está llevando adelante un buen gobierno?

-Significa que no defraudó a la gente en lo que él dijo que iba a hacer en la campaña. Milei cumplió. Cuando una persona te dice: "Estoy económicamente mal, pero al presidente hay que acompañarlo". Cuando se escucha eso del comerciante, del empresario, de la que todos los días sale a trabajar… hay algo que se llama cambio cultural.

-Como decía Macri.

-Sí, Mauricio siempre decía que esto es un problema de cambio cultural. Él decía que esto es como estar cruzando en el río, Cuando cruzás un río en la mitad se puede sentir que te vas a ahogar porque es la parte más profunda. Ahí hay dos caminos: cruzar un poco más y llegar a la otra orilla o volver atrás.

-¿Con Macri se volvió para atrás?

-¿Los argentinos qué hicimos? En vez de terminar de cruzar el río con Macri, fuimos para atrás. Nos asustamos. Nos llegó el agua hasta acá, nos asustamos. Vino un señor, nos prometió la heladera llena, la polenta, no sé qué y nos devolvió otra vez a la orilla. El río hay que cruzarlo un día y ahora no hay miedo a volver atrás. Ahora siento que la gente dice: "Crucemos el río, muchachos".

CON INFORMACION DE LETRA P.

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE