Javier Milei celebra su propio solsticio y empieza una etapa de reconfiguración

POLÍTICA 23/06/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
f848x477-1612918_1670721_5050

El 20 de junio empezó el solsticio de invierno en el hemisferio sur. A partir de allí, todos los días empiezan a ser un poquito más largos, el sol ilumina durante más tiempo. Por eso es un momento especial para diferentes tradiciones o creencias, porque se deja atrás al punto de menor cantidad de luz con la certeza de que los tiempos de oscuridad serán cada vez más cortos. Es vista como una etapa de renacimiento o reconfiguración.

En esta Argentina libertaria, el solsticio de invierno cayó justo en un momento que también es bisagra para el futuro del gobierno de Javier Milei. El clima que se vive en la Casa Rosada es que es inminente un cambio de etapa. Lo que no está claro todavía es cómo se va a materializar, aunque no hay dudas de que tendrá componentes políticos y económicos.

Para la oposición, sin embargo, también la evidencia es clara de que arranca un proceso de reconfiguración, con los diferentes sectores internos de cada espacio empezando a mover fichas.

La mirada en la economía 
Luis “Toto” Caputo y su equipo no son muy afectos a ir dando anticipos de sus decisiones en los tradicionales off the record con periodistas. En todo caso, comenzaron a instaurar la lógica de dar pistas en comentarios o respuestas en la red social X (exTwitter). Este viernes, el ministro de Economía fue contundente en la desmentida a una versión periodística que lo obligó a ratificar algunos puntales de la política económica: que no hay ninguna devaluación prevista (nunca se anuncian), que el dólar blend (80/20) para exportadores se mantiene, como así también el crawling peg del 2%.

No obstante, con la sanción de la ley Bases y el paquete fiscal se vendrán cambios en materia económica. Hay uno que ya anticipó el propio Caputo: la reducción del Impuesto PAIS al 7,5%. Hay otro más que también se anticipó: se viene la negociación de un nuevo acuerdo con el FMI. En su mensaje del viernes, Caputo aclaró: “Aún no hemos iniciado las negociaciones del próximo acuerdo con el Fondo, con el cual mantenemos una muy buena relación”.

Ese acuerdo será clave para la modificación más importante que espera anunciar en este segundo semestre el gobierno: la liberación del cepo y el inicio de la ya famosa competencia de monedas. Ese esquema es el que esperan Milei y compañía que permita dar luz y calor a una economía que sigue languideciendo. Los anuncios de inversiones a través del RIGI serían las primeras señales de movimientos que espera el Gobierno, pero la reactivación en serio aseguran que se dará recién con la salida del cepo.

La mirada en la política
Los cambios económicos se espera que vengan de la mano de cambios políticos. Al esperado desembarco de Federico Sturzenegger como funcionario (no está definido aún si como ministro o secretario) se le suman probables cambios en carteras que vienen siendo analizadas.

Si la semana que viene, como se espera, se sanciona la ley Bases, está previsto que la siguiente se abra un periodo de cambios en el gabinete. Lo planteó el propio Milei, quien considera un hito la sanción del paquete legislativo que abre la puerta a un balance del gabinete.

Diana Mondino y Sandra Pettovello aparecen como salvadas. Por lo menos dejaron de estar en la cuerda floja aunque sus nombres ya quedaron en un lugar de mayor debilidad al que tenían hace un tiempo. Otros dos nombres son los que están en la mira ahora: Mariano Cuneo Libarona (Justicia) y Mario Russo (Salud).

El primero empezó con un perfil alto y poco a poco su luz se fue difuminando. Algunas voces se lo asignan a una interna con Sebastián Amerio, el secretario de Justicia y representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura. De confianza de Santiago Caputo, su nivel de influencia en la cartera habría ido in crescendo. 

Russo, en tanto, estaría inmerso en una pugna de intereses con Mario Lugones, quien asesoró desde el comienzo en el armado del ministerio pero nunca asumió un cargo formal. De buena relación inicial con el ministro, ahora ese vínculo se habría deteriorado, al punto de que se llegó a dudar de la continuidad de Russo al frente de la cartera. Hoy habría una tregua, aunque en un eventual cambio de nombres no es un eslabón fuerte de la cadena.

Será decisión de Milei si quiere hacer una reconfiguración a fondo o los cambios se limitan al empoderamiento que tuvo Guillermo Francos y la definición de Sturzenegger.

Oposición sin Bases sólidas
Mientras tanto, en todos los sectores de la oposición se visualizan dudas, contradicciones, tensiones, que demuestran que lejos están de comprender qué posición deben tomar para vincularse con Javier Milei.

En el peronismo está todo roto. Gobernadores tensionados por el nivel de acercamiento con Nación, kirchneristas peleando por la conducción del espacio, y la mayoría de los dirigentes todavía pasándose facturas por la última gestión, intentando entender la derrota y, peor aún, sin procesar cuál es la opción que tienen para ofrecerle a la ciudadanía. Tres gobernadores peronistas como Osvaldo Jaldo (Tucumán), Raúl Jalil (Catamarca) y Gustavo Sáenz (Salta), junto al radical jujeño Carlos Sadir, se sentaron este jueves con Milei en una foto novedosa en este nuevo esquema político.

No mucho mejor están en el radicalismo, donde no solo el presidente del partido, Martín Lousteau, volvió a votar distinto al resto del bloque de la UCR en el Senado, sino que ahora se sumó una tensión entre senadores y diputados. El bloque de la Cámara alta sacó una carta pidiendo que los diputados respeten los cambios negociados en la ley Bases y no insistan con la versión original. Rodrigo de Loredo, presidente de la bancada de la Cámara baja, respondió este viernes con un largo hilo en X. “Los diputados no estamos obligados a votar lo mismo que los senadores, así como los senadores fueron libres de modificar el texto al que dimos media sanción en Diputados”, argumentó.

Esta semana seguirá el debate sobre si Diputados puede insistir con artículos que fueron rechazados o no. La mira está en Ganancias y Bienes Personales. Como pasa siempre en estos casos la resolución la tiene la mayoría. Y hay una mayoría consolidada de que pueden insistir con esos artículos bajo la lógica de que el rechazo en particular de esos artículos fue una modificación a la ley votada en general.

Las negociaciones seguirán hasta el martes, cuando se reúnen las comisiones respectivas para emitir dictamen y dejar todo listo para sesionar el jueves. Hay acuerdo en insistir con Ganancias y Bienes Personales en el paquete fiscal, aunque opositores dialoguistas le están pidiendo un gesto extra al Gobierno, que explicite que necesita esas herramientas. También hay consenso en aceptar algunas negociaciones que se realizaron en el Senado a la ley Bases, como las del RIGI y en delegación de facultades al Poder Ejecutivo. Distinta es la situación con privatizaciones, donde hay sectores de la oposición que estaban más de acuerdo con lo que votaron, que incluía a Aerolíneas Argentinas, Correo Argentino, y Radio y Televisión Argentina como susceptibles de ser vendidas.

No es fácil el rol de la oposición ante un presidente como Milei que mantiene niveles de aceptación social impensados para el ajuste que se está realizando. El último estudio cualitativo y cuantitativo de Sebastián Halperín y el Equipo Mide, da cuenta de esta dificultad. Un 48% asegura que el país está en la decisión correcta, aunque prima la cautela y la responsabilidad aparece en las trabas que pueda poner la oposición y no en los errores de Milei. “Si la casta lo deja”, “Limitaciones políticas” o “Palos en la rueda”, son algunas de las menciones que aparecen en las entrevistas. “Para un amplio sector de la ciudadanía que apoya al gobierno libertario, si le sale bien, el mérito es del Presidente, pero si le sale mal, la culpa, al menos en buena medida, estaría afuera”, concluye el trabajo.

Por estas horas, Milei cerrará su gira por Europa, que incluyó entrega de  premios de espacios liberales en España, Alemania y República Checa, a lo que después se le agregó en agenda encuentros con los mandatarios Olaf Scholz y Petr Fiala, y la madrileña Isabel Díaz Ayuso. A su regreso se definirá como termina de concretarse la aprobación de la ley Bases y el paquete fiscal. Y a partir de allí empezará una nueva etapa de su gobierno, tanto en lo económico como en lo político. Una etapa que Milei espera, desea, que sea cada día con un poco más de luz.

CON INFORMACION DE MDZOL.COM

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE