Se viene el presupuesto 2022: ¿jueguito para la tribuna en la campaña o números reales?

ECONOMÍA 27 de agosto de 2021 Por Claudio Zlotnik*
517495

El ministro de Economía, Martín Guzmán está definiendo los detalles del proyecto de Presupuesto 2022, que presentará en el Congreso en pocas semanas. Apenas tres días después de las PASO. Ya en plena campaña rumbo a las generales de noviembre. 

Hay una decisión política detrás de esa presentación: el Gobierno utilizará el Presupuesto para bajar a la sociedad la línea de que la pandemia quedó atrás, y que a partir de ahora -por fin- se concretarán los proyectos que Alberto Fernández tenía en diciembre de 2019, que se suspendieron cuatro meses después por la explosión de la pandemia.

Ese objetivo político incluirá que la inflación tendrá una desaceleración respecto de este año. Una baja "gradual". A pesar de que habrá un ajuste en las tarifas, que no vendrá con aumentos generalizados sino de acuerdo a las distintas franjas de la sociedad.

En concreto, el ministro ya le anticipó a Alberto Fernández que la inflación de este año rondará el 42%. Bien por encima del 29% que el propio Guzmán pautó en el Presupuesto 2021, pero entre seis y siete puntos menos que los proyectados por las principales consultoras económicas.

La batalla contra la inflación

En el equipo económico circula un borrador del objetivo de inflación para el año que viene: 35%. Es decir, una baja muy leve respecto de este año. Pero desaceleración al fin. 

Lo dicho más arriba: esa baja gradual de la inflación contempla un ajuste en las tarifas, pero de ninguna manera única para todos. Los funcionarios se encargan de aclarar que habrá una segmentación, y que no habrá aumentos de las boletas de la luz y del gas por igual para toda la sociedad. Incluso, desde Economía, reconocen que ya se pidieron informaciones tanto al Banco Central como a la AFIP y a otros organismos para determinar esa segmentación tarifaria.

Puertas adentro de los despachos y en estricto off the record, los funcionarios admiten que la inercia inflacionaria será muy difícil de derrotar en la Argentina que lleva varios años consecutivos de inflación superior al 40% anual.

La otra gran cuestión refiere al crecimiento para el año que viene: estará entre 5% y 6%, de acuerdo a los primeros borradores. Aunque en los despachos oficiales estiman que el crecimiento de este año será más alto que el pronosticado: tendría un piso de 8% y un máximo de 9%, con lo cual la estimación para 2022 podría ser mayor por causa el arrastre.

De todas formas, hay un dato clave: los ministros de Economía, a priori, suelen "guardarse" algunos puntos de crecimiento para tener más libertad para redireccionar fondos, en caso de que se cumplan los pronósticos, claro.

Como previa de lo que viene, Guzmán se presentará hoy a las 15 en la comisión de Seguimiento y Control del Pago de la Deuda Externa. La sesión se organizó en el Salón de las Provincias del Senado de la Nación. Es la primera vez que Guzmán va al Congreso en casi un año: la última vez fue cuando presentó el proyecto de Presupuesto para este año, en septiembre de 2020.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar