El viceministro griego de Exteriores: “La Unión Europea tiene fronteras y debe defenderlas”

INTERNACIONALES 27/11/2021 Por Cecilia BALLESTEROS
XK2LXKL4RJER5KCGCTU7S2FX7Y

Miltiadis Varvitsiotis (Atenas, 52 años) ha viajado a España para tratar, entre otros asuntos, de suavizar el terreno antes de la entrevista que el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, y su homólogo griego, Nikos Deindas, del conservador Nueva Democracia (ND), mantendrán en la capital griega en diciembre. El diplomático, afable pero firme, opina que Turquía no respeta el derecho internacional, no oculta su desagrado por el reforzamiento de la cooperación en defensa entre Madrid y Ankara y llama a la Unión Europea a “defender sus fronteras”. Grecia, que acaba de firmar sendos acuerdos con EE UU y Francia, es partidaria de fortalecer un eje de seguridad estratégica en el Mediterráneo, ya que “Turquía está haciendo política en términos de fuerza militar”, asegura el viceministro de Exteriores y para Asuntos Europeos en una entrevista celebrada este jueves en la Embajada griega en Madrid.

Pregunta. Grecia es el país europeo de la OTAN que más gasta en Defensa (3,8% del PIB). Han reforzado las relaciones con Estados Unidos y con Francia como contrapeso a Turquía. ¿Qué papel quiere jugar Grecia en el Mediterráneo oriental?

Respuesta. Un rol de estabilización. No reivindicamos nada de nadie y respetamos las fronteras y la soberanía de los países de nuestro entorno. Nos esforzamos para desarrollar nuestras relaciones con todos los países de la región, sobre todo, con Israel, Egipto y Chipre. Hemos firmado un acuerdo de defensa con Washington, de cinco años de duración, y otro con Francia [que incluye la compra de tres fragatas y 24 cazas Raffales] y creemos que esos pactos no son bilaterales, sino que tienen el espíritu del mecanismo de defensa europeo. Por primera vez se plasma negro sobre blanco lo que nos gustaría ver recogido por escrito en los tratados de la Unión Europea, que si un miembro sufre un ataque, entonces los otros socios deben ayudarlo. En los tratados europeos se hace referencia al artículo 5 de la OTAN, pero no es suficiente para nosotros.

P. Atenas ha contenido el flujo migratorio que llegó entre 2015 y 2016, pero hay muchas críticas por las condiciones de los campos de refugiados, el endurecimiento de la política de asilo y las devoluciones ilegales...

R. Cuando llegamos al Gobierno en 2019, teníamos una tendencia hacia el incremento del flujo migratorio y unas condiciones inhumanas en los campos: sobrepoblados, con insuficiencia para albergar a tanta gente. Más de 30.000 personas vivían en las islas en condiciones infrahumanas, en dos años ya solo tenemos a 3.000 allí y vamos a crear más centros para acoger a la gente que lo solicite. Dicho esto, y en vista de la instrumentalización de la inmigración en 2020 y 2021 en nuestra frontera norte por parte de Turquía, hemos decidido poner en marcha una política restrictiva: no dejamos que los barcos crucen nuestras líneas, los interceptamos y les pedimos a las autoridades turcas que vengan a recogerlos. Pero estos barcos son escoltados por los guardias costeros turcos que, en vez de recogerlos, los empujan al peligro. Lo que hacemos es bloquearlos antes de que entren en aguas griegas. Lo hacemos por tres razones en todas las operaciones: no ponemos en riesgo ninguna vida, nos observan todos los actores internacionales que operan en la zona porque nuestras fronteras marítimas están vigiladas por la OTAN y Frontex, así que no hacemos nada a escondidas, y la tercera es que defendemos que la UE tiene fronteras y debe defenderlas. Para nosotros, Turquía es un “tercer país seguro” para los migrantes y refugiados, Ankara recibe dinero de los presupuestos comunitarios por acoger a los inmigrantes en su territorio, tiene un acuerdo con la UE para albergarlos, y de hecho no está cumpliendo el pacto porque no recibe a ningún emigrante de vuelta procedente de Grecia. Así que no violamos ningún derecho y en el caso de que haya alegaciones en este sentido estamos abiertos a cualquier examen legal por parte de los tribunales, del defensor del pueblo y de la autoridad de transparencia sobre alegaciones de devoluciones en caliente.

P. ¿Qué esperan del nuevo Gobierno alemán? ¿La relajación de las medidas de austeridad hasta 2023 impedirá que se cometan errores como en la crisis financiera, de la que Grecia fue víctima?

R. La crisis de 2010 quedó atrás. Hemos pagado y hemos hecho todas las reformas necesarias para mantener a Grecia en la eurozona. El nuevo Gobierno alemán debe entender que estamos en una nueva Europa. La deuda pública se ha incrementado en todo el planeta por culpa de la covid y hay una necesidad de adaptarse a la nueva realidad, en vez de adoptar medidas estrictas que ya se ha visto que no aseguraban la eurozona. Porque no era solo Grecia, eran España, Irlanda, Portugal, Italia… es importante entender que las nuevas reglas de estabilidad deben incrementar el crecimiento de la UE.

P. ¿Se va a reforzar el grupo UE-MED (España, Portugal, Francia, Italia, Grecia, Malta, Chipre, Croacia y Eslovenia)?

R. El grupo ya ha pasado de siete a nueve países. El año pasado y este hemos incrementado esa cooperación en la cumbre de Atenas de septiembre en la que se trataron temas de inmigración, energía y también sobre el medio ambiente en el Mediterráneo. El presidente Sánchez habló de la idea de encontrar una solución europea al problema de la electricidad y el gas y que los Estados miembros abran un debate sobre el marco normativo del mercado de la energía y esa es una idea que nos gustó mucho. Tenemos que poner en marcha una agenda ambiciosa para el Mediterráneo.

P. ¿Cómo evoluciona la pandemia y cómo está afectando a la economía griega?

R. Grecia tiene un porcentaje del 70% de vacunados, pero estamos en una cuarta ola que nos está golpeando duramente con 800 infectados y entre 70 y 80 muertos diarios. Estamos urgiendo a que la población se vacune porque el 90% de los que fallecen no estaban vacunados. En 2020, la economía resultó muy dañada. Perdimos el 8% del PIB por el confinamiento y la pérdida del turismo. Este año vamos a cerrar con un crecimiento de casi el 8% y para el año que viene del 5% así que podemos hablar de una recuperación total de la economía. La tasa de paro está cayendo. Desafortunadamente, Grecia sufrió por la crisis durante un periodo de 10 años y cuando estábamos intentando despegar, llegó la pandemia. Así que fue una segunda crisis.

P. Durante los incendios de este verano en Grecia, sobre todo en la isla de Eubea, mucha gente temía que se priorizara la iniciativa privada frente a los mecanismos de protección social.

R. Hemos invertido en desarrollar mecanismos de protección civil, 3.000 millones de los fondos europeos irán destinados a esto, hemos creado un nuevo ministerio de Protección Civil porque tememos también las consecuencias del cambio climático. Somos también un país sísmico y necesitamos estar bien preparados. No todo fue bien desgraciadamente durante los incendios y no teníamos los medios, pero la gente sigue viva y podemos reconstruir con ellos todo lo que el fuego dejo atrás.

Fuente: El País

Te puede interesar