17 definiciones de Juan Bautista Alberdi en el día del abogado

CIUDADANOS 29 de agosto de 2022 Por Dante HERRERA
MOYSXQ5X35CF5GOJEAUTAEKIRA

Hoy, como cada 29 de agosto desde 1958, se celebra el día del abogado en homenaje a Juan Bautista Alberdi. Nacido en San Miguel de Tucumán en 1810, fue el autor intelectual de la primera Constitución Argentina, dictada en 1853, la segunda más antigua de América y la quinta en el mundo ya que esa fecha.

Alberdi, además de abogado, supo ejercer como jurista, economista, escritor, músico, diputado y fue responsable del libro “Bases y Puntos de Partida para la Organización Política de la Republica Argentinas”. Fue uno de los pensadores más importantes e influyentes del siglo XIX.

Algunas de sus principales definiciones sobre el derecho, la libertad y la política:

- El derecho de mil no pesa más que el de uno solo en la balanza de la justicia.

- La paz, como la libertad, como la autoridad, como la ley y toda la institución humana, vive en el hombre y no en los textos escritos.

- La reforma de un banco de estado es imposible. No hay más que un medio que de reformarlo: es suprimirlo.

- La planta de la civilización no se propaga de semilla. Es como la viña: prende de gajo.

- Un hombre laborioso es el catecismo más edificante.

- Si queremos ser libres, seamos antes dignos de serlo. La libertad no brota de un sablazo. Es parto lento de la civilización.

- Para reglar la libertad no es menester disminuir, ni alterar la libertad, al contrario, disminuirla es desarreglar su ejercicio.

- La libertad de la patria no es la libertad del individuo… puede ser libre la patria y no serlo el individuo, que es miembro de esa patria.

- El principal medio de afianzar el respeto de la Constitución, es evitar en todo lo posible sus reformas.

- Conservar la Constitución es el secreto de tener Constitución.

- Las personas que esperan su felicidad de la mano de los Gobiernos, esperan una cosa que es contraria a la naturaleza.

- La riqueza de las naciones es obra de las naciones, no de sus Gobiernos.

- No hay peor agricultor, peor comerciante, peor fabricante que el Gobierno.

- Gobernar poco, intervenir lo menos, dejar hacer lo más, no hacer sentir la autoridad, es el mejor medio para hacer estimable la ley.

- La ley escrita, para ser sabia, ha de ser expresión fiel de la ley natural.

- La ley no debe tener otras miras que las de la Constitución. La Constitución designa el fin, la ley construye el medio.

- La guerra no puede tener más que un fundamento legítimo, y es el derecho a defender la propia existencia.

Fuente: Infobae

Te puede interesar