Murió otra persona por neumonía bilateral de origen desconocido de una clínica de Tucumán

SALUD 01 de septiembre de 2022 Por Dante HERRERA
SDWQSGHN3JDQLCMGAD74RCMKLY

Un hombre de 45 años que se encontraba internado en terapia intensiva a causa de una neumonía bilateral de origen desconocido murió hoy en la provincia de Tucumán, informó oficialmente el Ministerio de Salud local. De esta forma, ya eran dos las víctimas mortales reportados por esta causa.

Ambos fallecido eran trabajadores de la salud de la clínica privada Luz Médica de la capital tucumana. A través de un comunicado, la cartera sanitaria provincial dijo respecto de la última de las víctimas mortales que “se trata de un paciente del sexo masculino de 45 años de edad con comorbilidades y que se encontraba internado en el Hospital Eva Perón desde el 21 del corriente”.

 
El hombre fallecido en último término era enfermero, en tanto que el primero era un médico de 68 años, ambos trabajadores del mismo sanatorio.

Por su parte, el instituto ANLIS-Malbrán informó esta tarde que “analiza las muestras de los casos de neumonía de causa desconocida en Tucumán”. En un comunicado oficial precisó que “los casos registrados corresponden a cinco trabajadores de la salud y una paciente de un sanatorio privado que iniciaron síntomas entre el 18 y el 22 de agosto”.

El ANLIS-Malbrán “recibió las muestras provenientes de Tucumán para llevar a cabo una ampliación diagnóstica de los seis casos de neumonía de origen desconocido”, puntualizó, aunque no adelantó cuándo estarán los resultados de esa investigación.

El Ministerio de Salud de la Nación aseguró que “además, las autoridades sanitarias nacionales y provinciales están trabajando en conjunto para realizar la investigación del brote, lo que incluye el seguimiento de los contactos de los casos y acciones específicas de control en el centro de salud donde surgió el brote”.

Los casos registrados corresponden a “cinco trabajadores de la salud y una paciente del servicio de terapia intensiva de un sanatorio privado de San Miguel de Tucumán”, dijo la cartera sanitaria. “Los seis casos presentaron neumonía bilateral, dos de ellos fallecieron, tres están hospitalizados y el restante se encuentra en buen estado de salud en aislamiento domiciliario”, manifestó en el parte oficial la cartera nacional.

El sexto caso, se informó esta mañana, es una médica que tiene la neumonía pero se encuentra aislada en su hogar y con seguimiento. El ministro de Salud Pública de la provincia, Luis Medina Ruiz, informó a Infobae, que por el momento no se han detectado el mismo problema de salud en los contactos estrechos de los 6 pacientes, ni tampoco se han diagnosticado nuevos casos.

Está pendiente cuál es la causa de los 6 casos de neumonía bilateral. “Esperamos tener para este viernes los resultados de los estudios más sensibles que ya está haciendo el Instituto ANLIS/Malbrán en la ciudad de Buenos Aires”, dijo Medina Ruiz.

Entre las infecciones que se sospechan, se encuentran la leptospirosis y la legionella, que son enfermedades causadas por bacterias. Pero también podría tratarse de algún otro patógeno, incluyendo algún virus.

El titular de la cartera sanitaria de la provincia contó cómo empezó la investigación sobre el brote de neumonía bilateral. “Hacemos rutinariamente los testeos para COVID-19 en los hospitales. Teníamos a dos pacientes internados en un hospital público con neumonía bilateral, y dieron negativo cuando se les hicieron los testeos para COVID-19 e el virus de la gripe. Eran dos pacientes que también son profesionales de la salud y trabajaban en un sanatorio privado. Entonces, salimos a buscar si había más casos. Se encontraron así otros 4 casos. Los 6 casos tenían en común un cuadro de neumonía y habían estado en el sanatorio privado”. Uno de los 5 médicos murió el lunes pasado y un enfermero murió hoy.

El brote de neumonía está asociado al Sanatorio Luz Médica, en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Desde la Dirección de Fiscalización Sanitaria del Siprosa (Sistema Provincial de Salud), a través de la resolución 256, se informó ayer que se dispusieron distintas medidas a modo de prevención.

Principalmente tomaron la decisión de no cerrar el lugar, sino aislarlo preventivamente y de forma temporal. Al mismo tiempo restringieron el ingreso de cualquier nuevo paciente, las consultas internas y las visitas. El aislamiento del sanatorio “es preventivo para la comunidad, para evitar que un eventual virus nuevo o un virus que esté circulando se disemine por la provincia; es lo que queremos garantizar que no ocurra”, dijo Medina Ruiz.

“La buena noticia es que no tenemos nuevos pacientes. Si se trata de un agente contagioso, no hay contacto estrecho laboral ni familiar que tenga síntomas, y que haga sospechar de que haya nuevos contagiados”, dijo el funcionario

Esperan tener los resultados del ANLIS/Malbrán. Tampoco descartó que haya contaminación por el agua o el aire acondicionado. En la provincia, ya se hizo un análisis de las muestras y se buscaron 25 patógenos. En todos los casos dio negativo, incluyendo Leptospirosis. Sin embargo, el Ministro consideró que no se debía tomar a esos resultados como concluyentes. “Podría haber casos de falsos negativos. Por eso, estamos esperando los resultados del ANLIS/ Malbrán”, comentó.

Dos de los pacientes habían sido internados en un sanatorio privado en asistencia respiratoria mecánica. Otros dos pacientes fueron ingresados en un hospital público con asistencia respiratoria mecánica. Además, una paciente, que es personal de salud, se encuentra en aislamiento preventivo en su domicilio con un cuadro no severo. Epidemiología también investigó a los contactos estrechos de los pacientes y no se han detectado síntomas en ellos hasta el momento.

Según pudo saber Infobae a través de fuentes que dependen del Ministerio de Salud de la Nación, las muestras de los pacientes de Tucumán ya están en el Instituto ANLIS/Malbrán en Buenos Aires, y se están haciendo diferentes estudios, incluyendo el uso de la tecnología de secuenciación genómica, para determinar qué patógenos podrían haber afectado a los pacientes.

Una hipótesis es que hayan sido afectados por la bacteria que causa la leptospirosis. Es una bacteria que puede estar presente en la orina de ciertos animales como roedores, perros, vacas, cerdos, caballos y animales silvestres. La leptospirosis se manifiesta en principio como un cuadro gripal con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y malestar general. Luego se puede presentar una segunda fase de mayor gravedad.

También existe la posibilidad de que el brote en Tucumán sea por una infección por Legionella. Las bacterias Legionella crecen y se multiplican en el sistema de agua de un edificio. El agua que las contiene puede dispersarse en forma de gotitas lo suficientemente pequeñas como para que las personas las inhalen. Otra forma menos común, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos en que las personas pueden enfermarse es aspirando agua potable que contenga bacterias Legionella.

Sin embargo, además de las sospechas de que podría ser Leptospirosis o Legionella, no se descarta que el brote pueda haber sido provocado por otro patógeno, incluyendo algún virus.

El director de Epidemiología del Sistema Provincial de Salud de Tucumán, doctor Rogelio Calli, detalló en conferencia de prensa: “Tanto los virus como las bacterias generan el mismo cuadro, en este caso un cuadro parecido a la gripe con dolor muscular, fiebre, falta de aire. Es muy parecido a COVID-19, hantavirus; puede ser virus o bacteria. El tratamiento es siempre de sostén. Para los que los signos vitales estén funcionando bien, ayudando al organismo para resolver esta situación; además se hace preventivamente otro tipo de intervenciones”.

Las autoridades sanitarias de Tucumán recomendaron medidas a la población para la prevención: realizar el lavado de manos frecuente, tener al día la vacunación en todos los grupos de edad y con los esquemas adecuados, usar el barbijo, seguir el distanciamiento social, y evitar las aglomeraciones. “Todas estas medidas generales nos sirvieron para pasar las olas, no sólo de COVID también para la Gripe A, por ejemplo. Resguardo y aislamiento que hacemos en caso de los enfermos”, sostuvo Calli.

El doctor Roberto Debbag, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica se refirió a los casos de Tucumán como un brote intrahospitalario en trabajadores de salud. Consultado por Infobae, Debbag señaló: “Este tipo de brote de neumonía bilateral en trabajadores de terapia intensiva es muy poco frecuente. Podría ser una bacteria o un virus. El personal podría haber estado expuesto al patógeno en el sanatorio. Por eso es importante que se realicen más estudios siguiendo los protocolos específicos para aclarar rápido el origen del brote y evitar que haya más casos”.

El experto señaló que “el personal de la salud puede estar más expuesto a patógenos cuando las condiciones de trabajo no son adecuadas o cuando hay fatiga. Por la pandemia del coronavirus, se han observado más situaciones de fatiga en el personal”.

“Hasta el momento, en base a la información disponible de manera no oficial sobre el brote de neumonía bilateral, llama la atención el número de afectados dentro del personal de la salud. Esto no es frecuente. Podría ser un brote por legionella, que suele presentarse en el personal de la salud. Pero prefiero ser cauteloso y esperar los resultados de los estudios en marcha”, dijo a Infobae el doctor Javier Farina, de la Sociedad Argentina de Infectología y jefe de infectología del Hospital de Alta Complejidad Cuenca Alta de Cañuelas, en la provincia de Buenos Aires.

Fuente: Infobae

 

Te puede interesar