El tiempo - Tutiempo.net

Los industriales santafesinos observan con atención el nuevo régimen de importaciones

POLÍTICA 27/12/2023 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
L-NwkSBEy_1300x655__1

El cambio de régimen que libera las importaciones anunciado este martes por el gobierno nacional encendió las luces de alarma entre los industriales santafesinos quienes temen una avalancha de productos importados que afecte a las empresas provinciales, en particular a las pymes, como ya ocurrió otras veces en la historia argentina cuando se tomaron medidas de este tipo.
Le eliminación de las licencias no automáticas de importación y la liberalización de las importaciones previstas en el nuevo Sistema Estadístico de Importaciones (SEDI) son medidas que, como ha ocurrido cada vez que se tomaron, impactaran muy fuerte sobre el tejido industrial pyme con sus consecuencias en el empleo y el mercado interno como ya ha ocurrido. Hay que sumarles a estas medidas una inflación de los precios en dólares que hacen que tampoco funcione el tipo de cambio como una barrera para el ingreso indiscriminado de productos importados.

Desde hace tiempo hay coincidencias entre los empresarios, al menos los santafesinos, que el SIRA (Sistema de Importaciones de la República Argentina) establecido por el gobierno anterior no iba más ya que no hacía otra cosa que generar un embudo por donde autorizar una importación de insumos o servicios era una misión casi imposible porque este era su objetivo ante la falta de divisas para afrontar los pagos.
El comercio exterior administrado es, para los industriales, una de las medidas de política económica más importantes que reivindican cada vez que pueden, además de que la aplican todos los países del mundo que cuidan sus empresarios y trabajadores, para evitar que el ingreso masivo e indiscriminado de productos extranjeros, sobre todo de países que no tienen los mismos regímenes fiscales y laborales que nuestro país, afecten la producción nacional hasta el punto de poner a un paso del abismo a sectores enteros.
De hecho, el viernes pasado cuando se reunieron con el gobernador de la provincia Maximiliano Pullaro, con quien acordaron trabajar juntos "para construir juntos una política industrial y productiva para la provincia de Santa Fe para los próximos cuatro años", le entregaron un documento de siete páginas dónde le describen el impacto que las medidas anunciadas y tomadas del gobierno nacional van a tener sobre el sector y le propusieron una serie de medidas para mejorar y consolidar el sector.

Un rápido repaso de las preocupaciones que los industriales expresan en ese documento es la situación de la deuda comercial acumulada que en el caso de las pymes santafesinas es de unos U$S 300 millones, las retenciones del 15% a las exportaciones industriales con la pérdida de competitividad que conlleva y la eliminación del sistema de compre nacional y de los regímenes de promoción industrial, la eliminación del Programa de Desarrollo de proveedores al que consideran "una herramienta clave para fortalecer el entramado productivo de empresas nacionales en sectores estratégicos".
También advirtieron sobre las consecuencias de la privatización del BNA, la eliminación ley de góndolas, la eliminación ley abastecimiento, la pauta del 2% para el tipo de cambio cuando la inflación estimada es del 20% mensual y el incremento del impuesto país para los insumos importados (combinado con la reducción de ingresos por las retenciones inviabilizará muchas exportaciones).
El documento entregado el viernes tiene también una serie de propuestas cuyo objetivo es "apuntalar la competitividad del tejido productivo a través de mejoras en la infraestructura, formación del talento y el acceso al financiamiento" con distintas medidas para concretarlas como la garantía de estabilidad fiscal para la industria, el costo de la energía eléctrica, el desarrollo de un Máster Plan para obras de infraestructura, la actualización de la ley de promoción industrial la creación de una herramienta financiera provincial que fondee los proyectos de inversión productiva y el impulso y la actualización de la formación técnica media terciaria y universitaria.

Hasta que no haya un pronunciamiento institucional de parte de la Unión Industrial Argentina, los santafesinos agremiados en Fisfe tampoco lo harán, aunque habrá expresiones individuales advirtiendo sobre las posibles consecuencias de estas medidas que el gobierno nacional anunció y busca que le apruebe el parlamento en las sesiones extraordinarias que habilitó este martes, mientras hacen escuchar sus advertencias y preocupaciones a los funcionarios de producción provincial que este miércoles tenían previsto estar en Buenos Aires para tratar al menos una parte de estos temas.

Con informacion de El Litoral.

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE