¿Vuelve el “carry trade”?: vender dólares para invertir en pesos y luego tomar ganancias para retornar al dólar

ECONOMÍA 04/04/2024 Luis BELDI
J3S4J2NWMBCMZIIBJFDLRW5ZGY

El Banco Central actualizó sus reservas poniendo en valor al oro que ayer alcanzó el récord de USD 2.320,50 por onza troy y aumentó poco más de 15% en lo que va del año. Las tenencias del Banco Central superan las 62 toneladas y, al actualizar su cotización, elevó las reservas en poco más de USD 500 millones.

De esta manera, sumadas a las compras a exportadores que el BCRA hizo en el Mercado Libre de Cambios (MLC) por USD 245 millones, subieron USD 731 millones a 27.877 millones cerca del nivel que tenían antes de hacer los pagos a los organismos internacionales y a los tribunales ingleses donde mañana vence la fianza de USD 137 millones por el juicio que enfrenta la Argentina por la gestión en Economía de Axel Kicillof al cambiar la fórmula de cálculo del PBI, que menospreció el valor de los cupones que se emitieron en 2005 adosados a los bonos para salir del default.

La pérdida por los cupones, merece un capítulo aparte. Cuando se intervino el INDEC para maquillar los números de la inflación, se pagó más de lo que correspondía a los tenedores de los cupones. La inflación, confeccionada caprichosamente por el INDEC, bajó a 10,3% anual por lo tanto al ser menor el deflactor, el crecimiento de la economía en valores constantes se elevó a “tasas chinas” y el país pagó por los cupones una cifra exagerada. Cuando, faltaron reservas, Kicillof alteró la fórmula de actualización del PBI para que no superara 3,2% y diera lugar al pago del cupón. El juicio por esta manipulación de datos es de USD 1.500 millones y mañana el Gobierno deberá completar los USD 137 millones de fianza.

El mercado estuvo al margen de este escenario porque abundan los dólares de la cosecha y de los inversores que salieron a vender divisas para reponer el dinero de las vacaciones del feriado largo. En la Costa Atlántica, las tarjetas de crédito no son bienvenidas y hacer transferencias o pagar con tarjeta de débito no dan ventaja alguna. El efectivo es el que gobierna y permite conseguir descuentos de 10% en adelante. Por supuesto, el ticket la mayoría de las veces es inexistente o reemplazado por una factura manual que no tiene valor ante la AFIP.

 
Por eso, ante la abrumadora oferta de ahorristas, el dólar libre bajó $5 a $1.005, mientras los dólares financieros se asociaban al derrumbe por el fuerte ingreso de divisas de los exportadores que liquidan 20% en el mercado de contado con liquidación (CCL).

El juego tiene un lado perverso: cuanto más dólares liquida el exportador, mayor es la baja del tipo de cambio porque el mercado no puede absorber tamaña oferta.

El CCL perdió $16,26 (-1,5%) y cerró en $1.069. El MEP perforó el piso de $ 1.000 al desplomarse $24,81 (-2,4%) a $991. Para los tenedores de dólar MEP fue arduo encontrar compradores.

El informe de la consultora F2 de Andrés Reschini, señala que de los USD 322 millones negociados, los importadores se llevaron 77 millones que “es la tercera cifra menor desde que asumió el Gobierno”.

Otro dato que destaca F2 es que la brecha cayó a 24% por la liquidación de exportadores en el CCL, aunque no haya habido un volumen alto en el MLC. El dólar futuro con un volumen de 321.682 contratos, ajustó en rojo y las distintas posiciones siguieron su derrotero bajista. Desde setiembre en adelante las operaciones fueron escasas.

Los bonos soberanos tuvieron a su favor la baja de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 4,35% y el aumento de las tarifas de gas que hace más sustentable el equilibrio fiscal. De esta manera, en Estados Unidos, los títulos soberanos tuvieron alzas de 1% en dólares y en el mercado local de hasta 2%. El AL30D tuvo un salto de 3,6% que lo llevó a igualar su paridad con el Global 2030 que tiene legislación de Nueva York.

El riesgo país, en estas circunstancias, bajó 14 unidades (-1,3%) a 1.423 puntos básicos.

Los títulos en pesos tuvieron una rueda negativa tanto para los que están atados al dólar (dollar linked) como los que ajustan por CER. Los Duales que se rigen por la devaluación o la inflación tuvieron retrocesos generalizados con excepción de enero 2025 que subió 2,13%.

El título más destacado fue la nueva LECAP del Tesoro que subió 1,5% porque se espera una baja de tasas. Este bono fue licitado a una tasa de 5,5% mensual.

Los Bopreal siguieron demandados, pero con leves subas. Según el trader Nicolás Cappella de Invertir en Bolsa, “el flujo vendedor de los importadores operó como contrapeso que, de a poco, va convergiendo con la tasa de retorno del bono AL30, aunque aún le falta”.

A los inversores les llamó la atención que no se llamara a licitación por el remanente del Bopreal Serie 3 del que falta colocar casi la mitad de la emisión.

La Bolsa tuvo una rueda levemente negativa, pero con fuertes negocios por $39.718 millones. El S&P Merval de las acciones líderes cayó 0,32%. La baja fue amortiguada por la suba de Transportadora Gas del Sur (+10,62%) y la de transportadora Gas del Norte (8,17%) tras el anuncio del aumento de las tarifas.

Los ADRs -certificados de tenencias de acciones argentinas que cotizan en las Bolsas de Nueva York- tuvieron una rueda positiva y lo mejor pasó por Transportadora Gas del Sur que anotó una suba de 14,1%. Estos certificados se compran y venden en pesos al tipo de cambio CCL.

Nada parece alterar el curso de esta semana a la que le quedan dos ruedas. El carry trade (vender dólares para posicionarse en pesos y luego tomar ganancias para retornar al dólar) retomó su fuerza.

De hecho, en el informe de ADCAP Grupo Financiero se resalta que entre los fondos de inversión los más demandados en marzo fueron los de Money Market (colocaciones en pesos) por un total de $139.774 millones. La contracara fueron los dollar linked de los que se rescataron $369.073 millones. Los números que confirman el carry trade son contundentes.

Fuente: Infobae

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE