Cristina Kirchner: “El único que sigue creyendo que el problema de la Argentina es el déficit fiscal es el Presidente”

POLÍTICA 01/07/2024 Agencia de Noticias del Interior
2WF4DGCNZFDULHKJZ3RIYPF3VI

Cristina Kirchner particip+o este domingo 30 de junio de una transmisión por el canal de stream Gelatina, al cumplirse 50 años de la muerte de Juan Domingo Perón. Allí reflexiona sobre la realidad del movimiento fundado por Perón y la realidad del Partido Justicialista. “La noticia de la muerte de Perón fue un shock, un inmenso vacío”, afirmó.

En el mismo sentido, la ex presidenta reflexionó: “No me gusta mucho esto de acordarme de la gente los días que muere, como con Perón. Tampoco entiendo que pase lo mismo con Belgrano y San Martín. A la gente hay que recordarla cuando nacieron”. Asimismo, Cristina destacó: “A Perón lo recuerdo el 17 de octubre. Estaba en la Facultad de Derecho, sola. Mi papá, mi mamá y mi tía en el trabajo, mi hermana en el Nacional”.

“Era una Argentina en la que la vida se organizaba en torno al trabajo, más allá del derrocamiento de Perón en el 55. Una Argentina que hasta el 76 se ordenó en torno a esos valores. El estudio era progreso”, manifestó la ex vicepresidenta.

A su vez, en el recuerdo de la figura de Juan Domingo Perón, aseguró: “Mi madre me llama llorando, fue un shock. Prendo la televisión y la veo a Isabel anunciando la muerte. Fue un inmenso vacío, en un momento difícil del país. Fue una experiencia que vivieron tanto los que queríamos a Perón como los que no lo querían. Fue un fin de ciclo de historia muy fuerte. Y, después, todo lo que vino...”.

Luego, continuó su relato sobre lo que significó el fallecimiento del ex mandatario. “El 2 de julio nadie discutía, todos lloraban. Fueron antes las discusiones, una interpretación de las cosas en un momento muy difícil con los que sosteníamos que Perón era la conducción, porque además el pueblo se identificaba con él”.

Igualmente, Cristina Kirchner narró su experiencia en la Plaza el 12 de junio de 1974: “Fue un día muy impresionante. Había una valla tremenda y cuando Perón salió, dio la orden de sacar la valla y me llevaron sin pisar el suelo. Fue una avalancha, impresionante. Fue la vez que más cerca estuve de Perón, lo veía perfectamente, su tapado con piel de Poule. Es la imagen más fuerte que tengo, con su famoso discurso de ‘llevo en mis oídos la más maravillosa música’ y ‘mi único heredero es el pueblo’”.

“Esa Argentina que construyó Perón cuando fue derrocado persistió como forma aspiracional de vida. Tenía muchas dificultades, pero se cae el 24 de marzo del 76 con un modelo absolutamente antagónico, de valorización financiera. Ahí se modifica culturalmente la Argentina. Desde ahí comienza a acentuarse, cada vez más, una Argentina que finalmente, con procesos de endeudamiento, termina en una cultura bimonetaria que hoy estamos sufriendo, que no es como dice el Presidente del déficit fiscal y ahora lo está comprobando. Le faltan dólares y debemos muchos dólares”, dijo la ex presidenta.

Los liderazgos en la política

Además, en cuanto a la conducción del PJ, Cristina subrayó: “Pasó una tragedia, con discusiones no saldadas. Sí creo que a esa generación, y lo dije el 17 de noviembre en La Plata, hay algo que no se le puede desconocer, aún equivocada: que la equivocación la pagó con su propio cuerpo. O sea, no son políticos o militantes que se equivocaron con la de los demás, con la del pueblo; se equivocaron con su propia sangre, con sus propios hijos. Por eso merece mucho respeto. Fuera de esa generación, no vi otra que tuviera ese grado de compromiso casi vinculado a mártir”.

“Más que héroes, necesitamos hombres. ¿Vos te pensás que San Martín y Belgrano se pensaban como héroes? Creo que no. Eran señores comunes, con amantes, traiciones, pero con mucha valentía y amor a la patria, que es lo que hay que tener y define. A mí me parece eso”, destacó la ex jefa de Estado.

Por otra parte, Cristina Kirchner enfatizó: “Creo que algunas de las tragedias que estamos viviendo son parte de un fracaso de nuestra educación. No es que tengamos que tener eruditos, pero sí gente que conozca mínimamente la historia y pueda discernir entre lo que es una estupidez y lo que merece ser tomado en cuenta o analizado”.

También, ante la consulta sobre cuánto de la vida de un conductor lo define la historia o el pueblo, afirmó que “es una mezcla de todo”. “Eva decía que era la historia de los grandes pueblos cuando se encuentran con grandes hombres”, complementó la ex vicepresidenta. Mientras que, puntualizando en el caso de Perón, planteó que tuvo muchos aciertos, como “la decisión de hacer algo diferente”.

“Y, todos cometemos errores. Cuando eligió a Arturo Frondizi, fue muy bien hecho porque de esa manera pudo dividir a la UCR. Después Frondizi no sólo lo traicionó: largó el Plan CONINTES, te metían preso y juzgaban tribunales militares. No Servini de Cubría y el otro mamarracho de Stornelli; lo hacían militares y estaba prohibida la huelga. Eso lo lanzó Frondizi, que fue puesto con el voto peronista”, consideró la ex presidenta.

Asimismo, estimó “que cada hecho puntual hay que analizarlo con un contexto histórico”. “Lo más difícil de asimilar es la presencia de un personaje como José López Rega. No Isabel, que era la mujer de Perón, su compañera durante todo el exilio. Lo de López Rega fue incomprensible”, juzgó Cristina en su reflexión.

Y agregó sobre Isabel Perón: “No estaba capacitada para el lugar que le dio en la fórmula, pero estuvo presa, se la bancó. Siempre, cuando uno se aleja de los hechos, tiene una perspectiva. Esto no me convierte, por supuesto, en parte del club de admiradores de Isabel Perón, para nada. Pero me parece que la distancia te da otra perspectiva: seis años presa, en condiciones que nunca sabremos qué fue lo que vivió, sufrió, qué le pasó; una mujer sola que había perdido a su marido, pero no estaba con capacidad para ocupar el lugar que ocupaba, en un momento muy difícil para el país”.

En cuando a la idea del “individuo” que tiene el peronismo, resaltó: “En una sociedad peronista o en una sociedad argentina, tenemos que pasar a una etapa superior y pensar en algo más”. “El trabajo es un derecho por la dignidad del hombre, pero también el deber de que cada argentino produzca al menos lo que consume. Si le hubiéramos dado un poco más de bola a esto, que encierra la productividad…”, compartió Cristina Kirchner.

Al respecto de las “verdades peronistas”, la ex vicepresidenta apuntó: “Hay que incorporarlas en la práctica, en lo empírico. Después de haber acompañado a Néstor Kirchner, imaginate. Es una suma de tiempo, son casi 30 años, toda una experiencia. Y no en lugares como acá, sino en el sur, en la Patagonia, donde las cosas son más duras, más difíciles. Es una formación. Es importante el bagaje teórico, pero el empírico es insustituible”.

 

 

Con información de www.infobae.com

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE