El billete de $20.000 nacerá más "pobre": cuánto valdrá realmente cuando llegue en octubre

ECONOMÍA 07/07/2024 Mariano Jaimovich*
579155

El Gobierno está implementando su plan de colocar en la calle billetes de mayor denominación para bajar la excesiva cantidad de papeles que se deben utilizar para los consumos cotidianos y que causan diversos inconvenientes, a causa de la inflación galopante de los últimos años, motivo que ha destruido el poder de compra de los pesos. Así, el 7 de mayo empezó a circular el de $10.000 y en octubre que viene el Banco Central lanzará el de $20.000.

El problema es que esta nueva máxima denominación fue anunciada a principios del corriente año, por lo que se espera que hasta que salga a circular dentro más de 3 meses, perderá valor como consecuencia de un elevado índice de precios al consumidor (IPC), que a nivel mensual ya se ubica en torno al 5%.

Cabe recordar que el nuevo billete de máxima denominación comenzará a verse desde octubre que viene, con la puesta inicial en la calle de 230 millones de unidades que llegarán desde China, que tendrán la imagen de Juan Bautista Alberdi.

Para los analistas, en el momento que salga a la calle valdrá hasta 15% menos, respecto a la fecha del anuncio de su lanzamiento, que fue el 11 de enero pasado. Es decir, ese papel de $20.000 representará a una cifra real de alrededor de $17.000 actuales.

El billete de $20.000 esperado, pero con menos valor

En resumidas cuentas, el billete de $20.000, cuando vea la calle, verá afectado su poder de compra a causa de una inflación mensual muy alta.

Puede estimarse que la inflación medida por el IPC Nacional aumentará 4,6% promedio mensual en los próximos meses, de acuerdo a la mediana informada por el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que confecciona el Banco Central.

"De acuerdo a estas expectativas, si el billete de $20.000 fuera lanzado en la primera semana de octubre, habrá perdido casi un 13% de su poder de compra, lo que representaría a la fecha $17.451", resume a iProfesional Andrés Méndez, de AMF Economía.

Y agrega: "Este deterioro podría ser mayor, si se verificaran las hipótesis más pesimistas en materia de aumento del IPC, cuyo promedio de suba mensual es de 5,5%. En este caso, el valor actual a similar fecha de lanzamiento se reduciría hasta $17.044, con una pérdida de casi 15% de su valor actual".

Incluso, si el lanzamiento se demora algunas semanas más y se produce a fines de octubre, por ejemplo, en cuyo caso el valor actual de "un Alberdi" sería de $16.675.

"Un importe que se reduciría a $16.160 si se confirmaran los pronósticos más pesimistas de los economistas en materia de inflación", sentencia Méndez.

De esta manera, para tener el mismo valor al anunciado a principios de año, el billete lanzado en octubre debería ser de una cifra mayor.

"El billete debería ser de $24.500 para fines de octubre para equivaler a los $20.000 de enero", resalta a iProfesional Lucio Garay Méndez, economista de Eco Go.

Billetes de más alta denominación

Una inflación en los niveles más altos del planeta, que arrastra la Argentina en los últimos años, generó que los pesos valgan cada vez menos. Incluso, antes que se lance el pasado 7 de mayo la nueva máxima denominación actual de $10.000, el exponente más alto era el de $2.000, por lo que se requerían varios de ellos para las compras diarias.

Igual, hoy con un flamante papel de $10.000, que tiene las imágenes de Manuel Belgrano y de María Remedios del Valle, heroína de la Guerra de la Independencia, ni siquiera alcanza para pagar una cena en un restaurante normal, tampoco llega a cubrir determinados combos es un fast food, dos entradas de cine o la compra de un kilo de helado artesanal, entre otros consumos cotidianos.

Más allá de estos problemas, la emisión de billetes de $10.000 y $20.000 permitirá disminuir el gran volumen de efectivo con bajo valor real que hoy se opera en comercios y bancos, bajando así el costo de logística de traslado, almacenamiento y tiempo perdido en contar ejemplares. También le dará más capacidad de entrega a los cajeros automáticos.

Es decir, aliviará se forma notoria el problema del bajo poder de compra que tiene el peso argentino.

De hecho, el de $20.000 hoy equivale a u$s14 al dólar libre, un nivel que se ubica por debajo de los u$s25 a u$s35 de rango promedio que tienen las máximas denominaciones en Latinoamérica.

En la actualidad, la denominación que más unidades tiene en circulación es la de $1.000, donde circulan casi 6.200 millones de ejemplares, por lo que representan el 53% de todo el circulante de moneda.

En tanto, los de $10.000, según cifras actuales del Banco Central, apenas son 302 millones de unidades. Es decir, equivalen a apenas 2,5% de todos los billetes en circulación.

Y los de $2.000 tampoco son "demasiados", ya que suman apenas 1.084 millones, un 9,2% del total del efectivo en bancos y en poder del público.-

 

 

* Para www.iprofesional.com

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE