Decenas de detenidos en Hong Kong en el primer día de la nueva ley de seguridad impuesta por Pekín

INTERNACIONALES Por Macarena VIDAL LIY
Uno de los primeros arrestados fue un hombre que llevaba una bandera en favor de la independencia de la antigua colonia británica
5MH4BT6VW5B5JHTSWX7ADFHBFI

Hong Kong ha estrenado entre incidentes este miércoles la nueva ley de Seguridad Nacional impuesta por Pekín y que entró en vigor la pasada medianoche. Se cumplía el 23º aniversario de la vuelta de la antigua colonia británica a la soberanía china y la policía había prohibido, alegando razones de salud pública debido a la pandemia de coronavirus, la manifestación de protesta que se había venido celebrando cada año. Miles de personas, no obstante, se han dado cita en el centro de la ciudad para tratar de celebrar la marcha en desafío de la nueva norma. Al menos 180 han quedado detenidas, dos de ellas como sospechosas de violar la polémica medida, por bloquear la vía pública en el centro de Hong Kong y alterar el orden público.


Según un comunicado, la policía ha utilizado también uno de sus cañones de agua para tratar de disolver a los concentrados, en lo que es la mayor manifestación desde que se anunció, a finales de mayo, que Pekín comenzaría a tramitar la ley de Seguridad Nacional para castigar comportamientos “terroristas”, “secesionistas”, “subversivos” y de “confabulación con fuerzas extranjeras”.

La policía ha comenzado a aplicarla a toda velocidad. A primeras horas de la tarde estrenaba una nueva banderola de las que emplea para advertir a los manifestantes antes de cargar o utilizar gases lacrimógenos. Esta, de color púrpura, avisaba de que los cánticos o carteles de los manifestantes defendían el “secesionismo” y, por tanto, violan la nueva medida.

“Alguna gente se agrupó [en el barrio comercial de Causeway Bay] y coreó el lema ‘Independencia de Hong Kong, la única salida’, que se sospecha que incita o alienta a otros a perpetrar secesión y por tanto puede violar la Ley de Salvaguarda de la Seguridad Nacional en la Región Administrativa Especial de Hong Kong”, indica el comunicado.

Un hombre quedó detenido por presunta violación de la nueva norma, por llevar en la mochila una bandera negra en la que podía leerse en grandes caracteres en cantonés y en inglés “Independencia de Hong Kong”. Aunque un examen más detallado de la tela mostraba que, en un tamaño mucho más pequeño y difícil de leer, figuraban al inicio de la frase en los dos idiomas las palabras “No a”, con lo que la frase al final sería “No a la independencia de Hong Kong”. Es un recurso de los manifestantes para no incumplir la nueva ley.

Fuente: El País

Te puede interesar