Un intendente opositor se reveló ante la disposición del Gobierno sobre el trabajo remoto de los empleados de la administración pública

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
“Ninguna oficina municipal va a cerrar, no podemos parar la ciudad”, señaló el jefe comunal de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro
HWV7RHI4TVCAXFHA77T2MIN5JU

Con la idea de frenar el impacto de la segunda ola de Covid-19 en el país, el Gobierno dispuso en los últimos días unas serie de medidas (en esta nota está el detalle de cada una) como, por ejemplo, que todos los empleados de la administración pública realicen su trabajo de manera remota durante tres días, que se acoplan a los feriados de jueves y viernes de Semana Santa, y el fin de semana.

Con relación a esto, en las últimas horas el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, se reveló ante esta resolución y aseguró que en la ciudad de Mar del Plata las oficinas municipales no cerrarán. “Ya todos aprendimos cómo cuidarnos y no tenemos que aflojar. Desde el Municipio seguiremos controlando que se cumplan los protocolos, y tenemos que continuar las tareas previstas”, señaló a través de las redes sociales. Y agregó: “No podemos parar la ciudad”.

De acuerdo informaron ayer tanto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como la ministra de Salud, Carla Vizzotti, la ciudad balnearia no integra el listado de distritos que registraron un alza en la cantidad de casos de COVID-19 y que encendieron todas las alarmas del Gobierno.

Además del teletrabajo en el sector estatal, el Gobierno recomendó ayer a los gobiernos provinciales tomar como referencia dos parámetros de riesgo que aparecen en artículo 4 del DNU 167/2021, que prorroga la emergencia sanitaria. “La situación epidemiológica es preocupante, se ve un aumento sostenido del número de casos en la mayoría de los departamentos del país”, resaltó Vizzotti.

Respecto a los parámetros: cuando el cociente (resultado de dividir) entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos, sea superior a 1,20, y cuando el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100 mil habitantes, sea superior a 150, las autoridades provinciales quedarán habilitadas para tomar medidas restrictivas por la noche.

Según explicaron los funcionarios, hay 45 departamentos de 13 provincias que se encuentran en mayor riesgo, ya que superaron los parámetros de los dos indicadores. Mientras que hay cuatro departamentos de cuatro provincias que presentan una incidencia mayor de 150 y, ya que se trata de grandes aglomerados urbanos, constituyen un “riesgo elevado”.

Los distritos donde aumentaron la razón y la incidencia son en las provincias de Buenos Aires (Avellaneda, Berazategui, Campana, Cañuelas, Chivilcoy, Ensenada, Esteban Echeverría, Florencio Varela, General Alvarado, General San Martín, Hurlingham, José C. Paz, La Plata, Lanús, Malvinas Argentinas, Morón, Necochea, Olavarría, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Trenque Lauquen, y Vicente López); Chaco (Departamento de Mayor Luis J. Fontana).

También Córdoba (Departamento de Tercero Arriba); Corrientes (Goya); Entre Ríos (Colón); Mendoza (Luján de Cuyo); Misiones (Montecarlo); San Juan (San Juan capital); Santa Cruz (Deseado); Santa Fe (Castellanos, Constitución, Rosario, San Lorenzo, San Martin); Santiago del Estero (Santiago del Estero capital) y Tucumán (San Miguel de Tucumán, Lules, Tafí Viejo, Yerba Buena).

Los distritos donde el indicador de la razón permanece estable, pero es alta la incidencia y son grandes urbes, son la Ciudad de Buenos Aires y las capitales de Córdoba, Corrientes y Misiones.

En función de lo expuesto, el Gobierno nacional recomendó a los gobiernos provinciales y municipales de esos departamentos, a implementar medidas intensivas, localizadas y transitorias, teniendo en cuenta las actividades definidas como alto, mediano y bajo riesgo

 

 

Con Información de www.infobae.com

Te puede interesar