La Argentina se queda sin autos baratos: por escasez de dólares, ahora faltan modelos populares

ECONOMÍA 14 de junio de 2021 Por Guillermo Fossati*
513120

El precio de los autos 0Km hace tiempo se fue por las "nubes". Mientras que el año pasado los más económicos no superaban los $800.000, en 2021 hay que pensar en $1.500.000 para comprar un auto nuevo. Además, con flete, formulario y patentamiento, ese monto crece mucho más.

Sin embargo, lo que sucede hoy, es que no solo se necesita más dinero para adquirir un 0km de los más baratos, sino que encontrarlo en stock es una lotería, ya que la mayoría de los autos chicos provienen de Brasil, y las marcas hacen finos cálculos para definir qué modelos les conviene comprar al exterior y cuáles no para no malgastar el cupo de dólares que les habilita el Gobierno para importación.

En este sentido, consultadas varias concesionarias de diferentes marcas sobre el stock, explicaron que "muchas compañías están seleccionando qué productos comercializar y prefieren no ofrecer el portfolio completo, ya que dan prioridad a la oferta de los autos más vendidos y rentables o bien, a los producidos en el país".

Qué modelos faltan y cuáles lo reemplazan

Entre los modelos más económicos del mercado local se encuentran Chery QQ, Fiat Mobi, Chevrolet Onix Joy, Renault Kwid, Toyota Etios, Ford Ka, Volkswagen Gol, Nissan V-Drive y Renault Sandero.

Sin embargo, muchos de ellos "no están disponibles" (salvo alguno que haya quedado en stock), especialmente dos de los más baratos: el Fiat Mobi y el Renault Kwid. Hace tiempo que ambos vehículos se posicionan en el top ten de los más económicos de la Argentina, pero es muy difícil encontrar oferta.

En el caso del Mobi, la estrategia de Fiat es clara, y está dando buenos resultados: la marca redujo la importación de Mobi y Argo de Brasil, para poder traer al país más unidades de las pick ups Toro y Strada, que les está yendo muy bien en ventas.

Mientras tanto, el segmento de entrada de gama lo tratan de cubrir con su modelo estrella, el Cronos, el auto más vendido del país y que más creció en participación de mercado, fabricado en la planta de Ferreyra, en Córdoba.

Tampoco ofrecen más el Fiat Uno, otro de los más baratos. De esta manera, de los $1.465.500 que había que pagar por la versión más económica de Mobi, hay que saltar a $1.780.000 que sale la entrada de gama del Cronos.

Sin embargo, la marca está atenta a esta situación y ofrece muchas posibilidades para acceder al vehículo: se ofrece con una financiación de hasta $1.400.000 a pagar en 72 meses a tasa fija, y abonando la primera cuota recién a los 90 días de aprobado el crédito. Esta promoción es aplicable para la versión Cronos Precision 1.8 AT6, cuyo precio de lista sugerido es de $ 2.274.800. Para acceder a dicho plan, el cliente deberá fijar el anticipo de 874.800 pesos. En un plan de 72 meses, la cuota mensual será de $60.312, con una TNA de 37,90%.

En el caso de Renault, la propuesta de la marca también tiene el mismo objetivo. El Kwid, importado de Brasil, se dejó un poco de lado para darle espacio a otros modelos, como Duster Oroch, con muy buenas ventas. Sin embargo tampoco es fácil encontrar esta pick up que es muy demandada y hay plazos de entrega a seis meses.

¿Cuál es el reemplazo del Kwid? El Renault Sandero. El auto fabricado en Santa Isabel, Córdoba, junto con el Logan y el Stepway. Este vehículo pasó a convertirse en la entrada de gama de la marca más promocionada.

Tampoco es fácil conseguir en los concesionarios el Chevrolet Onix Joy, es decir, el más económico de la gama Onix. En muchos puntos de venta consultados se ofrecen las versiones más equipadas, que son más caras. Mientras que el Joy arranca en $1.486.900, en la gama de Onix renovada en 2019 los valores comienzan en $1.670.867.

También la marca cuenta con ambiciosos planes de financiación para el Cruze, un auto del segmento mediano fabricado en la Argentina, y que en los últimos meses se posicionó en el top ten en ventas. En el caso de buscar alguna financiación, se ofrecen $450.000 en 24 meses a tasa 0% para comprar el Cruze, tanto en su versión de 4 como de 5 puertas.

Por otra parte, dispone de diferentes planes de financiación para varios modelos: Onix y Onix Plus (hasta $ 300.000 en 24 meses a tasa 0%), Cruze hatchback y sedán (hasta $450.000 en 24 meses a tasa 0%), y S10 (hasta $1.300.000 en 24 meses con una tasa nominal anual fija del 25,9%).

El Ford Ka, otro de los autos de entrada de gama, ya prácticamente desapareció de los concesionarios. La marca lo discontinuó y no se fabrica más en Brasil, donde cerraron la planta, por lo cual apenas quedan algunas unidades en algún punto de venta. Por otro lado, Ford no piensa cubrir este segmento con ningún producto porque su estrategia es enfocarse en SUV y pick ups.

Por último, entre quienes cambiaron su estrategia con la entrada de gama está Volkswagen, que ya sacó de su listado de precios el Up, el city car que era uno de los más accesibles, quedando solo como opción económica el Gol, un auto que ya está en su última etapa de vida, con un valor de 1.535.000 pesos.

Algunas opciones

Dentro de las marcas que conservan sus modelos de entrada de gama y que, con paciencia, se consiguen, están Toyota con el Etios, que se ofrece con dos siluetas: sedán y hatchback. La versión que en junio no supera el $1.500.000 es la denominada X ($1.454.400), con caja manual de 6 marchas, con la silueta de cinco puertas. Su par sedán de entrada de gama cotiza 1.546.500 pesos.

Por otro lado Nissan, que hace varios meses discontinuó el March, cuenta con el Versa V-Drive, una opción accesible que quedó en el mercado antes de llegar al Versa importado de México. Esta variante con el ya probado 1.6 litros de 107 CV y caja manual de cinco marchas cuesta en concesionarios $1.635.000. Ese valor incluye flete, alistaje y formulario. El costo de patentamiento no está incluido.

Estrategia que da resultado

Si bien para el cliente la falta de algunas unidades trae algún dolor de cabeza, porque son justo las propuestas más baratas, para las automotrices está dando resultado. Muchos de los modelos de reemplazo están entre los más vendidos mes a mes, y los fabricados en el país están ganando terreno.

El caso del Fiat Cronos es el mejor ejemplo, pero en 2021, Chevrolet también logró que el Cruze producido en Alvear, provincia de Santa Fe, trepe al top ten; mientras que Peugeot está logrando excelentes resultados con el 208, producido en El Palomar.

De esta forma, la entrada de gama está cambiando, y los clientes se están adaptando a nuevos valores para acceder a un 0km y a elegir entre las propuestas que están en los concesionarios. Además, el que puede, opta por un SUV, aunque sea de los más chicos y menos equipados, pero son los modelos que ganan terreno.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar