Sergio Massa habló por primera vez de la derrota en las PASO y de la crisis en el Frente de Todos

POLÍTICA 23 de septiembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
V7H7ZBSM3BEWHF4JPDU67YAO7M

El presidente de la Cámara de Diputados y una de las patas de la conducción del Frente de Todos, Sergio Massa, se expresó por primera vez en público de la crisis política que sufrió la coalición de gobierno luego de la contundente derrota en las elecciones primarias del 12 de septiembre.

Durante los días más difíciles en el enfrentamiento entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner, Massa intentó aportar equilibrio y fue una prenda de negociación entre ambos sectores para evitar una ruptura. El líder del Frente Renovador aseguró este jueves que no hay que temerle a este tipo de discusiones o tensiones, porque son habituales en los frentes de Gobierno.

“A mí no me asustan las discusiones. A todos los que me manifestaban cierta angustia, yo les decía que vayamos a ver Borgen porque lo que hay que entender es que somos una coalición con sectores que tienen miradas distintas y tenemos que sostener la unidad en la diversidad. Eso se expresa a veces en debates privados, otras veces en debates públicos y eso no nos tiene que generar ningún temor”, introdujo ante una consulta del periodista Gustavo Sylvestre en Radio 10.

Y planteó: “Que podamos pensar distinto o discutir un tema, no significa que eso nos lleve a peleas o a rupturas. Tenemos que aprender a debatir sabiendo que en el camino hacia adelante es más Frente de Todos”.

Con estas definiciones, el dirigente peronista descartó de plano la posibilidad de una ruptura en la cúpula del poder político y vaticinó una victoria en las elecciones del 14 de noviembre.

Por qué se perdieron las elecciones

Al hacer una autocrítica sobre el desempeño de los candidatos del oficialismo en todo el país, Massa coincidió con la visión que han planteado integrantes del espacio que indican que la derrota se explica por el ausentismo de votantes peronistas en Primarias que tuvieron una participación de 66 porciento.

“El primer error fue no haber tenido fortaleza para convocar a todos a votar. La diferencia entre 2019, donde votó más del 82% del padrón y esta primaria, que fue un test y votó sólo el 67%, nos pone a revisar en qué fallamos nosotros para convocar a toda esa gente a votar”, acotó.

Y ahondó: “Siempre a la ciudadanía se la convoca dándole un motivo y a nosotros nos faltaron motivos o nos fallaron las explicaciones”.

En ese sentido, valoró las medidas adoptadas esta semana por el Poder Ejecutivo porque le muestran a la sociedad un sendero que renueva las esperanzas que había depositado la ciudadanía en el Frente de Todos en 2019. También destacó la suba del mínimo no imponible de Ganancias a partir de una ley de su autoría que incluía criterios automáticos de actualización. “Si tenemos la capacidad de contarle todo eso a la gente, no tengo dudas de que en noviembre nos van a acompañar”, vaticinó.

“¿Los cambios en el Gabinete lo dejan tranquilo, lo satisfacen?”, le consultaron. “Lo más importante es que lo dejen tranquilo al Presidente. El Gabinete es facultativo del Presidente de la República. Nosotros podemos opinar, pero quien decide, quien elige sus colaboradores en un país presidencialista como la Argentina es el presidente de la República”, contestó.

¿Ajuste fiscal o plata en el bolsillo?

La vicepresidenta Cristina Kirchner provocó una discusión técnica con su carta sobre las decisiones adoptadas en materia económica por el gobierno nacional durante la pandemia. El planteo provocó la respuesta del ministro Martín Guzmán, quien aseguró que no promovió un ajuste fiscal, sino que hubo una política fiscal expansiva con el objetivo de asistir a los sectores más perjudicados por el coronavirus y el confinamiento dispuesto por el propio Gobierno.

Si bien Massa evitó involucrarse en la discusión sobre lo que se hizo en el pasado, pareció coincidir con la mirada de Cristina Kirchner al plantear que en que todos los procesos de recuperación de la Argentina de los últimos 40 años tuvieron como protagonista la turbina del consumo y el marcado interno.

“En el mercado interno, el papel que juega el Estado es muy importante. Cuando la Argentina recupera mercado interno, recupera empleo, recupera consumo, recupera calidad de vida para su gente... Crece el Producto Bruto Interno...”, dijo.

Y completó: “Del mismo modo que tenemos que tener firmeza para discutir la variación de costos de algunos sectores, también tenemos que tener la firmeza para recuperar el ingreso, las jubilaciones, la AUH y todo lo que de alguna manera nos motoriza el mercado interno. Porque cuando el jubilado o el trabajador tienen plata en el bolsillo, el comercio vende, se mueve la construcción, se acelera la obra privada y esto es muy importante”.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar