Inflación sin freno: GNC, telefonía, alquileres, prepagas y todos los aumentos que vienen en mayo

ECONOMÍA Por Ximena CASAS
II5YJJER7FGMRECFXTTMTZU5M4

Luego del pico de 6,7% de inflación en marzo, los analistas económicos esperan que en los próximos meses el avance de los precios sea algo más bajo -en el promedio general-, aunque seguirán siendo niveles altos, como se observó en abril y con una proyección de 70% anual. Para mayo hay varios aumentos oficialmente autorizados que van a impactar en el índice general del IPC del Indec, que también tendrá arrastre sobre el resto de los precios -sobre todo en el rubro de alimentos-.

Las consultoras estiman que la inflación de abril habría oscilado entre 5,5% y 6%, y desaceleraría levemente el mes siguiente, a un rango por debajo del 5 por ciento.

 
“Para este año ya sabíamos que no iban a estar las anclas del año pasado, la política de atraso del tipo de cambio y tarifas, más allá del condicionamiento del acuerdo con el FMI, era insostenible. El único ancla que le queda al Gobierno es operar sobre las expectativas, pero hoy no la puede usar producto del desacuerdo explícito dentro del oficialismo respecto al programa económico”, dijo a Infobae Claudio Caprarulo, director Ejecutivo de Analytica.

“En principio, mayo vendría más tranquilo. El aumento de los alimentos entre puntas estuvo en abril en torno al 3,2% y dejaría menos arrastre para el mes siguiente. Además por ahora no hay subas en otros regulados. Debería estar por debajo de 5% la inflación mensual”, estimó Sebastián Menscaldi, socio director de la consultora EcoGo.

Desde la consultora LCG, el economista Guido Lorenzo aseguró que la inflación se instaló en un nivel alto que hace difícil de perforar porcentajes de 4,5% o 5%. La consultora ya corrigió su proyección de inflación anual al 70% para 2022.

Los ajustes que impactarán en los próximos días

GNC: los precios tendrán un aumento en las estaciones de servicio de acuerdo a la renovación de los contratos con las empresas distribuidoras y del impacto de las últimas subas del valor de la nafta súper, que se usa como base para calcular el valor final. Podría tener un impacto de entre $6 y $7 por m3, alrededor de 15%, con variaciones de acuerdo a la zona del país. “Tenemos contratos que firmamos con ajustes trimestrales. El costo se divide en transporte, distribución y gas en boca de pozo. En la distribución ya tuvimos un aumento que fue de cerca de $1 hace un mes y medio. En gas en boca de pozo el último aumento fue leve, en febrero”, explicó a Infobae Pedro González, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC. El área del AMBA -Capital Federal y Gran Buenos Aire-s, es la que tiene el precio más bajo del país con un rango de $45 en promedio, pero en el resto del país puede llegar a 60 pesos.

Empleadas casas particulares: En mayo, los salarios de las trabajadoras domésticas tendrán un aumento del 6% respecto de abril. Para quienes hacen tareas generales con retiro, el costo de la hora será de $289 y el salario mensual mínimo de $35.514,50; las que se desempeñan sin retiro subirá a $311,50 por hora y $39.492 el mes. Luego, regirán aumentos de 9% a partir de mayo (se pagan en junio) y de 15% para junio.

Telefonía: El Gobierno autorizó dos aumentos de 9,5% -se aplicarán en mayo y junio- cada uno para las tarifas de Internet, telefonía fija y móvil, y televisión por cable y satelital. Además, las autoridades dispusieron un incremento específico de los valores máximos que pueden cobrar las compañías de telefonía celular en la modalidad prepaga.

En 2020, el Gobierno declaró los servicios de internet, TV paga y telefonía fija y móvil como servicios públicos esenciales y congeló los precios, pero las grandes empresas del sector iniciaron acciones judiciales para recuperar la capacidad de determinar los precios de sus servicios libremente.

Movistar, por ejemplo, ya anunció a sus clientes que aplicará una actualización en los precios de sus servicios fijos y móviles de hasta un 12,6% para mayo. “Esta adecuación de precios permite mantener la conectividad con que los argentinos trabajan, se educan y entretienen. Todo cliente que cuenta con una bonificación mantendrá la misma en porcentaje y plazo de duración”, detallaron desde la empresa.

Alquileres: Como viene sucediendo desde julio de 2021, regirá la suba cada 12 meses (de acuerdo a la fecha de inicio del contrato) según un índice que combina la evolución de los salarios y de la inflación, que es publicado por el Banco Central. El incremento será cercano al 54%, así, una locación de $30.000 pasará a 46.172 pesos.

Definición de tarifas de agua, gas y electricidad: se determinará en una serie de audiencias públicas. En el caso del agua, tendrá lugar el 19 de mayo. Aysa propuso dos incrementos: 20% en julio y 10% en octubre, que acumulan un aumento acumulado del 32% a lo largo de 2022. “Los actuales niveles tarifarios resultan sensiblemente menores a los establecidos como de equilibrio económico-financiero en el marco regulatorio. Los ingresos tarifarios no alcanzan a cubrir la totalidad de los costos derivados de la prestación de los servicios”, aseguró la empresa.

Previamente, entre el 10 y 12 de mayo se van a llevar a cabo las audiencias por los aumentos en electricidad y gas previstos para junio. Esta vez, el Gobierno presentará un esquema de segmentación de tarifas por el cual los usuarios de mayor capacidad de pago -un 10% del total- dejarán de recibir subsidios y comenzarán a recibir el valor pleno.

Para el resto de los usuarios, los aumentos irán en línea con la evolución de los salarios. Luego de la firma del acuerdo con el FMI, se informó que los incrementos en la factura para cada año será equivalente al 80% del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) del año anterior. Como el CVS de 2021 fue de 53,4%, la actualización de las tarifas eléctricas para este año debería ser de 42,7%. En tanto, para los beneficiarios de la tarifa social, el aumento será igual al equivalente al 40% del CVS del año anterior y la nueva corrección tarifaria no superará el 6 por ciento.

Para el gas, los aumentos previstos son de entre 18,5% y 25,5% según la categoría de los usuarios, precisó un documento oficial presentado por la Secretaría de Energía previo a la audiencia. Estos aumentos sumados a los que ya se otorgaron en 2022 para los servicios de transporte y distribución, completarían una suba anual de 42,7%, lo que cumpliría con el techo del 80% sobre la evolución del CVS del año pasado.

En la situación actual, de los USD 5,76 por millón de BTU del precio promedio del costo del gas (uno de los componentes del precio final de la factura junto a los costos de transporte y distribución), el 75,6% lo absorbe el Estado a través de subsidios y los usuarios pagan el 24,4 por ciento.

Prepagas: A última hora del viernes, el Ministerio de Salud, con la firma de Carla Vizotti, publicó en un anexo de emergencia en el Boletín Oficial la Resolución 867, por la que autorizó a “todas las Entidades de Medicina Prepaga inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga (Rnemp) aumentos generales, complementarios y acumulativos de aquel que ha sido aprobado para de abril de 2022″. Se definió una escala progresiva de “Hasta un 8% a partir del 1 de mayo de 2022, 10% adicional y acumulativo a partir del 1 de junio de 2022 y de hasta un 4% adicional y acumulativo a partir del 1 de julio de 2022″.

Y como resultado de ese ajuste, también dispuso la cartera de Salud: “Las Entidades de Medicina Prepaga y los Agentes del Seguro de Salud deberán incrementar los valores retributivos de las prestaciones médico-asistenciales brindadas a sus Beneficiarios”, en dicho trimestre en “Al menos un 90% del aumento porcentual de sus ingresos por vía de cuotas de medicina prepaga o negociaciones paritarias sindicales”.

Además, como parte de la política de control de precios de los bienes y servicios, el Ministerio de Salud decidió instruir a la Superintendencia de Servicios de Salud para que, juntamente con la Dirección de Economía de la Salud, “elabore un Índice de Costos de Salud que contemple la evolución de los rubros de recursos humanos, medicamentos, insumos médicos, otros insumos y gastos generales que resulten significativos para el sector, dentro del plazo de 30 días. Dicho índice deberá ser calculado bimestralmente, al último día de los meses de enero, marzo, mayo, julio, septiembre y noviembre”.

Fuente: Infobae

Te puede interesar