La economía, revolucionada tras los cambios en el Gobierno: empresas suspendieron ventas y hubo fuertes remarcaciones

ECONOMÍA 06 de julio de 2022 Por Claudio Zlotnik*
515104

El salto del dólar blue a $260 -de $21 en una sola jornada- alteró al mercado cambiario. Y más allá. El impacto, como suele suceder en la Argentina, se desparramó por la economía real. Empresas que suspendieron las ventas, o directamente incumplieron con los pedidos realizados la semana pasada. También hubo remarcaciones de precios, por fuera de las programadas. Un escenario a tener en cuenta por la flamante ministra Silvina Batakis, quien, sí o sí, debería "tranquilizar la economía" (Guzmán dixit) en tiempo récord para evitar un colapso.

La consigna de los empresarios -tanto grandes, pequeños o medianos- fue preservar los stocks, en medio de la agitación en el mercado cambiario.

Desde varias empresas líderes de la alimentación dijeron a iProfesional que se están manejando con "mucha prudencia" en materia de las entregas ya pactadas.

No obstante, en otros rubros, el escenario fue muy complicado. Muy dependiente de si se trataba de productos importados o de mercadería local pero confeccionada con insumos importados. Para esos sectores, el día lunes se trató de una especie de "feriado comercial", a pesar de que la fecha no tenía ninguna relación con un parate.

Desde autos cero kilómetro hasta productos de ferretería o electrodomésticos. También los insumos y maquinaria para la construcción, todos esos se trataron de rubros que "bajaron la persiana" en muchos casos. Desde distribuidores a fabricantes. Por lo general, los pequeños comerciantes quedaron a expensas de lo que sucedió más arriba en la cadena. Otra vez, como el hilo más delgado de la secuencia comercial.

El escenario se complicó desde la semana pasada, cuando el Gobierno decidió un bloqueo de facto a las importaciones con el objetivo de acrecentar las reservas del Banco Central. Ese objetivo se cumplió entre el lunes y jueves de la semana anterior, cuando se juntaron unos u$s1.500 millones. Claro, a costa de un impacto negativo sobre la actividad económica y, sobre todo, en los precios. 

Fuertes ajustes de precios

Desde Corralón Ciudadela, uno de los más importantes del conurbano bonaerense, dieron ejemplos de los aumentos de las últimas horas. Ayer mismo hubo ajustes de entre 15% y 20% por parte de distribuidores de productos de ferretería: desde siliconas a pastinas, tornillos y clavos, cuenta Pablo Gaytán, de Corralón Ciudadela, a iProfesional.

Se suman a incrementos en los precios que ya se habían visto la semana pasada, en medio de las restricciones a las importaciones.

En pinturas, los aumentos promediaron el 16% en una sola jornada. En los productos de hierro y acero, ayer no hubo aumentos pero las principales compañías aplicarían actualizaciones en las próximas horas.

Otro de los rubros con impactos sensibles fue el de los electrodomésticos, de por sí muy sensible al valor del dólar. Si bien no hubo un alza en el precio del dólar oficial, las empresas tomaron nota de la escasez de divisas para las importaciones. Por esos mismo, en las últimas horas hubo una gran disparidad en los aumentos. Llegaron a 20% en el caso de los televisores y las heladeras. Aunque también dependió del nivel de stock de cada marca.

Las decisiones disruptivas atravesaron a los distintos sectores de la economía de forma horizontal. No hubo un comportamiento homogéneo porque las últimas medidas del Banco Central sobre la administración de las importaciones impacta de manera heterogénea. Las principales importadoras de alimentos, por ejemplo, fueron las primeras en suspender sus ventas "hasta nuevo aviso". Empresas que venden desde café a enlatados de legumbres, frutas y pescados, que vienen en su totalidad desde el extranjero.

Los autos, "sin precio"

Varios clientes lo vivieron en carne propia el fin de semana: concesionarias de autos que avisaron "falta de precio" para cerrar una venta, que ya tenía una seña pactada. "Si quiere puede dejar la seña y le avisamos del nuevo valor, apenas lo sepamos", advirtió el jefe de ventas de una concesionaria de Palermo.

Desde ese local dijeron que, antes de cerrar el trato, querían saber qué iba a suceder con el dólar. 

El problema se suma a los ya conocidos: la escasez de repuestos y autopartes, que encarecen los arreglos y las reposiciones en el mundo de los vehículos usados.

Alimentos, a la saga

Salvo casos puntuales como los aceites, en el sector de la alimentación los aumentos marchan por detrás de los rubros más sensibles al tipo de cambio.

Las empresas más cautas fueron las del rubro de la alimentación. Sobre todo las que no dependen de las importaciones. Allí, los ajustes de precios se movieron al ritmo de la inflación: en torno al 5% en el mes.

La excepción también pasó por el rubro lácteo: las principales empresas del sector aplicaron ayer subas de entre 8% y 10% en la leche y los demás productos.

También hubo alzas de 8% en el rubro bebidas gaseosas. En el caso de los frigoríficos (fiambres y carne congelada), las subas promediaron el 10%.

Los ejecutivos de las principales empresas de la alimentación irán al Banco Central para reunirse con Miguel Pesce, en medio de la crisis por las importaciones, que derivó en un bloqueo al acceso a los dólares por parte de las compañías. Sucederá hoy miércoles poco antes del mediodía.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar