Alicia Riberi pide justicia por su hijo acusado de violación

POLICIALES 18 de julio de 2022 Por Ramiro FORTIS
multimedia.normal.aad8fc6b858a91c6.32342d20556e61206d616472652d204e4f5441203337393130395f6e6f726d616

Alicia Riberi es una exdocente de amplia trayectoria, conocida por muchos rafaelinos que la tuvieron como su maestra.
Alicia está sufriendo en carne propia una difícil situación, que es la de tener un hijo cuyo nombre es "Emanuel" privado de su libertad, debido a lo que ella y su familia consideran una "falsa denuncia".
Tanto Alicia como su nuera Melisa forman parte de la agrupación Verdad y Justicia Rafaela que bregan en contra de las falsas denuncias, de decisiones judiciales viciadas por mal entendidas ideologías de género, y por la no aplicación del art. 18 de la Constitución Nacional que dice que todo ciudadano argentino es inocente hasta tanto se demuestre su culpabilidad; es decir que garantiza el debido proceso.
Alicia publicó en la jornada de ayer una extensa carta a través de la red social Facebook donde hace público el martirio que está sufriendo por lo que ella considera injusto y "prejuzgado".
Es así que la autora quiso dar a conocer públicamente su carta también a través de los medios de comunicación, y enviada a LA OPINION, se hace pública íntegramente la misiva firmada por Alicia Riberi .

LA CARTA
"Emanuel es mi hijo -dice- y se encuentra privado de su libertad, ya hace 16 meses, acusado de violación de hace 20 años atrás- a partir de sus 12 años- y ahora tiene 32- . Aclaro que yo también -Alicia Riberi- fui imputada como violadora y corruptora de menores, habiendo trabajado 38 años como docente, directora y supervisora de educación de Nivel Inicial. Trabajé en numerosos casos de abuso y me retiré de mi carrera con un reconocimiento como docente destacada de la Provincia que otorgaba en su momento el gobierno socialista.
"Soy madre del falsamente denunciado, del padre de las denunciantes, como así también abuela de las supuestas víctimas. Mucha gente en esta ciudad puede dar fe de la persona que soy y mi casa era llamada 'la casa del pueblo' por la cantidad de gente que diariamente ingresaba a ella. Fue siempre una casa de puertas abiertas. Solo se respira amor.
"Nos pintaron los dedos a ambos y firmamos una nota por la que quedábamos a disposición de la justicia. El 2 de marzo de 2021, a mi hijo lo encarcelaron, supuestamente por un mensaje en redes, donde una de las denunciantes hace manifiesto, que si le pasaba algo era culpa de su tío.
"Gustavo Bumaguín, el fiscal a cargo de la causa, hizo caso a esto, sin ningún sustento, tanto es así que la jueza de Familia no renovó la perimetral, por la adecuada conducta de mi hijo que nunca la molestó. Es bueno aclarar que antes de esta denuncia vivimos en la misma ciudad, durante más de cinco años, desde que esa parte de la familia rompió relación con todo el resto. Es decir no tenían miedo del acusado".

"NO LE INTERESA
INVESTIGAR"
"El Sr. fiscal Gustavo Bumaguín, evidenció que no le interesa investigar ya que habiéndome acusado de terrible delito, nunca me llamó, ni le interesó mi versión de los hechos, ni de ninguno de los integrantes de la familia que vivían en el domicilio o que concurrían diariamente a él. Dejando claro que las denunciantes no vivían en nuestra casa ni dormían en ella porque somos toda gente de trabajo y sumado a esto, venían con sus propios padres -declarado por varios testigos-. Las denunciantes vivían en su casa con su abuelo y su abuela -esta última falleció tempranamente- su padre, su madre y un tío de parte de la madre.
"Cuando los abogados defensores le pidieron al Fiscal que concurriera al domicilio donde decían que sucedieron los hechos a realizar una pericia para constatar una mentira, dijo después de dos semanas que no iba a venir porque no tenía tiempo -si hubiese venido hubiese constatado varias cosas-. Ese es el valor que le da a la libertad de una persona y a la verdad. El juez de instrucción Javier Bottero expresó que la mujer no miente, trató de misógino al abogado defensor por presentar una prueba de fiscalía en la que se demostraba una mentira en la denuncia de las supuestas víctimas, es decir la prueba era la palabra de un prestigioso profesional de la salud.
"Hizo caso omiso de la palabra de otros dos muy prestigiosos médicos pediatras de la ciudad, que declaran que no hubo indicios de abuso en todos los años que las atendieron y uno de ellos las atendió hasta los 17 años aproximadamente. Es bien sabido que tanto el pediatra como las maestras son las primeras en detectar este tipo de problemas. Es decir que un juez hace caso omiso a pruebas de tal relevancia, valora más la opinión de una psicóloga que la prueba científica de profesionales de la salud. Increíble. Y este mismo juez es el que prejuzgó al acusado estando en período de instrucción, respondiendo que no le otorgaba la libertad, debido a que le esperaba una alta condena. Es decir violó el principio de inocencia -art. 18 de la Constitución- que dice que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. También ignoró que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, prohíbe que se dicten fallos donde justifiquen continuar con prisión preventiva por una supuesta condena a futuro, o sea el juez Javier Bottero prejuzgó".

APELACION
A CAMARA
"Es por este motivo que se lo recusó de la causa [al juez Bottero] y el juez de Cámara Dr. Matías Drivet -que debería asegurar el debido proceso- incurrió en el mismo error. Ignoró el principio de inocencia y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Es gravísimo, a mi entender, el proceder de la justicia.
"Es claro que para demostrar una violación hace falta una prueba científica, sino es palabra contra palabra y así está condenando la justicia: por relatos. Con Cámaras Gesell totalmente parciales y otras que rayan lo ilegal porque tienen 22 y 24 años y estas señoritas se expresan en las redes abiertamente, no presentan signos de discapacidad, trabajan, salen y si se analiza tanto la causa como la Cámara Gesell existen muchísimas mentiras, incongruencias… Saben algo increíble, cuando una persona es abusada, a lo largo de los años se van borrando los recuerdos, pero es sorprendente, como en esta causa, cada vez se acuerdan de más cosas… un fiasco.
"Sumado a todo esto -continúa Riberi- parece que se ocuparan de que la denunciante vaya para ejercer presión sobre el juez en cada audiencia, hay un denominador común, cuando al final se las interroga si tienen algo que decir, se expresan diciendo que si sale el acusado no vivirán en paz, cuando vivieron toda una vida con el acusado suelto y hay múltiples fotos que la justicia ignora, capturas de Facebook donde ellas decían 'te amamos tío', 'sos lo más…', hasta siendo bien grandes. También parece que organizan escraches para las audiencias a través de las redes; ¿si dicen la verdad porque necesitan escrachar?
"Yo le pregunto a los encargados de impartir justicia: ¿pueden dormir tranquilamente cuando prejuzgan, cuando no analizan las causas, cuando responden a ideologías, cuando no buscan la verdad, cuando dejan hijos sin padres, cuando destruyen familias, cuando se ensañan con personas por buscar justicia?
"Uds. tienen seres queridos y yo les aseguro que aunque Uds. a mi entender no imparten justicia, llega siempre la justicia de Dios para todos. Dios es el único Juez infalible, a veces demora, pero es contundente. Porque uno es dueño de lo que calla y víctima de lo que dice, eso dice el dicho y es real. La vida es como un círculo, todo vuelve. No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a vos. Finalmente Dios dice a través de su palabra: "Su rostro descarado, los denuncia y como Sodoma, muestran sus pecados en vez de esconderlos. ¡Ay de aquellos que han preparado su propia ruina! Digan: «Feliz el justo, porque comerá el fruto de sus obras» (Isaías 3- 9,10)".

Fuente: La Opinión

Te puede interesar