“¡¿Where is Messi?!”: el grito de guerra de los sauditas tras el golpe ante la Selección en el debut en Qatar

DEPORTES 23 de noviembre de 2022 Por None
SIGFLKDBYZFJLO5APCLOK6NGCE

Una marea verde inundó el estadio Lusail y se hizo sentir a lo largo de los eternos 90 y pico de minutos que determinaron el debut con derrota de la Selección argentina ante Arabia Saudita en el Mundial Qatar 2022. En la previa eran pura confianza; en el final un solo grito: “¡¿Where is Messi?!”.

Fueron 88.012 los espectadores que colmaron el recinto para la esperada presentación del equipo de Lionel Messi y compañía y, hay que decirlo, la gran mayoría eran unos ruidosos y enfervorizados hinchas saudíes que en la previa del partido confiaban ciegamente en el equipo que dirige el francés Hervé Renard. “Ahora amigos, pero luego del partido los veremos llorar”, dijo a TN uno de los hinchas de Arabia que llegaron en lo que parecía ser una ola infinita con todo el cotillón y hasta un caballo de Troya de utilería montado por uno de los líderes de la hinchada.

No había empezado el partido en el estadio Lusail y ya se advertía que las gargantas albicelestes deberían hacer mucha fuerza para hacerse sentir entre tantos de ellos. Ya con la pelota en juego, los cantos eran atronadores y la confianza, plena. Ni el gol de penal de Messi ni ninguno de los tres tantos anulados por el VAR los hicieron callar. Ellos creían.

Si algo quedó claro de los tantos partidos de la Selección vistos en distintos estadios de incontables países es que el mundo ama a Messi.... menos Arabia Saudita. Cada vez que Leo tocaba la pelota soltaban un “uuuuuuh” con especial dedicación y ya sobre el final directamente lo silbaban. Verlo impotente frente a la falta de juego del equipo de Lionel Scaloni era música para sus oídos ávidos de confirmar ese pálpito con el que llegaron: simple y sencillamente, ganarle a la Selección argentina y dar uno de los grandes golpes del arranque del Mundial Qatar 2022.

¡¿Where is Messi?!
Desde el 2-1 de Arabia Saudita, ellos sintieron que el golpe era posible. Y cantaban, gritaban, saltaban y no paraba de alentar. Cuando Messi la tocaba le hacían sentir su rechazo y cuando terminó el partido, el grito de guerra: “¡¿Where is Messi?!”.

Hinchas que lo personificaban e imitaban llorando, otros que simulaban buscar a Leo en sus bolsillos mientras el grupo con el que estaban se reía y festejaba. Y es que le temían al mejor del mundo, el que brilla en el PSG, el líder total de la Selección, el que incluso les hizo el gol de penal pero el mar de fondo traía otra cosa y era la confianza plena de ellos por sobre nosotros. Perdió la Argentina y el golpe es duro. Ellos lo saben y así lo hicieron sentir.

Fuente: TN

None

Redacción Deportes

Te puede interesar