Sorpresa en el mercado de los medicamentos: diferencias récord entre las marcas; cuáles fueron los que más aumentaron

ECONOMÍA Por Claudio Zlotnik*
496318

Millones de personas consumen, a diario, Omeprazol de 20 miligramos. Se trata de uno de los antiácidos de venta libre más vendidos en las farmacias. El precio de venta puede variar hasta 6,7 veces dependiendo de la marca elegida por el consumidor. La más barata, en la presentación de 30 comprimidos, cuesta $539. La más cara, nada menos que $3.595 en la misma presentación.

Así como ocurre con el Omeprazol, las diferencias de precios son notables en la lista de remedios más vendidos en la Argentina. Los laboratorios tienen distintas estrategias para sus negocios en relación a las marcas que representan. Las diferencias más grandes no se dan entre drogas novedosas sino en medicamentos clásicos, que ya llevan años -y en algunos casos- décadas en el mercado.

En otros medicamentos no hay tanta diferencia de precio, como en el caso del Omeprazol, pero también resulta notorio, aún en un proceso de alta inflación como en la Argentina. Los datos están incluidos en el último informe del Ceprofar (Centro de Profesionales Farmacéuticos).

En el caso del Ibuprofeno de 600 miligramos (venta bajo receta) por 10 comprimidos, la diferencia de precio entre la marca más cara ($853) y la más económica ($321) llega a 2,7 veces. En otra droga de las más vendidas, el Paracetamol de 500 miligramos x 30 comprimidos, la brecha entre la marca más cara y la más barata trepa a 2,4 veces ($829 versus $351). En el Enalapril de 10 miligramos x 30 comprimidos, la brecha asciende a 2,1 veces.

Cuánto aumentaron los medicamentos

De acuerdo al relevamiento del Ceprofar, los precios de los remedios se incrementaron 82,4% en promedio, entre enero y mediados de este mes. La inflación enero-octubre -medida por el Indec- fue del 76,6%. 

Lo llamativo es que los medicamentos de "venta libre" fueron los que más aumentaron de precio: un 87,4% contra 80,2% que se incrementaron los más recetados por los médicos.

El Gobierno había firmado un acuerdo con los principales laboratorios para que los medicamentos se encarecieran un punto por debajo de la inflación mensual, con lo cual no hubo un cumplimiento total, siempre según el monitoreo del Ceprofar.

El reporte no lo consigna pero, según el Indec, las ventas de medicamentos mostraron una leve alza (en cantidades) respecto del año pasado. La gran pregunta, ahora, es si esa tendencia positiva se dará vuelta en los próximos meses. Es lo que está sucediendo con el consumo masivo.

Consumo en rojo

De acuerdo a la medición de la consultora especializada Scentia, en octubre, la baja en el consumo masivo fue del 4,5% respecto al mismo mes del año pasado. Esta caída sucede a la del 0,8% de septiembre.

En el acumulado del año, el nivel de consumo sigue dando positivo -un 2,4%- pero claramente ya se hace evidente el ajuste en el bolsillo de la población, en medio de una inflación que se encamina al 100% anual.

La baja en las ventas de productos esenciales tiene un fuerte impacto social y también político. Da cuenta de la delicada situación económica, con una aceleración inflacionaria y una gran incertidumbre sobre los próximos meses.

La encuesta de Scentia -medida sobre el consumo de alimentos, bebidas, productos de limpieza e higiene personal- es la más relevante del mercado. Está focalizada en un amplio espectro: 2.800 locales de grandes cadenas de supermercados y 19.200 pequeños negocios (autoservicios y almacenes) en todo el país.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar