El tiempo - Tutiempo.net

La palabra de la verdadera Martha de “Bebé reno” sobre los 41 mil mails que le mandó a Richard Gadd

ESPECTÁCULO 11/05/2024 Julia VOSCO
1-14-oWRrIR1715369998042-1715370072

Por primera vez después del furor mundial de Bebé reno (Netflix), Fiona Harvey, la señalada como la verdadera Martha que se muestra en la serie, rompió el silencio. La mujer de 58 años dio una entrevista en la televisión británica y, durante el mano a mano con Piers Morgan, negó haberle mandado 40 mil mails a Richard Gadd, creador del show.

“En el transcurso de tu relación con Richard Gadd le enviaste 41 mails, 350 mensajes de voz, 744 tweets, 48 mensajes en Facebook y 106 cartas”, enumeró el presentador. “Eso simplemente no es cierto”, respondió tajante la señora.

Luego, amplió: “Si alguien manda esa cantidad de mails, ¿cuántos serían por día? Demasiados”. “Nada de eso es cierto. Creo que hubo un par de intercambios de mails, pero no más que eso”, sentenció.

Qué dijo Fiona Harvey sobre Richard Gadd, creador de “Bebé reno”
“Richard Gadd es psicótico y está completamente loco”, dijo. En otro pasaje de la entrevista, Harvey lanzó: “Él me pidió tener sexo”. Cuando le preguntaron sobre el primer encuentro con Gadd en el bar donde él trabajaba, indicó: “Nunca debería haber entrado ahí”. Y aclaró: “Lo vi durante dos o tres meses. Él solía trabajar durante algunos días, pero yo iba al bar en cualquier día para comer”.

Después del estreno de la serie, Harvey fue atacada en las redes y hasta recibió amenazas de muerte. “No recibí un pedido de disculpas por parte de Netflix ni de él. Para alguien que dice que siente lástima por mí... no recibí ningún pedido de disculpas”, señaló.

Además, dejó en claro que no abusó de Gadd, tal como se muestra en el show, y que tampoco estuvo presa. En otro momento, Morgan le preguntó si alguna vez estuvo enamorada de Gadd. “¿Es una pregunta en serio? No”, respondió contundente la mujer.

Sobre el final de la charla, Fiona Harvey añadió: “Me pidió que me acostara con él. Le dije que no, que no estaba interesada. Me dijo si quería que me arreglaba mis cortinas, me reí, y él me dijo que era un eufemismo. Me dijo ‘¿querés que vaya a tu casa?’ y le dije que tenía novio. Lo frené en seco”.

“No me gustan los chicos jóvenes que no tienen trabajo. Suena horrible, suena desinteresado, pero bueno”, concluyó.

 

Fuente. TN

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE