Las internas políticas complican la organización del acto para rendir homenaje a Alberto Nisman

POLÍTICA Por
La Asociación de Fiscales de la Nación, la DAIA y la AMIA decidieron no concurrir al tributo que se hará este sábado frente al teatro Colón por considerar que se transformó en una convocatoria opositora al Gobierno
WTE7RMUPR5FI5C7ZJYQQ3J7H3Q

El acto organizado para rendir tributo al fiscal federal Alberto Nisman, asesinado según la investigación de la Justicia federal horas antes de concurrir al Congreso para ratificar su denuncia por encubrimiento y traición a la patria contra Cristina Fernández de Kirchner, ciertos miembros de su gabinete nacional y dirigentes y militantes vinculados al régimen fundamentalista de Irán, quedó atrapado en una compleja trama política que protagonizan la Asociación de Fiscales, la DAIA, la AMIA y determinados referentes de Juntos por el Cambio.

La Asociación de Fiscales, liderada por Carlos Rívolo, considera que la convocatoria realizada a través de las redes sociales está direccionada para cuestionar a Alberto Fernández y su zigzag intelectual para explicar qué sucedió con Nisman. Antes de ser elegido por CFK para encabezar la fórmula del Frente de Todos, Alberto Fernández se inclinaba por la hipótesis del asesinato, y hace pocos días cuestionó la pericia de la Gendarmería y explicó que ahora lo presuponía un suicidio.

En este contexto, los organizadores del tributo a Nisman consultaron a la Asociación de Fiscales acerca de su participación en el acto frente al teatro Colón, y la respuesta de Rívolo fue negativa. “Nosotros vamos a ir al acto que organiza la familia en el cementerio de la Tablada”, confirmó Rívolo a Infobae.

Es probable que Germán Moldes –ya jubilado como fiscal de Cámara– o su colegas Carlos Stornelli o Ricardo Sáenz concurran al homenaje de su amigo asesinado antes de ratificar su denuncia por supuesto encubrimiento contra CFK y otros implicados en la elaboración y firma del Memo con Irán, pero lo harán a título personal y sin condicionar a la institución que representa a los fiscales y a los funcionarios del Ministerio Público Fiscal.

La AMIA y la DAIA protagonizaron una ardua batalla judicial para que se investigue la denuncia de Nisman. Fue dos veces rechazada in limine por el juez federal Daniel Rafecas –propuesto por Alberto Fernández para ser jefe de todos los fiscales de la Argentina–,y finalmente se logró que se abriera su instancia procesal y avanzará hasta el juicio oral contra la actual vicepresidente de la Nación y un puñado de presuntos cómplices vinculados al régimen fundamentalista de Teherán.

La comunidad judía aguarda que se inicie ese juicio oral y cree que el acto en homenaje a Nisman representa más una mirada partidaria que una convocatoria para recordar a un fiscal que fue asesinado en su casa y que aún la Justicia federal no ha podido encontrar a los autores materiales e ideológicos del hecho ocurrido el 18 de enero de 2015.

La DAIA y la AMIA consideran que Juntos por el Cambio, liderados por Patricia Bullrich y Carrió, tienen el derecho de convocar al acto. Pero se resisten a tomar posición partidaria y cuestionan el doble discurso de la líder de la Coalición Cívica (CC). Recuerdan cuando Carrió hizo lobby en el Consejo de la Magistratura a favor del juez Rafecas que debía rendir cuentas por haber amenazado al diputado Waldo Wolf. En esa oportunidad, la líder de la CC pidió bajar el juicio político a Rafecas, y logró su cometido.

Sin el apoyo institucional de los fiscales ni de las entidades más importantes de la comunidad judía, los convocantes políticos al acto debatían en las últimas horas acerca de su organización. Está previsto su comienzo para las 18:30 del sábado en la Plaza Vaticano –Cerrito y Viamonte–, y aún no se decidió si habrá o no oradores.

Las posiciones estaban divididas: una marcha silenciosa o los discursos pronunciados por un amigo fiscal de Nisman, la ex ministra Patricia Bullrich y el diputado Waldo Wolf. Bullrich y Wolf pertenecen al PRO y son los únicos que aparecen en estas horas defendiendo la causa de la muerte de Nisman –asesinato– y la necesidad de proteger los resultados de la pericia de la Gendarmería, que demuestra cómo se terminó con la vida del fiscal que investigaba el atentado terrorista a la AMIA.

Los organizadores del acto lanzaron una convocatoria a través de las redes sociales y se aguarda una concurrencia masiva. Aún no confirmaron Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y los titulares del PRO, Humberto Schiavoni, y de la Unión Cívica Radical (UCR), Alfredo Cornejo. La mayoría está de vacaciones.

Con información de www.infobae.com sobre una nota de Román Lejtman

Te puede interesar