Tras las nuevas restricciones cambiarias, economistas esperan un aumento de la brecha y menos inversiones

ECONOMÍA Por Daniel BLANCO GÓMEZ
Según especialistas el nuevo esquema anunciado por el Banco Central hará que los ahorristas se vuelquen al mercado negro con un consecuente aumento de la brecha del dólar blue respecto al oficial
HE6WVB2WN2NJS6A72UKJUWW35Q

El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, anunció esta tarde nuevas restricciones cambiarias tanto para personas físicas como para empresas. La compra de dólar ahorro tendrá a partir de mañana un recargo del 35% en concepto de retención del impuesto a las Ganancias y las operaciones con tarjetas de crédito que se realicen en el exterior también serán computadas dentro del cupo de los 200 dólares mensuales.

En ese contexto, economistas consultados por Infobae señalaron que el nuevo esquema con mayores restricciones anunciado por el Banco Central en el mercado de cambios hará que los ahorristas se vuelquen al mercado negro con un consecuente aumento de la brecha del dólar blue respecto al oficial.

Asimismo, advirtieron que las restricciones harán que ingresen menos dólares al país dados los “cambios de reglas permanentes”.

Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora Ecolatina dijo a Infobae que la medida es un intento del Gobierno por tratar de frenar lo que viene siendo una corrida cada vez más acelerada con pérdida de reservas.

“Es una bomba en el sentido de que cambias las reglas. Son muchas normas y da la sensación de que han fragmentado todo el mercado con un montón de regulaciones y restricciones. Sería más sencillo desdoblar el dólar con un cupo”, sostuvo.

Y agregó: “Lo más alarmante es que las empresas que tienen que pagar deudas pueden tener acceso para comprar el 40%. Y después tienen que usar dólares propios o restructurar, lo que no es nada sencillo”.

Para el economista, el nuevo esquema cambiario “muestra que las empresas se van porque las reglas de juego cambian todo el tiempo y es muy difícil tener perspectiva invertir y hacer negocios”.


A su turno, el titular de la Fundación Libertad y Progreso, Aldo Abram, destacó que el único camino que tenía el cepo era el de ir por más restricciones. “Dijeron que post restructuración se iban a resolver los problemas y que iba a haber una flexibilización del cepo. Estamos viendo que se está cerrando cada vez más el cepo. El problema no era la restructuración de la deuda”.

En ese marco, afirmó que “lo único que van a lograr el Gobierno con estas medidas es que lleguen menos dólares a la Argentina en concepto de inversión”.

“Cada vez más gente va a operar en el mercado ilegal. Ahí es donde mandan a la gente a comprar dólares por poner este tipo de restricciones. La gente se va proteger y va a ir al mercado negro. Los ahorristas van a sacar los depósitos de dólares de los bancos por las restricciones para operarlos”, consideró.

Para Federico Furiase, director de Ecolatina, la idea del Gobierno es no devaluar, no perder reservas y no desdoblar a costa de más restricciones cambiarias y ruido en las señales de inversión. “De corto plazo el Gobierno puede ganar tiempo en el manejo del dólar oficial y la nominalidad de muy corto plazo pero si no generan shock de confianza en el terreno fiscal y político no es sostenible esta dinámica”, alertó el economista. Y añadió que en el largo plazo no es sostenible si no hay un shock de credibilidad fiscal y un cambio en el carácter de la política.


Alejandro Bianchi, fundador de Asesor de Inversiones, dijo que de alguna forma lo que está haciendo el Banco Central es añadir un aumento implícito del 35% en el costo del dólar oficial. “Todas estas medidas entorpecen al mercado. Quien quiera dolarizarse va a tener dificultades”, planteó.

“Esto viene a cerrar la brecha que había con el dólar paralelo. Me refiero a ese 30 o 35 por ciento de diferencia que había entre el oficial y el dólar libre. Se busca equiparar los dos tipos de cambio”, opinó.

“En líneas generales es un aumento del valor del dólar implícito. Al ser una percepción de otro impuesto, es como que no es un impuesto arriba de otro. Lo que no quita que mucha gente compraba esos 200 dólares y no pagaba Ganancias ni Bienes Personales, ahora se le encarezca”, detalló.


A su turno, Gustavo Ber, economista del estudio homónimo, dijo que el Gobierno se inclinó por las nuevas restricciones ante el drenaje de reservas que se venía evidenciando y no resultaba sustentable.

“En términos generales, se inclinaron por nuevas restricciones, las cuales despertarían preocupaciones entre los inversores”, sostuvo al tiempo que agregó que esto debería reflejarse en las brechas, pero también hay nuevas normativas que afectarán la operatoria de los dólares financieros.

En tanto, el analista Amilcar Collante aseguró: “Vamos a un escenario con mayores restricciones y con una brecha que se va a ir ampliando en el corto plazo. Va a ser un mercado más restrictivo y no va a haber oferta en el blue. Hay que ver cómo ajusta el precio del mercado negro. Las expectativas se van a ajustar al dólar más alto. Un dólar de $130 sería un dólar bastante alto”, destacó.

Desde la consultora Analytica señalaron que el conjunto de normativas que presentó el BCRA, la AFIP y la CNV “agrega más incertidumbre a una situación de por si delicada”.

“Nuestra visión es que está medida sólo agravara la actual situación del mercado de cambios si no es acompañada con un programa monetario y financiero que de certezas respecto al camino a transitar hasta el acuerdo con el FMI. El gobierno hizo que pierda efecto la señal de ajuste fiscal de 3,5% del PIB que propone en el Presupuesto 2021. A su vez, plantea un interrogante sobre la factibilidad del escenario base que considero para el armado del mismo”, afirmaron.

En otro orden, señalaron que las medidas destinadas a las empresas van a presionar al alza el nivel de precios.

“Esto es porque afecta a importadores y exportadores que deben realizar operaciones financieras con el exterior, y el impacto es mayor en las que tienen que afrontar servicios de deuda en moneda extranjera. Para ellos, en la práctica, resulta una restructuración forzada o una obligación de repatriar fondos para evitar incumplimientos”, advirtieron.

Fuente: Infobae

Te puede interesar