Enrico denunciará a Peiti por falso testimonio

JUDICIALES 27 de septiembre de 2021 Por Ramiro FORTIS
208515

El senador provincial Lisandro Enrico reveló que fue involucrado por el empresario del juego ilegal, Leonardo Peiti, en la declaración judicial con la que el llamado Zar del Juego pretende obtener una reducción de su pena al señalar a tres senadores provinciales como los destinatarios de una coima suya, por 250 mil dólares.

Según los trascendidos del acuerdo entre la defensa de Peiti y el Ministerio Público de la Acusación -aún pendiente de su homologación por parte de un juez- el empresario del juego ha acusado en su declaración judicial de haber podido coimear con un cuarto de millón de dólares a esos senadores para quedarse con las apuestas legales on line en la provincia. Sin embargo, esa concesión fue otorgada por un decreto del gobernador Omar Perotti hace un año, el 21 de septiembre de 2020.

Ángelo Rossini, el abogado defensor de Peiti, dijo que la acusación involucra al senador provincial Armando Traferri (PJ-Nes-San Lorenzo) y a "dos senadores radicales del sur de la provincia".

"Hemos tomado conocimiento de que en la declaración brindada por el zar del juego clandestino en Santa Fe Leonardo Peiti ante varios fiscales, con miras a dar información para lograr un descuento de su pena, el mismo habría mencionado a otros actores políticos de la provincia, y por los dichos de su abogado Luis Rossini en un reportaje a Radio 2 el día 9 de septiembre, mi nombre es uno de los aludidos", dijo el senador Enrico al anunciar que ha tomado la decisión de denunciar penalmente a Peiti.

"Es de suma gravedad que un imputado por varios delitos deslicé que les dio dinero a senadores, y como en mi caso puntual es un disparate y un invento porque fui uno de los que denunció en la Justicia el juego clandestino, corresponde que se investiguen a fondo esas declaraciones", agregó.

De inmediato advirtió que un imputado detenido para ser un colaborador de la justicia y lograr los beneficios de la ley del arrepentido debe brindar información verdadera, o puede enfrentar una pena aún mayor por mentir. Y aseguró que eso le ocurrirá a Peiti.

"El beneficio del imputado arrepentido exige, en la Ley (27.304) que lo crea, que la declaración debe consistir en suministrar información y datos 'precisos, comprobables y verosímiles'; y al mencionarme no sólo que miente en cuanto a mí u otros senadores sino que está defraudando a la propia Justicia ya que su declaración debe ser basada en información cierta y colaborativa y no en cortinas de humo", destacó el representante por el departamento General López.

"Más aun -siguió-, la ley 27.304 del arrepentido crea un nuevo delito al incorporar el artículo 276 bis que dispone 'quien proporcione maliciosamente información falsa o datos inexactos en la declaración será pasible de la pérdida del beneficio y de una pena de 4 años de mínima y 10 de máxima'. Con lo cual anticipo que el capo del juego clandestino si declaró falsamente ante la Justicia ha cometido un delito grave que por su gravedad no es excarcelable, agravado justamente por el hecho de brindar información falsa ante las autoridades investigativas", subrayó Enrico.

 

"Ir a fondo"

El senador radical pidió que los dichos ante la justicia de Peiti "en relación a mí" deben ser "investigados a fondo" y por eso adelantó que "me voy a presentar ante la fiscalía actuante para que se llegue a fondo con lo que se menciona en torno a mí, pero no sólo ello, sino denunciar penalmente al señor Leonardo Peiti por mentir en su declaración (conf. art. 276 bis), si es cierto lo dicho por su abogado en medios de comunicación", sentenció.

"Me queda la tranquilidad -recordó Enrico- de lo que siempre hice: bajo mi firma y con mis denuncias realizadas en sede penal se investigaron una decena de casas de juego clandestino, cosa que hice y sigo haciendo con otros delitos como el narcotráfico".

Dijo que "estar en la vereda de enfrente de Leonardo Peiti o su abogado encubridor Rossini lo tomo como una buena señal de mi rumbo político, porque ellos representan la podredumbre, el delito y la corrupción de esta provincia; yo en cambio trato de representar de la mejor manera a los ciudadanos que me eligen y me dan un mandato de pelear siempre en contra de las mafias".

 

Tres causas

Contra Leonardo Peiti considerado el Zar del juego ilegal, pero también poseedor de concesiones del juego legales en Paraguay y en Formosa, existen tres causas judiciales.

Una iniciada en Rosario y otras dos en Melincué (General López) y en Rafaela (Castellanos). Su defensa busca lograr que en las dos últimas tenga los mismos beneficios que en la primera, donde logró no ir preso por señalar a los ex fiscales Patricio Serjal (ex fiscal regional, quien contaba con el segundo cargo en importancia del MPA) y Gustavo Ponce Asahad (mano derecha de Serjal) por cobrar sobornos a fin de permitir el despliegue de casinos y otros emprendimientos clandestinos a la vez que facilitar información para la continuidad de esas actividades ilegales.

En las causas del sur y del centro oeste santafesino se llega a Peiti por la investigación sobre capos locales de las apuestas ilegales. En Rafaela, el Rey del Juego era David Alejandro Perona, quien murió muy joven de coronavirus. Las investigaciones sobre Perona involucraron a una concejala del oficialismo justicialista en esa ciudad, a partir de escuchas, pero esa línea de investigación no prosperó.

Sí, en cambio los vínculos no tan nobles entre el zar y el rey de las apuestas en el departamento Castellanos. En marzo pasado fue preso Leonardo Peiti y también su hermano Esteban.

Con la detención se practicaron 24 los allanamientos y 16 de ellos tuvieron lugar en domicilios rafaelinos, otros 5 en Rosario y los restantes en las localidades de Lehmann, Ataliva, Eusebia y Carolina del departamento Castellanos.

Para entonces Peiti no estaba preso pese a que había reconocido ante la Justicia ser un capitalista del juego ilegal, en la causa en la que involucró como arrepentido a los fiscales de Rosario que fueron apartados de su cargo y fueron a prisión.

Sobre el fallecido Perona pesaba una denuncia del año 2017 ante la fiscalía a cargo del fiscal Castellanos por el manejo de casinos clandestinos, que tuvo un trámite cuestionado por los senadores justicialistas del Nuevo Espacio Santafesino (Nes) por sus demoras. Es conocido que en esa ciudad había pintadas callejeras sobre la existencia de los "Casinos Perona".

Fuente: Agenciafe

Te puede interesar