Sueldos vs. inflación, una pulseada perdida: cuánto poder adquisitivo resignarán los salarios en 2021

ECONOMÍA 14 de noviembre de 2021 Por Paula Krizanovic*
524265.jpg?7.2

El presidente Alberto Fernández cerró el jueves la campaña electoral del Frente de Todos asegurando que "la Argentina este año crecerá más del 9% anual, creó más de 200 mil empleos", que es un país donde "los salarios le están ganando a la inflación y donde las empresas invierten".

A muchos de los que escucharon el discurso que dio el mandatario en el parque Néstor Kirchner de la ciudad de Merlo, quizás les hayan hecho ruido algunas de estas declaraciones.

Minutos antes de este cierre de campaña el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) había dado a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente al pasado mes de octubre, que volvió a mostrar una suba intermensual del 3,5%, al igual que en septiembre último.

Esto quiere decir que en los últimos 12 meses medidos por el organismo oficial, la inflación creció un 52,1%, y entre enero y octubre de 2021, un 41,8%. Para los próximos meses los analistas económicos pronostican que el incremento mensual no bajará tampoco de 3 por ciento. 

Esos son los números contra los que deberían pelear los salarios de los argentinos, y no en todos los casos hubo alzas a ese nivel.

¿A qué se refería entonces Fernández? Específicamente al último relevamiento sobre salarios del INDEC: la entidad registró que los sueldos crecieron 3,2% en agosto y 4,9% en julio, cuando la variación del IPC había sido de 2,5% y 3% en esos meses respectivamente.

En el oficialismo esto se tomó como una buena noticia y anticipan que este puede ser el comienzo de un cambio de tendencia. Está por verse, y se confirmará con los sucesivos relevamientos oficiales sobre salarios. Los datos sobre la inflación ya demostraron que la baja conseguida en precios y tarifas fue efímera y ya está pisando el acelerador.

Los especialistas en compensaciones y remuneraciones en las empresas también lo vienen anticipando: el 2021 se perderán algunos puntos de poder adquisitivo incluso en el empleo privado registrado –que es el que mejores aumentos de sueldo tuvo- y en 2022 probablemente ese arrastre probablemente no se revierta.

Sueldos en detalle

Vale la pena recordar que los últimos acuerdos paritarios firmados en la Argentina –muchos de los cuales incluyen también ya los primeros meses de 2022- ascendieron a subas de entre 46% y 52% anual. 

En lo que refiere a empleados fuera de convenio, los presupuestos salariales cerrarían con entre un 43% y 44% de aumento en promedio este año, por lo que los últimos meses serán clave para definir si hay o no pérdida de poder adquisitivo o empate con la inflación.

Asimismo, se definió que las jubilaciones, pensiones y demás prestaciones sociales subirán 12,11% a partir de diciembre, acumulando en el año una suba del 52,7%, algo por encima de la inflación esperada.

Entre las consultoras privadas que operan en el país, el último relevamiento de salarios dado a conocer fue de Labor Capital Growth (LCG); corresponde al mes de septiembre 2021 y marcó un aumento intermensual del 4%.También advierte que pese a ello, en términos anuales, los salarios promedio continúan en terreno negativo, exhibiendo una caída del 0,9% real.

Matías De Luca, economista de LCG, explicó a iProfesional que "el índice general aumentó un 4% nominal en septiembre, principalmente traccionado por el sector público debido a las paritarias, lo que generó que la variación real fuera del 0,5%, aunque desaceleró -0,2pp. por respecto a agosto (la variación real de ese mes fue de 0,7%)."

Sucede que, de acuerdo al análisis de esta consultora, mientras que los sueldos los empleados registrados del sector público presentaron en agosto un crecimiento real del 3% mes a mes, motivado principalmente por los nuevos acuerdos paritarios que incorporaban un aumento total del 11%, los registrados en el sector privado tuvieron un resultado real de solo el 0,1% de alza mensual, y los empleados del sector privado no registrado presentaron una caída en términos reales del 2,6% en ese período.

"Respecto a diciembre de 2020, en términos reales, los salarios del sector privado registrado mejoraron un 3,1% y los del sector público un 5,9%, mientras que los no registrados acumulan una caída del 12%", sentenció LCG.

En resumen, "desde el máximo alcanzado en noviembre 2017, los salarios acumulan 46 meses de caída real, ostentando una pérdida del poder adquisitivo del 22% promedio. En tanto, los más afectados han sido los trabajadores informales, para los cuales la pérdida real alcanza el 35%, mientras que la misma resulta del 18% para los formales."

Para los meses que quedan de 2021 LCG estima que el piso de la inflación no bajará del 3%. La consultora espera que las últimas paritarias del año permitan en algunos sectores ver resultados positivos punta a punta respecto de los sueldos, "aunque difícilmente el salario logre ganarle en promedio a la inflación durante el año."

"Esperamos que para fin de año la media de los trabajadores registrados se ubique un 3% promedio real por debajo de lo que lo hizo durante el año 2020. Esto implicaría un cuarto año consecutivo de caída del salario real."

Consultado acerca de las expectativas del oficialismo por los mencionados datos oficiales que se obtuvieron en el segundo semestre del año, De Luca respondió que "si bien en algunos meses (del año) el salario le ganó a la inflación, no esperamos que sea una tendencia que se sostenga en el tiempo. De hecho, el promedio de los salarios creció en términos reales en agosto simplemente porque el dato de inflación fue inusualmente "bajo" (2,5% cuando viene afirmando un piso del 3% hace 13 meses)."

"Es difícil establecer si hay un cambio de tendencia porque un nuevo salto inflacionario está siempre presente como amenaza y podría echar a perder cualquier recuperación marginal que estamos viendo", afirmó.

Por otra parte, el economista advirtió que "los ajustes salariales pueden impulsar una ganancia en términos reales medido punta a punta en diciembre, pero en el promedio los salarios seguirán ostentando una pérdida del poder adquisitivo. Esto significaría un cuarto año consecutivo de caída del salario real."

¿Qué sectores le ganaron a la inflación?

Habrá, como es de esperarse, sectores en donde los aumentos de sueldo para empleados dentro y fuera de convenio superen a la inflación, incluso si mantiene la pronosticada tendencia alcista en el último trimestre.

De acuerdo a Willis Towers Watson, la industria fintech dio subas superiores al 50% anual en 2021, y muy cerca de esas empresas quedaron las entidades financieras y los bancos.

En 49% se posicionaron, según esta consultora, las firmas de Comunicaciones y entretenimientos, sobre el 48% que planificaron las del área de Construcción, Metalúrgica, Minería y Siderúrgica.

Apenas encima del 47% de aumento de sueldo para no convencionados quedó la industria Automotriz, y un punto debajo de eso estuvieron la Alta Tecnología, el Consumo y la Energía.

También se ubicarían por encima de la media, con alzas que rondan el 45% las Ciencias de la Salud Humana, la industria Química, el sector Agropecuario, la Industria, las Obras Sociales y prepagas, la Logística y los Servicios.

Estos presupuestos salariales 2021 están en su mayor parte cerrados, y las compañías ya trabajan en los de 2022. Habrá que esperar entonces para conocer la información oficial de la inflación acumulada real este año, que como dijimos, ascendió a casi 42% en 10 meses. 

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar