En qué consiste la nueva Ley de VIH que aprobó la Cámara de Diputados

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
VIH-2803

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó este jueves el proyecto que plantea una nueva Ley de VIH. Luego de varios intentos fallidos a lo largo de nueve años, la iniciativa recibió media sanción y pasó así al Senado. Con esta normativa, se busca dar una respuesta integral a personas con Virus de la Inmunodeficiencia Humana, hepatitis virales, tuberculosis y enfermedades de transmisión sexual.

Durante la sesión especial de la Cámara baja, el proyecto se aprobó con 241 votos a favor y 8 en contra. De esta manera, pasará al Senado la ley que busca además establecer el interés público en relación a la respuesta integral e intersectorial para el abordaje de estas patologías. Al tiempo que busca brindar contención e información para derribar prejuicios y situaciones de discriminación.

El proyecto de Ley fue presentado originalmente por la diputada Carolina Gaillard (Frente de Todos). Establece, entre otros puntos, la creación de un “Observatorio Nacional sobre Estigma y Discriminación”, con el fin de visibilizar, documentar y erradicar las vulneraciones a los derechos de las personas afectadas. De hecho, el debate parlamentario contó con la presencia de referentes de organizaciones LGBTIQ+.

Varios integrantes del recinto coincidieron en que “esta ley permite actualizar la Nº 23.798, que después de 30 años debe modificarse. Hablar del VIH/SIDA es hablar de una pandemia que se ha extendido por más de 40 años. Una pandemia que no siempre ha estado en el debate público”. Así lo sostuvo la socialista Mónica Fein, titular de la comisión de Acción Social y Salud.

Las claves del proyecto

“Nueva Ley VIH”, como la llamó Gaillard al presentar el proyecto en el Congreso Nacional, plantea un cambio de perspectiva y pone foco en lo social, apuntando a mejorar la calidad de vida y prevenir muertes evitables. Propone, además, que toda prueba para detectar esas patologías deberá ser voluntaria, gratuita, confidencial y universal, según lo decida la persona.

Asimismo, promueve la creación de un régimen de jubilación especial, de carácter excepcional, para quienes transiten las enfermedades de VIH y hepatitis B o C, así como una pensión no contributiva de carácter vitalicio para quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad social. De este modo, quienes acrediten al menos 10 años desde el diagnóstico de la enfermedad y 20 de aportes jubilatorios, pueden solicitar la jubilación a partir de los 50 años.

Otros de los puntos destacados es la propuesta de la capacitación, investigación, difusión de campañas masivas y la conformación de una Comisión Nacional de VIH, Hepatitis Virales, otras ITS y Tuberculosis. La misma estaría constituida de forma interministerial e intersectorial por representantes de los organismos estatales, sociedades científicas y organizaciones de la sociedad civil con trabajo en estas patologías.

Por qué es necesaria una nueva ley de VIH en Argentina

En octubre del año pasado, la Comisión de Acción Social y Salud Pública ya había tratado el proyecto de ley de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e ITS. La ley vigente en la Argentina es de 1990 y ya hubo varios intentos fallidos para la sanción de una nueva, que tenga un enfoque de género, derechos humanos y erradicación de estigma, según consignó Agencia Presentes.

Los intentos fallidos

Los primeros dos intentos de presentar el proyecto de ley de BIH fueron fallidos. En 2016, uno de ellos llegó a tener dictamen de la Comisión de Salud, pero no pudo pasar por las otras dos instancias. Mientras que en 2018, no logró dictamen en ninguna de las tres comisiones. De esta manera, crece la expectativa respecto al tercer proyecto que se presenta para tratar un tema tan delicado.

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar