Un Guzmán "empoderado" inicia un mes decisivo para el dólar y los precios: por qué el mercado está en alerta

ECONOMÍA 01 de junio de 2022 Por Claudio Zlotnik*
534470

El mes de mayo que ayer terminó resultó peor que al proyectado por Martín Guzmán: el Banco Central sólo pudo adquirir menos de la mitad de reservas en dólares que el año pasado, a pesar del incremento en las liquidaciones de divisas de las cerealeras.

A falta de una sola jornada, el BCRA embolsó u$s981 millones, menos de la mitad que en mayo del año pasado. A pesar de que las liquidaciones de los exportadores se incrementaron 10% gracias a una cosecha récord y a precios internacionales por las nubes.

Las ventas de las cerealeras se vienen desacelerando, lo que suma stress al ministro de Economía. Contra un promedio diario de u$s245 millones la semana anterior, las liquidaciones diarias de la semana pasada apenas llegaron a los u$s143 millones.

Los distintos actores de la economía están en alerta: miran con extrema atención los movimientos del Central.

Reservas del Central: ¿cuántos dólares faltan?

A la autoridad monetaria le faltan juntar u$s2.600 millones para cumplir con la meta de reservas rubricada con el Fondo Monetario. Significa que debe comprar u$s130 millones por día. Un objetivo perfectamente cumplible en otro momento, pero que bajo el contexto actual genera dudas.

Durante mayo, el dólar oficial subió 4,1% empujado por el BCRA. Por debajo de la línea de la inflación, que estará algunas décimas por encima del 5%, de acuerdo con las estimaciones de las principales consultoras.

La apuesta, está a la vista, radica en que la inflación baje a ese rango cercano al 4% a partir de junio, algo que Guzmán considera probable. No así el mercado. 

¿Dónde se ubicará Miguel Pesce? Hace unos días, el titular del Central habló de una desaceleración inflacionaria -desde el 6,7% de marzo- pero no quiso arriesgar cuál sería la velocidad de esa reducción.

Dólar: las señales del mercado

La presión oficial se traslada al mercado cambiario, donde las cotizaciones son muy sensibles a los logros (o fracasos) de la autoridad monetaria.

Las cotizaciones de los dólares libres se mantienen en un sendero tolerable, pero en los despachos oficiales empezaron a inquietarse por una corriente dolarizadora que había mermado hasta hace algunas semanas. 

Se trata de inversores, pero sobre todo de empresas, que dolarizan portafolio pero que también pugnan por entrar al mercado cambiario a través del stockeo de mercadería en el mercado oficial de cambios.

Tarjetas y gas, dólares que se van

Las compras de los argentinos en el exterior y las necesarias importaciones de gas -a precios elevadísimos por el shock de la guerra- ensombrecen las metas con el FMI.

Entre el tarjeteo por compras en el extranjero y el dólar ahorro, el BCRA tuvo que entregar u$s645 millones durante abril, de acuerdo al último registro oficial. Más de cuatro veces lo que vendió en abril del año pasado.

Las compras de energía también escalan más de las proyecciones. Claro está, dados los precios récord a nivel internacional. El mes pasado llegaron a u$s5.635 millones, un 128% por encima de los u$s2.469 millones de abril de 2021.

Está claro que a Guzmán y a Pesce lo tironean desde todos lados, y no les será fácil acumular divisas en un contexto tan adverso, ya sea por la apertura del turismo post pandemia o por las importaciones de gas.

Para peor, el turismo extranjero que ingresa al país no le deja divisas al BCRA. Con el cepo y una brecha en el 80%, los brasileños, uruguayos y chilenos ya saben que las compras deben realizarlas fuera del canal formal. Muy pocos pasan la tarjeta; la mayoría viaja con los billetes, que cambian incluso en los principales hoteles de las ciudades visitadas.

Los precios cotizan caro

El dato que le llegó al ministro de parte de consultoras privadas dan cuenta de que el nivel de inflación de ninguna manera alcanza para hablar de enfriamiento de las expectativas, que siguen desbordadas.

Las principales consultoras que miden la evolución de los precios de manera online -semana tras semana- dan cuenta de un índice que seguirá alguna décima por encima del 5% para este mes de mayo.

LCG, la consultora fundada por Martín Lousteau, y que testea el nivel de los precios de los alimentos a diario, midió que durante la última semana, la suba fue del 0,8%. En el mismo escalón que la semana previa. Para esa consultora, la inflación de mayo se acercaría al 5,5%. De  ser así, la inflación interanual ya superaría el 60%, que es el techo en el que se firmaron varias paritarias, como la de los bancarios.

La apuesta de Guzmán para la inflación

Lo que hasta hace algunas semanas parecía un escenario de catástrofe, ahora luce como el más "optimista". En el Palacio de Hacienda admiten por lo bajo que un 60% de inflación para este año se trata de un escenario aceptable. El nuevo "piso".

Para lograr ese rango, Guzmán necesita que el índice mensual desacelera rápido hacia los valores "normales". Por eso deja trascender que logrará el objetivo no más allá de agosto. Antes de que pase el invierno.

Las paritarias se están enfocando en ese rango del 60%: cualquier número de inflación por encima acarreará una pérdida del poder adquisitivo de los asalariados "en blanco".

De todas maneras, ése no sería el principal problema: lo peor es que la gran mayoría de los trabajadores no tienen paritarias y se verían imposibilitados de seguir el ritmo de esa inflación. Ni siquiera podría asegurarse de que sí lo lograrán con una del 60% anual.

La hipótesis de Guzmán y Pesce radica en que el shock de precios internacionales tenderá a diluirse con el paso de las semanas. 

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar