Protección de datos personales: ¿moda o necesidad?

NOTICIAS DE INTERES 15 de julio de 2022 Por Lucas Martínez Torres*
523717

La evolución tecnológica e informática genera cada día más una mayor preocupación por la protección de los datos personales y su resguardo legal. Vivimos en un entorno donde nos obsesionamos con capturar y almacenar información. En lo relativo a nosotros, "somos los datos que somos y los que generamos", por lo cual en los últimos años se incrementó notablemente el interés y la atención a nivel mundial respecto al tema, incluyendo la protección de datos, la normativa e incumplimientos, las violaciones y filtraciones a dichos datos, ciberataques, etc. 

¿Alguna vez pensaron qué pasaría si robaran los datos de tu negocio únicamente por diversión o con un interés económico? ¡Esto ha ocurrido con LinkedIn perjudicando a más de 700 millones de usuarios!

La acción llevada a cabo en junio de 2021 por un individuo, que se hizo llamar Tom Liner, concentró en una base los datos personales de millones de usuarios alrededor del mundo. Luego de reunir este gran volumen de información, el ejecutor la comercializó por apenas u$s5.000, un valor mínimo para una acción arriesgada y negativamente grandiosa.

En efecto, ese incidente denominado "scraping" ha generado un importante debate acerca del nivel de la protección de datos personales en las empresas, por lo que cada vez más organizaciones buscan formas de optimizar la seguridad de la información y, así, evitar que terceros utilicen los sistemas propósitos y acciones maliciosas.

Bajo esta perspectiva, una organización que no protege sus datos abre camino para que puedan ocurrir errores y deficiencias operacionales que, efectivamente, puedan afectar el desarrollo de sus actividades, así como para situaciones que pongan en riesgo su reputación.

Protección de datos: qué pasa en la Argentina

Ahora bien, ¿cómo se regula protección de datos en nuestro país? Desde el año 2000, la Argentina cuenta con la ley de protección de datos personales nro. 25.326. Asimismo, suscribió al Convenio 108, e incluso al 108+ en septiembre de 2019, mediante el cual se actualizó el primero, ajustándolo a las nuevas realidades y avances tecnológicos, así como a las provisiones del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea, vigente desde mayo del 2018.

Pareciera que por el conjunto normativo se le da cierta importancia a la temática de protección de datos en Argentina, pero la realidad es que la ley 25.326 quedó desactualizada. No sólo respecto a los valores de las sanciones previstas, que perdieron fuerza con el transcurso de los años –por la correspondiente depreciación del peso argentino y el contexto inflacionario del país-, sino también porque el avance tecnológico, capacidades de procesamiento, aplicación de inteligencia artificial y automatización -entre otros factores-, no estaban contemplados con ese nivel de desarrollo.

Esto ha generado que muchas empresas argentinas no le den la importancia que amerita la seguridad y protección de los datos personales que recolectan y/o procesan, considerando los nuevos riesgos que surgieron de la mano del avance tecnológico. Ese modo de abordar el tema, a nuestro criterio, dista significativamente de la realidad.

La protección de datos personales y correspondientes medidas preventivas de seguridad y protección son temas que afectan y competen a todos, tanto en países de Latinoamérica como en el mundo. La tecnología avanza y evoluciona con mayor velocidad con la que los distintos reguladores llegan a sancionar normativas para darles un encuadre legal. Por ello, siempre se debe buscar estar lo más preparado posible ante cualquier riesgo o brecha de seguridad.

La necesidad de adecuarse y tomar las medidas correspondientes para darles protección a los datos resulta indispensable y prioritaria en cualquier negocio que busque mantenerse o expandirse. La implementación de sistemas y políticas de privacidad en conformidad con la normativa local y contemplando los estándares internacionales como la RGPD, se convirtieron en un requisito indispensable para poder contratar/negociar o generar la confianza para entablar una relación comercial con empresas multinacionales que ya velan por la protección de los datos personales. Incluso los propios particulares comienzan a tomar mayor entendimiento de sus derechos con relación a sus datos personales, pretendiendo que sean protegidos y respetados.

La protección de datos no es un tema de moda en la Argentina, sino que, por el contrario, y aun con una legislación desactualizada, este tema debe estar en la agenda de las empresas de nuestro país. Es necesario estar un paso adelante para proteger los datos con los que se trabajan, minimizar riesgos y evitar exposiciones.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar