Extraño paso de Sabag Montiel y Brenda Uliarte por un local de comidas antes del ataque a CFK

JUDICIALES 08 de septiembre de 2022 Por Facundo CHAVES
E6V6BGQQZNE3ZEO6L3WRO5PXQA

El misterio en torno a Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte sumó un nuevo capítulo. Horas antes de gatillar una pistola cargada en la cara de Cristina Kirchner, el agresor y su pareja estuvieron juntos en un local de comidas rápidas del centro de Quilmes, donde realizaron una maniobra que llamó la atención de los investigadores.

Las cámaras de seguridad del local de la peatonal Rivadavia captaron a la pareja ingresar pocos minutos después de las 16, más de cuatro horas antes del intento de magnicidio. Ambos estaban vestidos con la misma indumentaria con la que luego serían captados por las filmaciones en Juncal y Uruguay, tras el atentado contra la vida de la Vicepresidenta. En el video de vigilancia, que fue analizado por los investigadores, apareció la famosa bolsa blanca que llevaba la joven cuando pasó detrás del tumulto que se llevaba al agresor. Pero con una diferencia: la cargaba Sabag Montiel.

El joven que intentó disparar con una Bersa en la cabeza de la Vicepresidenta ingresó a ese local con la misma campera, el pasamontañas negro y el barbijo que tenía puestos cuando apuntó su arma y fue reducido después por un grupo de militantes kirchneristas, que se lo llevaron a los empujones y golpes de ese lugar. Además de la bolsa blanca, llevaba en sus manos un paraguas, el mismo que tendría horas más tarde Uliarte.

Brenda también fue captada con la misma vestimenta: la filmación de seguridad del local de comidas rápidas la muestran con el pantalón oscuro, la campera símil cuero de color negro y la remera larga tipo animal print de colores negro y gris. Iba también con el mismo rodete en el cabello, la mochila oscura y las zapatillas blancas que llevaba puestas el día que la detuvieron. Estaba igual que cuando fue captada por las filmaciones caseras mientras escapaba de la escena del crimen, el jueves pasado.

Según pudo saber Infobae, las imágenes de videovigilancia fueron peritadas por la Policía Federal. El trabajo confirmó que ambos primero estuvieron en ese local de Quilmes. Desde allí caminaron hasta la estación, se tomaron el tren, bajaron en Constitución, subieron a un colectivo y llegaron más tarde y a pie hasta la puerta del edificio de CFK, donde protagonizaron el hecho por el cual ahora están detenidos y afrontando una causa por tentativa de homicidio.

Un papel en el piso

Pero lo que más llamó la atención de los investigadores fue un movimiento extraño que se produjo en los pocos minutos en los que estuvieron Sabag Montiel y Uliarte dentro del McDonald’s. Según pudo saber Infobae de fuentes con acceso a la causa, la joven de 23 años recogió del piso un papel que tiró una mujer que estaba en una de las mesas cercanas a la puerta del local, lo leyó y se lo entregó a su novio.

De acuerdo con las imágenes de la filmación, Sabag Montiel tomó ese papel de pequeñas dimensiones, lo leyó y después lo tiró en un tacho de basura del local de McDonald’s. Después de esa maniobra que llamó la atención de los investigadores, los dos partieron en dirección a la estación de tren del ferrocarril Roca.

Los investigadores por ahora prefieren no especular sobre el mensaje que pudieron haber visto Sabag Montiel y Uliarte, pero empezaron a rastrear a la mujer que estaba en la mesa desde donde cayó al piso ese trozo de papel. De su identidad aún no se puedo avanzar, más allá de lo que mostraron las imágenes de las cámaras de seguridad: se trata de una mujer de mediana edad y cabello oscuro que al momento del extraño episodio estaba con un teléfono celular en la mano y bebía una infusión.

La investigación

La principal preocupación de los investigadores que siguen el rastro de la pareja y el derrotero previo a la criminal agresión a la vicepresidenta es determinar si efectivamente se trata de dos “lobos solitarios” que actuaron sin más soporte que su precariedad y torpeza o si en cambio pertenecen a una organización que los trasciende y que buscó concretar un crimen político de imprevisibles consecuencias.

En simultáneo que trascendió el resultado de la investigación sobre las cámaras del McDonald’s, por pedido del fiscal Rívolo y con aval de la jueza Capuchetti se concretó un nuevo allanamiento en la casa que ambos alquilaban.. El procedimiento se llevó adelante en un monoambiente de la calle Uriburu a 700, de Villa Zagala, en San Martín. Es el lugar que Sabag Montiel alquilaba desde hacía ocho meses, luego de haber puesto él en alquiler la propiedad de su madre fallecida, en el barrio porteño de Villa del Parque. Ese alquiler era su principal fuente de ingresos.

Fuente: Infobae

Te puede interesar