"Se desconocieron"

RAFAELA 20 de septiembre de 2022 Por R24N
V6JE7EAFDNGI7ER6DTSJEM6TAY

El Decreto con la anulación del vínculo fue firmado el 13 de setiembre pasado, y publicado tres días después en el Boletín Oficial municipal. En abril de 2021, se llamó a Licitación Pública para la provisión de materiales, mano de obra y equipos para la ejecución de la obra Plan de Ciclovías y Ciclocarriles, en el marco del Programa Argentina Hace II (de infraestructura de ejecución rápida con mano de obra local), que financia el Ministerio de Obras Públicas de la Nación.
El concurso de precios se lo adjudicó la firma Trulli Construcciones SRL, suscribiendo el respectivo contrato en el 27 de agosto de 2021. El proyecto global incluía la construcción de más de 5 kilómetros y buscaba conectar, de manera integral, a los distintos barrios de la ciudad, enfatizando el uso de la bicicleta como modo de transporte sustentable.
En el inicio de setiembre del año anterior arrancó la primera etapa, que comprendía la ciclovía que acompaña a la traza de Estanislao del Campo, desde la rotonda de Yrigoyen hasta la Ruta Nacional 34 (1840 metros). Entre la rotonda y calle Vieytes se conformará una ciclovía paralela a la existente, en tanto que desde Vieytes hasta la Ruta 34 se tenía que demoler la existente para hacerla más ancha.
Luego, se continuaría por Bulevar Yrigoyen desde calle 12 de Octubre hasta la rotonda de calle Fader (650 metros de extensión), por cantero central.
Finalmente, se debía completar esta etapa del proyecto en bulevar Roca, entre Ayacucho y Antonio Podio / calle 500 millas (1317 metros), por cantero central.
Más tarde, por otra licitación se procedería a demarcación y delimitación de las cintas de hormigón construidas. Pero los trabajos quedaron a mitad de camino con la paralización total de las obras en los primeros días de junio pasado.

RESEÑA DE INCUMPLIMIENTOS


En el Decreto de desadjudicación se indica que “iniciados los trabajos, la Dirección de lnspecciones de Obras Públicas de la Municipalidad constató diferentes irregularidades en la ejecución de la obra, emitiéndose al efecto las Actas de Constatación y las Órdenes de Servicio correspondientes”
Se agrega que “no solo se constataron deficiencias en la ejecución de los trabajos, sino también en la presentación de la documentación exigida en los Pliegos del llamado a Licitación, motivo por el cual en fecha 21 de octubre de 2021 se dispuso la suspensión de la obra, hasta tanto la Contratista regularice la situación, la que fue salvada y permitió que las labores se reanuden el 8 de noviembre de 2021, con la novedad que “la Contratista dispuso el reemplazo del personal de la obra, motivo por el cual se le solicitó, con fecha 5 de mayo del corriente año, que se actualice y entregue a la Inspección Municipal, la nómina del personal asegurado con que contaba en ese momento.
El requerimiento no fue cumplimentado, ni respondido y le fue reiterado el 6 de junio de 2022, solicitando además, copia de los recibos de haberes del personal. Ese mismo día, una inspección constató que, tres días atrás, la obra se había paralizado completamente, en virtud de la ausencia total del personal contratado. En la misma jornada se decidió emplazar a la constructora para que en el término de 48 horas proceda a “la limpieza gruesa y fina y trabajos de completamiento de las obras”, pero esta Orden de Servicio no pudo ser entregada al Responsable Técnico, debido a que el mismo no se encontraba en la obra y no pudo ser localizado por la Inspección Municipal.
Posteriormente, la Dirección de Inspecciones de Obras Públicas confirmó que la obra seguía paralizada “por ausencia del personal en ella, que presentaba un atraso del 30%, y que el ritmo de los trabajos no se ajusta al cronograma de tareas y curva de inversión que en su momento presentara la Contratista, no siendo posible la terminación de la obra dentro del plazo estipulado”.
A mitad de junio, la Fiscalía Municipal intimó a la firma Trulli Construcciones S.R.L. para que en el plazo perentorio e improrrogable de 20 días corridos de su recepción, ejecute en forma íntegra la totalidad de las tareas y trabajos y presente la documentación que le fueren oportunamente requeridos por la Inspección Municipal de Obras bajo apercibimiento de disponer la inmediata paralización de la obra y de rescindir el contrato.
Lo que siguió fue el corte del pago de las facturas a la Contratista por parte de la Dirección de Compras, por no haber acompañado la documentación exigida en relación a las obligaciones fiscales y laborales de los trabajadores de la empresa.
La intimación a Trulli Construcciones para reiniciar los trabajos fue emitida nuevamente el 25 de agosto, esta vez enviada por Correo Argentino, otorgándole 48 horas para cumplimentar lo requerido, pero transcurrido el plazo, la Contratista no dio cumplimiento a lo solicitado.
Finalmente, el Intendente Luis Castellano firmó el Decreto que dispone “la desadjudicación de la obra”, la “ejecución de la garantía de cumplimiento de contrato constituido por la firma Trulli Construcciones SRL” e instruye a la Fiscalía Municipal al inicio de las acciones legales conducentes a tales fines, así como toda otra que pudiere derivarse de la responsabilidad de la contratista”.

Fuente: La Opinión

Te puede interesar