La indignante pobreza que vive Argentina tiene responsables con nombre y apellido

OPINIÓN 29 de septiembre de 2022 Por Carlos ZIMERMAN
108E5CD0-B0B6-4ED1-AA1B-45DF727C2ADA

Argentina tiene más de 17 millones de pobres, casi un 40% de la población total. Un país que tiene todo para ser todo lo contrario, está sumido en una pobreza vergonzante e inaceptable. Esta situación es responsabilidad exclusiva de toda la clase política, sin excepción alguna. 
Los políticos Argentinos sin distinción de banderías son unos sinvergüenzas y delincuentes, que no merecen ni el voto ni el respeto de la población.

A lo largo de estos casi 40 años de democracia se robaron literalmente todo y lo único que buscaron fue que la política le solucione los problemas a ellos en vez de ser al revés.

Que nadie se rasgue las vestiduras y pretenda evitar responsabilidades, por que de los políticos actuales, ninguno puede decir que no tiene parte de culpa de esta situación indignante que vive una nación que tiene todo para que sus habitantes tengan una buena vida y hasta una holgura económica similar a la que poseen los que habitan en los países del primer mundo.

También los ciudadanos somos culpables de esta situación cuando votamos a los mismos que descaradamente nos roban y nos sumen en las crisis más atroces e impensadas.

Es necesario que alguna vez aprendamos la lección y seamos implacables al momento del voto, como lo son los que no se les cae la cara de vergüenza por hacemos vivir en una situación de pobreza inimaginable.

Argentina es un país que ni a propósito puede estar como hoy marcan los índices de pobreza.

Estos políticos que arrasan con todo deben ser castigados de la manera que la democracia establece para los ineptos y corruptos.

Debemos promover una nueva clase dirigente, honesta por sobre todas las cosas. 
Llegó la hora de decir basta, llegó la hora de castigar a los corruptos, llegó la hora de hacer un país mejor.

Ninguno de nuestros políticos se salva, son todos iguales y solo un cambio de 180 grados nos va a permitir vivir el país que nos merecemos.

Basta de corruptos, basta de inútiles, basta de zorros con piel de cordero. Argentina no puede tener 17 millones de pobres, es una afrenta hacia nuestros grandes muertos que soñaron y trabajaron para dejarnos un país próspero. Por el contrario, los que los sucedieron, hicieron todo lo posible para destruir una de las naciones más ricas del mundo.

Seguramente que el peronismo es uno de los grandes culpables de esta situación, pero los otros partidos no le van en zaga y son también responsables. 

La indignante pobreza que vive Argentina tiene responsables con nombre y apellido, esos son los políticos que nos gobiernan desde hace más de 40 años.

Debemos decir basta de una vez, debemos trabajar para tener un país mejor y que los ladrones y delincuentes que hoy nos gobiernan vayan al único lugar en donde pueden estar los infames traidores a la patria: a la cárcel.

Te puede interesar